Tú eres el único responsable de hacer que las cosas sucedan, y no ella (ni el destino)

Este es un tema que a lo largo de la vida del blog ya habíamos tocado en diferentes ocasiones por activa y por pasiva, pero que hasta ahora no le habíamos dedicado su propio artículo, y considero que ya es hora.

Y ya es hora porque es un tema que veo que para muchos hombres nuevos en la Red Pill no parece tan evidente como pensábamos, y conviene tenerlo muy claro de inicio para poder actuar en consecuencia.

Vamos a empezar por el principio…

La sociedad te ha mentido (también en esto)

La sociedad te ha mentido desde siempre, y aunque quizás en el siglo pasado algunas mentiras tuvieran buenas intenciones, las mentiras del postmodernismo no tienen como objetivo nada bueno.

Las mentiras del postmodernismo tienen como objetivo acabar con las relaciones sanas entre hombres y mujeres y alimentar la guerra de sexos, así que atento.

Porque mientras que el postmodernismo te dice que a las mujeres les flipan los hombres femeninos, que muestran sus sentimientos, lloran a todas horas y que además, están muy de acuerdo con sus ideas políticas, ¿qué crees que está pasando en el mundo real?

Pues que nunca en la historia de la humanidad las mujeres habían sentido tanta atracción por los hombres MASCULINOS (sin que importe a quien voten o dejen de votar).

Y otra mentira muy buena es que, como en teoría vivimos en la era de la “igualdad”, ahora son ellas las que van a tomar la iniciativa y te van a invitar a salir, irán a por el beso e incluso serán las que directamente te pregunten si quieres follar. Básicamente, el postmodernismo te dice que debes esperar a que sea ella la que lo haga todo porque si lo haces tú, te arriesgas a ya sabes qué (ejem ejem).

¿Y cuál es la realidad?

Pues la realidad es que es cierto que en muchas cosas las mujeres están tomando la iniciativa ahora más que nunca, pero un dato importante que no te dicen es que las mujeres SOLO toman la iniciativa con hombres que físicamente están en el top- 20%.

O sea, que si tú eres un hombre de físico promedio o del montón, ya puedes esperar sentado, porque ninguna mujer de un estado postmodernista (como España) va a tomar la iniciativa contigo en la vida.

Tú eres el único responsable de hacer que una mujer se sienta atraída por ti y también eres el único responsable de hacer que las cosas sucedan, y si eres nuevo por aquí, salvo que tengas mucha (muchísima) suerte, hasta que no entiendas esto no vas a poder volver a ligar, o no al menos de manera sólida.

Para explicarte a qué me refiero, voy a contarte una pequeña historia.

Lo que pasó cuando conocí a Elena

Conocí a Elena al poco de llegar a Madrid, sería el año 2009 o principios del 2010 más o menos. Tengo que remontarme a una historia tan lejana porque, por suerte, hay lecciones que aprendí hace ya mucho tiempo.

Por aquel entonces yo ya había leído mucho sobre seducción clásica, la de ligar abordando en frío en discotecas, pero todavía no tenía demasiada práctica, y mucho menos en primeras citas. La conocí en la discoteca Keeper, y todo pareció haber ido genial, no la besé esa misma noche porque estaba con una amiga, pero sí me dio su número de teléfono para quedar otro día, así que perfecto.

Unos días más tarde le propuse una cita y ella aceptó, habíamos quedado esa misma noche a las 21:00, ya iba a estar oscuro, lo cual ya sabrás que favorece a la seducción, y yo que ya conocía el concepto de multicita, preparé una cita en la que íbamos a ir a tres locales diferentes en los que le iba a hacer sentir todo tipo de emociones.

Pero llegó el momento del encuentro inicial y, nada más vernos, ella me dijo que quería llevarme a un sitio que le habían recomendado. Y yo, que ya entonces sabía muy bien lo importante que era que yo liderara la cita y que eligiera locales favorables para la seducción, me hice caquita en los pantalones y le dije que ok, que iríamos a dónde ella dijera…

Grave error.

Elena me llevó a una pastelería que tenía unas tartas buenísimas, un local que está de puta madre para ir con tu novia o con una chica con la que ya has ligado, pero que desde luego, no es el mejor sitio para hacer seducción.

Nos pusieron en una mesita debajo de unos focos de luz blanca que casi me dejan ciego, sentados uno enfrente del otro, como si fuera una cita de First Dates, y nos sirvieron varios pedazos de tarta para que nos pusiéramos como el kiko. Mientras nos inflábamos a tartaza, tuvimos la conversación más family friendly que se pueda tener con una chica. Solo hablamos sobre estudios, trabajo, gustos y aficiones, nada más.

Si se te ocurre una forma más efectiva de meterte en la zona de los amigos, cuéntamela, porque a mí no se me ocurre.

Cuando salimos de la pastelería le dije a Elena que si le apetecía tomar una cerveza antes de irnos a casa, y ella me dijo que sí. Pensé que después de todo, quizás tuviera oportunidad de enderezar la cosa.

Pero no, en el bar Elena aprovechó para soltarme toda su basura emocional, contándome que había estado saliendo con un chico que se había comportado como un cabrón, que lo había pasado muy mal con él y que por eso, ahora quería estar sola. Joder, me estaba friendzoneando a la cara.

Después del bar la acompañé al metro y en las escaleras, donde nos paramos para despedirnos, intenté besarla. La pobre casi se rompe el cuello de la cobra que me tuvo que hacer, y me dijo que ya lo habíamos hablado antes, que en ese momento de su vida quería estar sola, solo quería hacer nuevos amigos. Me despedí de ella y me fui para casa muy jodido, pero lo peor todavía estaba por llegar.

Días más tarde coincidimos en la discoteca en la que yo estaba trabajando, ella fue con otro tío, su nuevo novio, un tío que sí supo cómo hacer que las cosas sucedieran.

Ni la atracción sucede porque sí, ni ella tomará la iniciativa contigo, asúmelo YA

Todavía hoy recibimos muchos emails con historias similares a la mía, historias en las que hombres que descubren nuestro blog nos cuentan que conocieron a una chica, la cual parecía estar muy interesada en ellos, que quedaron con ella y que pareció que la cita fue muy bien, pero que luego, una vez se despidieron, ella jamás quiso volver a quedar.

Entonces yo les pregunto, ¿hubo beso o sexo en esa cita? Y ellos siempre me dicen que NO, a lo que yo respondo preguntando, ¿entonces por qué dices que la cita fue tan bien? Y ellos me dicen, porque ella se lo pasó muy bien y hubo muchas risas.

Y yo les pregunto, ¿por qué no la besaste entonces? Y ellos me dicen que la razón fue que simplemente no surgió, que no era el momento, o que ella no parecía ser “de esas”.

Ya es hora de entender que si eres un hombre promedio o del montón como yo, o sea, un hombre que no puede gustar por su físico a primera vista, la atracción no sucede porque sí, sino que hay que crearla.

Y no solo eso, sino que las cosas tampoco “surgen” por sí solas, sino que eres tú el que tiene que hacer que surjan, porque si eres un hombre que no es top, ella jamás va a tomar la iniciativa. Y que sepas que tampoco hay una fuerza divina (llámalo el destino o llámalo como quieras) que os empuja a los dos a besaros, sino que es uno de los dos el que tiene que ir a por ello, y si ella no lo va a hacer porque no destacas por tu físico, vas a tener que ser TÚ.

Por lo tanto, es 100% responsabilidad tuya, tanto hacer que ella se sienta atraída por ti, como hacer que surjan el beso (o el sexo), y si no eres capaz de hacer ninguna de estas dos cosas, también es 100% seguro que NO sucederán.

Tienes que saber que la cita First Dates no crea ningún tipo de atracción, ¿no has visto el programa? Eso de sentarte a comer uno enfrente del otro y hablar de gustos en común, por mucho que ella pase un momento agradable, no crea ningún tipo de atracción. Como mucho, te llevarás el «me gustaría tener una segunda cita pero solo como amigos«.

Este tipo de cita solo puede acabar bien si ya le gustabas mucho por tu físico desde el inicio.

Pero si no eres un guaperas, lo que hace que ellas se sientan atraídas por ti es una actitud de estatus, la escalada física, hablar de temas emocionales y sexuales, ir a por el beso (como mínimo), y en definitiva, que les demuestres que eres un hombre con experiencia y que sabes cómo hacer que las cosas sucedan.

Tengo la certeza de que si en mi cita con Elena hubiera hecho las cosas de la manera correcta habría habido un final feliz para los dos. Y no solo lo sé porque lo de que quería estar sola, al aparecer a los pocos días con otro tío quedó demostrado que era bullshit. Sino que también, porque nos conocimos en una discoteca y ella me dio su teléfono para tener una cita otro día.

Nadie va a una discoteca a hacer amigos, ni ahora ni nunca. A las discoteca se va a ligar y más todavía si son para gente menor de 30 años. A ella le gustó mi actitud en la discoteca y quiso ver si podía gustarle, y ya en la cita, yo le demostré que era un pringao.

Fue una gran oportunidad perdida, porque esa chica me gustaba mucho, pero también una gran lección aprendida, y es que, como te decía, me tengo que remontar a una historia tan lejana porque esto ya no me volvió a suceder nunca más.

Así que antes de terminar, voy a repetirlo una última vez más, para que te quede cristalino: Si eres un hombre de físico promedio o del montón, TÚ eres el responsable de hacer que ella se sienta atraída por ti, y TÚ eres el responsable de hacer que las cosas sucedan.

Y si no eres capaz de hacer ninguna de las dos cosas, no sucederán.

Es así de simple.

Y por si eres nuevo por aquí, que sepas que hemos escrito una guía paso a paso para ayudarte a hacer ambas cosas, se llama:

La guía definitiva para una primera cita perfecta.

¡Un saludo y buen finde!
Carlos Montoro

Top 3 artículos recomendados

33 comentarios en «Tú eres el único responsable de hacer que las cosas sucedan, y no ella (ni el destino)»

  1. Carlos, tienes entonces una fiabilidad del 100%? Lo digo pq si dices que esa fue la ultima vez que «fallaste» en una cita, eso significa que todas (o el 99%) las citas que has tenido desde entonces han acabado en sexo? Si realmente es así, es algo realmente brutal… creo que las enseñanzas de este blog se deberían de estudiar como obligatorias en las escuelas, institutos y universidades, obviamente solo para los chicos promedios, los guaperas y las chicas a lo suyo, y nosotros en una clase obligatoria con profesores redpillianos.

    Cuanto daño ha hecho Hollywood, disney, el postmodernismo y la bluepill… exactisimo todo lo q tu dices… ahora me doy contra la pared de rabia pq esa actitud de «ei, la cita está llendo genial, muchas risas y buen rollito, mejor no voy a x el beso que sino la fastidiaré» y después ya no volvía a saber nada de la chica…

    tb es un gravisimo error creer que la actitud family friendly creará atracción… MENTIRA… creará un ambiente relajado, amable, divertido pq no, pero nada que ver… además si no eres un amigo, o compañero de trabajo o algo asi, sino que tu intención es tener sexo, pq el sexo es maravilloso y una necesidad enorme en el hombre, pues hay que saber cómo hacer las cosas.

    Joder, es como cocinar… para hacer cualquier plato tiene unos ingredientes, se necesita que si aceite, sal, primero esto, luego lo otro, ahora añades tal cosa, ahora dejas enfriar… y tb con todo, desde conducir, a hacer un ejercicio correctamente en el gimnasio… pero ya sabemos que la sociedad quiere a los hombres por debajo del 8 engañados…

    Sois los Einsteins/Rafa Nadal/Nacho Vidal/Messi de la seducción tio… pq? pq lo hacéis SIENDO PROMEDIOS, pq para mi todos los seductores guaperas de España, no tienen ningún mérito…

    Responder
    • Pues no, no tengo una fiabilidad del 100%, porque aunque lo hagamos todo perfecto, no todo depende de nosotros. Siempre habrá veces que a la chica no le hayas cuadrado nada de inicio y se haya quedado a tomar algo contigo por educación, y en esos casos, por muy bien que lo hagas, dará igual.

      Ahora bien, sí que es cierto que el porcentaje de éxito es muy alto, por lo que ya hemos hablado desde el inicio de este blog. En la era del postmodernismo conseguir citas está en nivel más legendario que nunca, pero hacer que las cosas sucedan en la primera cita, haciendo las cosas de la manera correcta (como en el libro), nunca había sido tan fácil.

      La cita con Elena es la última que recuerdo en la que no hice lo básico para tratar de hacer que las cosas sucedieran.

      Y no somos nada especiales, conocemos a un montón de tíos como nosotros que hacen lo mismo que nosotros, lo único que necesita un promedio para tener una vida sentimental y sexual activa es buena información y motivación.

      Responder
    • Como guaperas, me opongo a este comentario (en lo de que los guaperas a lo nuestro) xD

      Incluso si atraes por tu físico, hay un límite de errores que puedes cometer y a algunos la sociedad nos comió mucho la cabeza.

      Responder
      • Eso es cierto, hasta los hombres del top-20% tienen un límite de errores que se pueden cometer, y esto dependerá de varios factores, como por ejemplo, la belleza y juventud de la chica.

        Por nuestros talleres han pasado muchos guaperas que no tenían ningún problema para ligar o conseguir sexo casual, pero que no eran capaces de conseguir nada con chicas de su liga.

        Y añadiría también que es mucho mejor que los guaperas aprendan seducción si su objetivo es jugar en su liga, porque eso nos quita competencia a los que jugamos en ligas más bajas. Aquí el que molesta es el guaperas del +1 diario.

        Responder
  2. Totalmente cierto, es una verdad absoluta… un teorema que hay que asimilar SÍ o SÍ.

    Yo todo esto lo tuve muy claro de adolescente. A los doce años ya en el instituo, me llamaba mucho la atención el hecho de que las tías recibieran muchísimas flores en San Valentín. En cambio, los chicos, sólo muy pocos podían presumir de flores … ¡y qué curioso que siempre eran los guaperas los afortunados! Conforme van pasando los años te das cuenta de que si quieres «besar» o «mojar» como no tomes la iniciativa y hagas que suceda, no va a suceder en tu vida. Y ahora que pienso, había algunas, que ni siquiera se dignaban a hablarte si no eras un guaperas XD

    Pero claro, en la vida todo tiene sus pros y contras. Aprender a hacer que las cosas sucedan no sólo es válido para la seducción, es algo que va más allá y tiene efectos positivos en varias eferas de nuestras vidas.

    Sinceramente, jamás he acabado ligando con una tía a iniciativa de ella (salvo en contadas ocasiones en discotecas bailando). Siempre me ha tocado a mí dar el primer paso.

    En cuanto a la experiencia con Elena el error es obvio cuando uno lo analiza desde una perspectiva Redpiller. Lo bueno de fracasar es que nos llevabamos una lección importante… :) En estos momentos de mi vida tengo claro que YO soy el que decide lugar, fecha y hora para la cita. Incluso en aquellos casos cuando estoy de viaje y me quieren enseñar la ciudad y tal… Pero claro, aprendí a base de tropiezos y fracasos monumentales XDDDD

    P.D: Carlos, no me queda claro si el tipo con el que la viste en la discoteca era un guaperas o no… Por el contexto entiendo que no.

    Saludos a todos.

    Responder
    • En mi instituto había todos los años un buzón de San Valentin en el que la gente metía cartas durante una semana y luego, en el día de San Valentín se repartían. Recuerdo al Carlos Montoro de 16 años ilusionarse con ese día, pensando que la chica que le gustaba le enviaría una carta de amor, xD. Nunca me llegó ninguna, ni de la chica que me gustaba ni de ninguna otra. Solo los guapetes de la clase recibían cartas.

      Y sobre el tema de Elena, quizás un blue piller podría pensar que ella tomó la iniciativa al ser ella la que eligió el lugar, pero claro, el tema está en que no tomó la iniciativa para hacer que las cosas sucedieran, sino que la tomó para satisfacer su antojo de clavarse unas tartazas.

      Tomar la iniciativa es liderar para hacer que las cosas sucedan, y como digo en el texto, si eres un hombre promedio o del montón, siempre será tu trabajo hacerlo.

      Y el tipo al que vi en la discoteca no era un guaperas, eso fue lo que más dolió.

      Responder
  3. Las viejas historias de cobras y friendzones….Cómo jode acordarse de las de cada uno,pero vistas desde la perspectiva de ahora te ries.
    Yo tuve una muy parecida,decia que no queria estar con nadie pero cada noche que salíamos (estaba en mi grupo de amigos,encima) se liaba con uno nuevo…A cual más chungo.
    El caso es que a la semana de su último rechazo,hice que todo sucediese con otra chica que me había venido a pedir fuego….Y fue mi novia 3 años,encima ella bastante más joven que yo y más atractiva que la «solamigueadora».
    Decir que yo en aquellos tiempos no tenía ni la más remota idea de que existiese la Seducción,si no el cuento habria sido muy distinto.

    Responder
    • Yo creo que lo de no quiero estar con nadie era algo que decían antes cuando les dabas lástima. Como la verdad suena demasiado dolorosa, era mejor decir eso. Hoy serían más sinceras, supongo.

      Y yo también tuve algunos destellos antes de descubrir la seducción, muy pocos la verdad, pero bueno, algo hubo. Lo que no entiendo es por qué me costó tanto entender el funcionamiento de la atracción.

      Responder
      • Lo teníamos ante las narices:Si sólo se liaban con chungos,igual el truco sería portarse como los chungos…Pero la puta manipulación mental del buen (beta) chico rollo Disney no nos dejaba verlo.
        Si hubiese descubierto todo esto con 14 años hoy seria….buffff.

        Responder
        • A mí lo que me pasó es que un par de veces o tres estuve lo suficientemente borracho como para ir a por el beso sin que me importara qué pudiera suceder, y siempre fue bien.

          ¿Por qué no lo hice más veces? Pues lo pienso ahora, y no entiendo de dónde surgió ese miedo atroz al rechazo.

          Responder
  4. Muy buen artículo Carlos, me ha gustado mucho tu historia con Elena.

    Esos años, hoy en día, parecen otro mundo de lo que es ahora.

    Tu historia me recuerda a cuando conocí a mi ex (con la cual estuve de novio durante poco más de una década), recién hubo beso finalizando la segunda cita.

    Pero era el año 2007, la prehistoria jeje.

    Hoy en día no creo que hubiese habido segunda cita, además en ese momento considero que ella jugaba en una liga superior, siendo yo, promedio tirando a bajo en ese entonces.

    La verdad, no sé qué me vio, y eso que además cometí varios errores de estatus que hoy día me hubiesen dejado fuera de juego.

    Puede que haya sido pura suerte lo mío porque en ese momento ella había salido hace poco de una relación traumática con una cabrón y justo la pillé en un momento de baja autoestima.

    Saludos!

    Responder
    • Estaba pensando en hacer un artículo hablando de cómo eran las cosas en la prehistoria comparadas con ahora, pero no quiero dar bajón a nadie.

      Es curioso porque a pesar de que en aquellos años el sexo casual era casi inexistente o algo solo reservado a los hombres del top-5%, la mayoría de hombres prefieren aquella época.

      Pero sí, no creo que lo tuyo sea casualidad, en aquellos años iniciar una relación era mucho más fácil que ahora.

      Responder
      • Bueno, estaría bien que lo hicieras, sería interesante. Bajo mi punto de vista en la prehistoria eran más «majas» por decirlo de alguna manera, con el hombre promedio. No se había desatado la hipergamia y su ego no se había desvocado como hoy en día con el Instagram y las apps de ligoteo… entonces que fueran agradables con los promedio, pues era mucho más común.

        También hablaste una vez que un porcentaje bastante bajo de chicas, de forma digamos «natural» no solo se sienten atraídas por el fisico, sino que realmente son chicas capaces de valorar otras cosas. Chicas que no son superficiales, que nisiquiera tienen redes sociales. Supongo que en la prehistoria abundaban mucho chicas de estas que no solo era «top 20% o nada»

        Dijiste que ibas a hacer un artículo sobre que en España las chicas con una actitud digamos agradable está prácticamente extinta, pero que en otros países todavía quedaban bastante chicas así.

        Yo me acuerdo que en la universidad, que la hice en la prehistoria (empecé en el 2003) había muchas parejas que el chico estaba por debajo, y en algunos casos bastante por debajo, de la chica, a nivel de ligas. Vi algunos casos realmente extremos que directamente atentan contra las leyes de la fisica.

        Es curioso porque todo esto que comentáis yo lo analizo también bajo el punto de vista de la Antropología, que estudié en la universidad, y los cursos que hice sobre comportamiento humano, psicología etc. Que equivocado está el postmodernismo bajo un punto de vista antropologico y biologico, pero bueno, a pesar que es ciencia, no pasaría por el filtro de la dictadura del pensamiento único.

        Responder
        • Lo pensaré, quizás pueda ser interesante.

          Y mira, precisamente hoy he estado trabajando en un artículo sobre lo que me pasó el año pasado en una ciudad del este de Europa en la que las chicas jóvenes, por lo general, rechazan al guaperas que va a lo que va y valoran al hombre promedio, incluso aunque sea de su liga y sea un buenazo.

          De momento no hago más spoiler, pero que sepáis que este sitio existe todavía. El artículo saldrá en una o dos semanas.

          Responder
      • Tampoco idealizaría la prehistoria, la mayoría de relaciones tóxicas, estancadas y aburridas de hoy provienen de ese ayer.

        Creo que los tiempos actuales no son tan malos…siempre que te tomes la RedPill y descubras como sacar juego a tu potencial.

        Es cierto que en estos tiempos uno puede sentirse desechable y hay que tener bien claro que difícilmente vamos a tener algo seguro, pero haciendo las cosas medianamente bien y con un poco de suerte se puede llegar a conocer (en el sentido bíblico de la palabra XDD) a más mujeres de las que nuestro yo bluepiller jamás pudo sospechar.

        Responder
        • Claro, y cuando recordamos el pasado tendemos a recordar lo bueno. Es normal.

          De todas maneras, mi odio al postmodernismo y a la dictadura en la que vivimos es tan profundo que si me dieran a elegir, no sé muy bien si volvería a lo de antes o seguiría como estamos.

          Responder
    • Muy parecido a mi caso, excepto que era 2006 y que fue al revés, yo tuve una «cita» con ella cuando yo tenía novia, esa novia me dejó, yo lo pasé un poco mal y ella fue la que entonces tiró las fichas jajaja.

      Ahora no creo que ocurriese porque yo era muy pavo.

      Responder
  5. MUY buen artículo. A veces se nos olvida que hay que aplicar la filosofía ABC para conseguir algo, sobre todo a los que a veces sí que atraemos por nuestro físico que se nos olvida que tampoco podemos cometer demasiados errores.

    A veces aún me sorprendo pensando que si le pido el teléfono a una chica con la que he tenido una conversación en la que ha habido jiji jaja se va a incomodar o lo que sea [facepalm].

    Este tipo de artículos van muy bien para no olvidarse de lo más importante: Tienes que hacer TÚ las cosas. Cuando eres atractivo es verdad que de vez en cuando alguna chica va a ir a por ti, PERO siempre vas a tener mejores resultados si tú trabajas activamente que si te quedas a verlas venir.

    El plan de la tarta efectivamente es más para otro día en el que ya haya ocurrido el beso (y preferiblemente también el final feliz)

    Responder
    • Exacto Leo, la verdad es que este artículo está muy relacionado con lo que comentábamos en el foro privado. Aunque seas guapo y puedas gustar por tu físico, en la mayoría de ocasiones vas a tener que ser tú el responsable de hacer que las cosas sucedan, y más cuando ella es joven y atractiva.

      Y si alguna vez es ella la que se lanza o te lo deja a huevo, pues genial también.

      Responder
  6. «…en ese momento de su vida quería estar sola», para mí esa frase recopila la pura esencia de la friend zone.

    Me hace gracia porque es la frase que cada cierto tiempo me dice una amiga, con la que tuve algo en la prehistoria, tras acabar con una relación y poco antes de empezar una nueva.

    Curiosamente suele coincidir ese momento con cuando más contacto tenemos. Ahora hace un tiempo que no da señales después de que hubiera terminado su relación anterior, supongo que algún chico nuevo habrá aparecido.

    Desde el punto de vista masculino, esta manera de proceder siempre me ha parecido absurda y al principio no la entendía, luego te das cuenta que el ser humano femenino es diferente y mucho más dependiente de la emotividad y el momento. Esto no debe afectarnos, solo debemos asumirlo. Así que si al día siguiente aparece algo que cuadre, ese supuesto periodo de soledad, que duraría un tiempo prudencial, ha terminado.

    Ellas ya tuvieron contigo su momento de vertedero emocional a la vez que en cierta manera se subieron el ego porque creen que eres su orbitador. Por supuesto desconocen la existencia de la red pill y cualquiera que la haya tomado sabe que no hay que invertir y pasar a la siguiente.

    Responder
    • Es que no hay más, cuando en este momento de su vida quiere estar sola, hay que hacer next y asumir que de ahí ya no se puede sacar nada. Es su manera de decirte, «no me pones sexualmente, pero si quieres ser mi psicólogo, mayordomo o sponsor, puedes quedarte por aquí orbitando».

      Y ese tipo de relación nunca aportó nada a ningún hombre.

      Responder
  7. Hola:

    A la larga, no aceptar activamente el rol de «hacer que las cosas sucedan» te conviertes en ojos de las chicas en un hombre de bajo estatus o poco masculino. Prueba de ello, es que en el apartado de este blog «errores de estatus», esta es la principal equivocación que tienen los chicos al ligar.

    Cuantas oportunidades YO he perdido por no atréveme a escalar en la interacción, mientras la chica esperaba que liderara y la condujera al beso. Un gran abrazo.

    Responder
    • Eso nos a pasado a todos los que estamos aquí, literalmente a todos. Lo importante es tener la lección bien aprendida y nunca más volver a desaprovechar una oportunidad, porque luego mira lo que pasa, que después de 10 años todavía te acuerdas de lo que te perdiste por gilipollas.

      Responder
  8. Así es compañero. Hoy en día estas historias serían ciencia ficción o excepciones entre miles.

    Tenemos que tener la redpill implantada, no nos queda otra.

    Saludos!

    Responder
    • Supongo que te refieres a las chicas que sienten atracción por hombres que no sean del top-20%.

      Recuerda que antes de publicar el comentario hay que hacer click en «responder» en el comentario al que estás respondiendo ;)

      Responder
  9. Leyendo el artículo me ha venido a la cabeza una historia con la cual sigo frustrándome cada vez que la recuerdo.

    Os pongo en contexto: junio 2014, fin de curso de bachillerato, viaje a Mallorca. Después de las varias noches que estuvimos de fiesta en Magaluf (en su «buena época»), llegamos todos los colegas al hotel y, no sé cómo, se van metiendo todos en sus habitaciones y nos quedamos en el pasillo una chica y yo. Precisamente la chica por la que estaba súper pillado desde que empezamos el curso.

    Y aquí hago un pequeño inciso… Esa noche, mientras la mayoría de nuestros amigos estuvieron bebiendo y bailando en las discotecas, esta chica, otro chaval y yo nos fuimos por nuestro lado. Y he de decir que aunque íbamos los tres hablando y divirtiéndonos, ella me hacía más caso a mí que a él. Lo que pasa es que yo no tenía ni puta idea de cómo tenía que hacer las cosas.

    Ahora sí, volviendo al pasillo… Nos quedamos los dos sentados en el suelo el uno al lado del otro hablando. Pero como te estarás imaginando, aquella conversación fue la menos sensual que ha conocido el ser humano. No quiero ni pensarlo. El caso es que ella había estado mencionando varias veces durante la noche que quería ver el amanecer. Y, mira por donde, en ese momento eran casi las 6 am y estaba a punto de salir el sol. Teníamos la playa al lado y estaba todo a favor. Pero como yo era un pringao me hice caquita en los pantalones. Y ahora viene lo peor, ¿sabes qué hice? Me levanté, le di las buenas noches y me metí en mi habitación. Para matarme… mi compañero casi me da de hostias por no haber cumplido como un hombre.

    Desde ese día me juré y me perjuré que nunca más volvería a desaprovechar oportunidades así. Un año después de esto, empecé a dejar de lado la timidez y a permitirme hacer lo que me apeteciese hacer en cada momento.

    Y esta es solo una de las tantas anécdotas que podría contar sobre mi vida. Hoy, afortunadamente, soy un hombre seguro de sí mismo y redpiller, lo cual facilita mucho las cosas.

    Nunca me cansaré de daros las gracias por toda la información de valor que mostráis y de abrirnos una realidad que la sociedad nos ha ocultado.

    Nos vemos por estos lares :P

    Responder
  10. Lo que ocurre es que con las apps el coste del rechazo ha disminuido y el de permanencia ha aumentado. Eso hace que haya muchos más rechazos, pero estos no son tan dolorosos, ya que si eres fácilmente descartable tampoco llegas a ser lo bastante importante para que te duela. Antes el rechazo llegaba más tarde, en directo, tras haber invertido mucho y a veces con alcohol encima.

    Además, al tener las tías una oferta ilimitada, completan el circuito de guaperas en menos tiempo y diversifican la demanda. Yo he visto a zetas liarse con chavales tímidos, inseguros, súper blue pill, por aquello de «sexualidad fluida» y «nos liamos todos con todos». Hay, digamos, una nueva «clase media» a la que le caen migajas de vez en cuando y que defiende el sistema.

    Responder
    • Sí, es lo que comentábamos en nuestro eBook LA VERDAD, que como online el rechazo duele menos, los tíos están spameando a muerte, y por eso cualquier mujer recibe cientos de ofertas cada día.

      Responder
  11. Que opináis en cuanto a si una chica no quiere tener sexo en la primera por ser la primera cita? Habiendo habido besos e incluso metidas de mano etc. Puede ser simplemente que eso sea verdad o es que no se han hecho las cosas bien para que sucedan

    Responder
    • Por supuesto que puede ser que eso sea verdad, pero para llegar a eso, antes tendrás que haberle demostrado que eres un hombre que sabe cómo ir a por el sexo sin que ella se ponga incómoda en ningún momento y que no te da miedo ir a por ello, luego ya será ella la que decida si quiere que el sexo suceda esa noche o no.

      Responder

Deja un comentario

Cómo ligar con chicas españolas

Descarga Gratis LA VERDAD: Por qué parece tan complicado ligar con mujeres españolas (y por qué realmente NO lo es)