Si hay hombres muertos de hambre, también hay mujeres muertas de hambre, encuéntralas

A Gary Halbert, uno de los genios del marketing directo, le gustaba hacer la siguiente pregunta a sus alumnos:

«Si tú y yo tuviéramos un puesto de hamburguesas y estuviéramos en un concurso para ver quién de los dos es capaz de vender más hamburguesas, ¿qué ventaja te gustaría tener para poder ganarme?»

La mayoría de sus estudiantes decían cosas como tener «la mejor carne» o «el mejor pan» o «precios más bajos». Pero Halbert les decía que podrían tener todo eso y mucho más y, sin embargo, esas ventajas no iban a marcar la diferencia en absoluto.

Porque la ventaja más importante que se puede tener, explicó Gary, era… ¡Tener una multitud hambrienta!

Piénsalo, si pones tu puesto de hamburguesas justo delante de un montón de gente que en ese momento se están muriendo de hambre, no importa lo buena que sea la carne, ni el pan, ni siquiera importa el precio…

Vas a vender hamburguesas como un loco.

Dicho de otra manera, el factor más importante para el éxito de tu marketing es la calidad de tus clientes potenciales (o sea, la intensidad con la que tus clientes potenciales desean lo que les estás ofreciendo).

¿Y sabes qué?

Con el tema de ligar pasa exactamente lo mismo.

Y no solo los hombres son unos muertos de hambre

Antes de nada, para que no se ofenda ningún fanático de la dictadura de la corrección política, vamos a aclarar que hombres muertos de hambre los hay por millones.

Para comprobarlo, solo tienes que crearte un perfil de Tinder con las fotos de una mujer cualquiera, e independientemente de cómo sea su físico, en pocos segundos va a haber cientos de hombres desesperados tratando de tener sexo con ella.

Es un hecho, la cantidad de hombres muertos de hambre es ilimitada.

Ahora la pregunta es, si hay hombres muertos de hambre, ¿hay también mujeres muertas de hambre?

Y la respuesta es un rotundo SÍ.

Claro que las hay.

Pero, obviamente, no de la misma manera que los hombres. Eso no tendría ningún sentido.

De lo que se trata ahora es de, primero, averiguar qué es lo que tanto anhelan muchas mujeres y no son capaces de conseguir y, segundo, cómo ofrecérselo en bandeja, para que así reaccionen de la misma manera en la que reaccionaría una multitud hambrienta ante un puesto de hamburguesas.

Reflexionando sobre ello, me he dado cuenta de dos cosas.

La primera es que tanto David como yo llevamos años aplicando este principio.

Y la segunda y más importante, que ahora se acaba de abrir una nueva ventana de oportunidad. Hay un tipo de mujeres que ahora, justo ahora, están más hambrientas que nunca.

¿Dónde están esas mujeres, qué desean y no pueden conseguir y cómo ofrecérselo?

Sigue leyendo y te lo cuento…

Este contenido está disponible únicamente para los miembros de CRP PREMIUM. Si ya eres miembro, puedes identificarte desde aquí, o si todavía no lo eres, puedes hacerte miembro y tener acceso instantáneo a éste y todos los artículos Premium (y al foro privado) desde aquí.

¡Un saludo!
Carlos Montoro
Autor del libro Cómo ser un HOMBRE DE ESTATUS.

Top 3 artículos recomendados

Cómo ligar con chicas españolas

Descarga Gratis LA VERDAD: Por qué parece tan complicado ligar con mujeres españolas (y por qué realmente NO lo es)