¿Quién debería pagar en la primera cita?

Sobre el tema de quién debería pagar en la primera cita, los que ya nos conocéis desde hace tiempo ya lo tendréis más que claro, pero últimamente estamos recibiendo muchos emails de hombres que acaban de descubrir nuestro proyecto y que nos cuentan lo revelador que está siendo para ellos, así que para ellos y para todos los que a partir de ahora lleguen desde Google va este artículo.

Antes de ponerme a escribir, como siempre suelo hacer en este tipo de artículos, me he dado una vuelta para ver qué dicen sobre el tema los portales web postmodernos y diarios de fake news, y sin sorpresas. Como no es de extrañar, lo que proponen siempre perjudica directamente al hombre promedio o del montón.

El postmodernismo nos propone básicamente dos opciones a la hora de pagar en la primera cita, que son las siguientes…

Lo que te dicen que debes hacer a la hora de pagar en la primera cita

La primera opción que nos propone el postmodernismo es que en la primera cita invite la persona que ha propuesto dicha cita, lo cual en principio no suena tan mal, ¿verdad?

Ya… el problema es que, salvo contadísimas excepciones, las mujeres solo toman la iniciativa y proponen citas a hombres que físicamente están en el top-20% (y ni siquiera con ellos toman la iniciativa ni la mitad de las veces).

Por lo tanto, si tomamos esta solución como buena, lo que significa directamente es que el hombre promedio o del montón (y el feo), es decir, el hombre del 80%, siempre va a tener que hacerse cargo de pagar la cuenta en la primera cita, SIEMPRE. Porque si no es él el que propone la cita, no volverá a tener una cita en su vida. ¿Cómo mola esto de la “igualdad”, verdad?

Ok, esta opción queda descartada, vamos a ver la siguiente.

La segunda opción que nos propone el postmodernismo es que en la primera cita pague uno (que normalmente será el hombre), y que ya en la siguiente cita pagará el otro (la mujer). Tampoco suena mal en principio, ¿no crees?

¡Ja! En este caso el problema es doble. Primero porque venimos del caso anterior, o sea, ella solo tomará la iniciativa y se ofrecerá a pagar en la primera cita si el hombre con el que ha tenido la cita le ha gustado, y esto solo sucederá en caso de que el hombre físicamente sea un top-20% (o un hombre promedio que habitualmente siga este blog).

Y segundo, porque vivimos en una era en la que cualquier mujer de España, sin importar cómo sea su físico, solo tiene que abrir su smartphone para tener cientos de opciones (en Tinder, Instagram, etc.)… entonces, ¿por qué ella iba a querer volver a quedar con un hombre que en la primera cita no le gustó? ¿No crees que preferirá abrirse Tinder y quedar con cualquiera de los guaperas que le estén escribiendo?

Para confirmar esto solo tienes que fijarte en el programa First Dates de Cuatro, que muchas veces cuando llega el momento de pagar, ella hace el típico amago de hacer como que saca el bolso para buscar la billetera y él, si es moderno y no es “sexista” dice: “no no, hoy pago yo y el próximo día pagas tú”, a lo que ella suele responder “vale vale :)”.

Y luego, unos minutos después…

— María, ¿te gustaría tener una segunda cita con Paco?

— Mmm no… no tendría una segunda cita con Paco. Me lo he pasado muy bien, pero no he sentido feeling.

Y Paco, un tío buenazo y de físico promedio o del montón, con esto tan moderno y del siglo 21 que es lo de pagar de manera alternativa en las citas, al final es siempre él el que paga (porque nunca llega a tener una segunda cita con ninguna). Vaya negocio con la “igualdad”.

Esto es lo que deberías hacer a la hora de pagar en la primera cita

Antes de pensar en quién debería pagar en la primera cita, lo que deberías hacer es pensar en dónde debería ser esa primera cita para que vuestras opciones de final feliz fueran lo más altas posibles. Y no te preocupes que yo te lo voy a decir…

Olvida para siempre la típica cita de uno sentado enfrente del otro mientras cenáis debajo de unos focos de luz blanca. Esto solo funcionará si le gustas físicamente a primera vista. La mejor opción para una primera cita, y da igual la edad que tengas, siempre será un bar de copas con luz suave, en el que os podáis sentar uno al lado del otro para más intimidad, si puede ser en un sofá, y en el que no haya ni silencio sepulcral ni tampoco demasiado jaleo.

Si quieres saber el porqué de esto, te lo explicó David en uno de nuestros artículos más antiguos. Lo tienes aquí.

Elegir bien el local (o el primer local) para vuestra primera cita es muy importante, y si haces esto bien, conseguir un final feliz para los dos será mucho más sencillo para ti.

Ahora lo que debes hacer es tener en cuenta que vivimos en la era de las app’s para ligar online e Instagram, la era del postmodernismo y de la cultura del polvo. Y si hoy en día follar en la primera cita está más que aceptado socialmente, imagínate un simple beso.

Por eso siempre debes ir a por el beso, y si debes hacerlo, no tiene nada que ver con el tema de quién paga en la primera cita, sino que tiene que ver con que ir a por el beso es atractivo. Y es que si eres capaz de hacer que el beso surja de manera rápida y ella lo percibe como algo natural que ha sucedido porque os habéis gustado, estás demostrando que eres un tío con confianza, que sabe cómo ir a por lo que quiere y que sabe cómo funcionan las cosas en el siglo 21. Insisto, eso es atractivo.

¿Y sabes qué no es atractivo? Esperar a ir a por el beso al final de la cita como si estuvieras en una película de Hoollywood, o mucho peor, no ir a por el beso porque «no has visto oportunidad» o porque «no ha surgido».

Así que ya lo sabes, si la cita está yendo bien, hay risas, los dos os estáis divirtiendo y hay contacto físico por ambas partes, bésala (obviamente, dejándole la opción a que rechace ese beso, que hay que decirlo todo).

Y lo bueno es que si haces las cosas de esta manera, antes del momento de pagar ya sabrás si las cosas están yendo bien o no.

Volviendo al tema de First Dates. Si te fijas bien en las diferentes interacciones del programa, te darás cuenta de que es muy muy raro que veas a una mujer ofreciéndose a pagar algo cuando el tío promedio o del montón buenazo que le han puesto delante no a despertado ningún feeling en ellas. En cambio, cuando les ponen un tío que les cuadra, es mucho más fácil que se ofrezcan a pagar a medias o incluso alguna hasta invita.

Pues en la vida real es igual. O sea que si haces las cosas de la manera correcta, creas atracción y el beso llega antes que la cuenta del bar, no te tendrás que preocupar por quién paga, y voy a explicarte por qué…

Nosotros, cuando llega la cuenta y las cosas han ido bien (nos hemos besado), siempre tratamos de invitar. Eso sí, tampoco montamos un evento de ello ni hacemos la del típica del nuncafollista de toda la vida de decir “no no… yo me encargo… que soy un caballero…”. Simplemente cogemos la cuenta y mientras seguimos hablando de cualquier cosa, sacamos el dinero y lo dejamos en su sitio.

Pero como te decía, si las cosas han ido bien, te diría que el 90% de las veces ellas se ofrecerán a pagar a medias, o incluso algunas te dirán la de “a estas invito yo y la próxima vez te encargas tú :)”.

Y te recomiendo que si ella se ofrece a invitarte, no le discutas. Está muy bien que ella invierta en ti, y estate tranquilo, que si ella paga y te dice que para la próxima invitas tú será porque está segurísima de que quiere volver a verte.

Por supuesto, habrá casos en los que ella seguirá prefiriendo que pague el hombre, pero si las cosas han ido bien entre vosotros, ¿qué más da pagar 10 ó 20 pavetes? Incluso es posible que luego te apetezca invitarla a cenar.

Y ahora llegamos a lo importante, lo mejor de hacer las cosas de esta manera es que, en aquellos pocos casos en los que las cosas no hayan ido bien, o sea, en los que hayas ido a por el beso y ella se haya puesto incómoda y de repente se haya acordado de que tiene que irse ya a casa porque tiene que sacar al perro… NO ESTÁS OBLIGADO A PAGARLE NADA.

Así que si no le has gustado (o ella no te ha gustado a ti), cuando llegue el camarero con la cuenta, la coges y le dices con toda la seguridad del mundo que son 10€ cada uno. Y sacas tus 10€ y los dejas en el platito.

Y ojo, que ni siquiera es necesario que paguéis a medias. El que voy a contarte es un caso excepcional, pero por si te pasa algo parecido, tenlo en cuenta.

La chica con la que quedé era del este de Europa y en la cita que tuvimos se pasó el tiempo diciéndome que los europeos de occidente somos todos unos maricones de mierda, que el postmodernismo nos ha comido el cerebro y que los verdaderos hombres están en el este. Y no voy a dar mi opinión al respecto, pero era como si la tía estuviera de mal humor y me estuviera echando la bronca a mí.

Y yo estaba en plan WTF!? xD, ¿para qué cojones ha quedado esta tía conmigo?

El único motivo que se me ocurrió fue que quería que le pagara los vicios, y es que mientras yo me tomé dos cervezas de 1€, ella se tomó tres cócteles de 10€.

Cuando me cansé de aguantarla le dije que lo mejor era terminar con la cita y ella dijo que estaba de acuerdo. Se levantó a hacer la de irse al baño para que yo me encargara de pagar la cuenta, y yo lo que hice fue ir a la barra y decirle al camarero que me cobrara solo los dos pavetes de mis cervezas. El camarero me preguntó extrañado si solo iba a pagar las dos cervezas, y yo le dije que sí, que es lo que había tomado, que ya se encargaría la princesa de pagar los 30€ de sus consumiciones. Dijo que OK.

Luego salí del bar y me quedé fuera esperándola, a ver qué cara me ponía al salir. No tardó más de dos minutos y nada más verla salir le sonreí y le dije: “encantado de conocerte :)”, a lo que ella respondió con la peor mirada que jamás una chica me había echado en mi vida.

Ni te imaginas las risas y lo a gusto que me fui a dormir aquella noche. Uff, qué satisfacción :P

Conclusión

En esto, como en todo, ni puto caso al postmodernismo.

Lo que debes hacer es elegir muy bien el lugar en el que vais a tener vuestra primera cita y si después de entre 30 y 45 minutos las cosas van bien, ir a por el beso. Si hay beso, yo te recomiendo que cuando llegue la cuenta, directamente saques la cartera, porque la mayoría de veces ellas también lo harán, y lo harán de manera sincera (especialmente si tienen menos de 40 años y trabajan). Y si no sacan la cartera, tampoco creo que te importe demasiado. Cuando hay final feliz, qué más da.

Y si la cosa va mal, si ella te rechaza (o es a ti al que no le gusta ella), recuerda que ya vivimos en el año 2020. Ya no tienes la obligación de invitar a nadie, ni siquiera de ofrecerte.

Nunca vuelvas a sentir la presión de invitar si no deseas hacerlo, y si ella se hace la sueca, se pone a mirar el móvil o se va al baño para que pagues, ya sabes lo que tienes que hacer.

Y por cierto, si eres nuevo por aquí y no sabes muy bien cómo actuar en una primera cita o cómo hacer que el beso surja de manera natural entre los dos, que sepas que tenemos un libro en el que te lo explicamos todo paso a paso. Se titula:

La guía definitiva para una primera cita perfecta

¡Un saludo y feliz semana!
Carlos Montoro

Top 3 artículos recomendados

59 comentarios en «¿Quién debería pagar en la primera cita?»

  1. Hola, llevo un año siguiendo vuestro blog y cuando hablaís del tema del beso, siempre decís lo de que tienes que dejar tenga la opción de que rechace el beso. Pues si no os importa me gustaría que me dijeraís los ejemplos de como buscar el beso y de como darla la opción a la chica para que rechace el beso, porque no me queda claro. Un saludo

    Responder
    • Hola Jesús, es un tema de corrección política, para cubrirnos un poco y que ningún fanático o diario de fake news pueda manipular y tratar de hacer ver que animamos a la gente a hacer cosas sin consentimiento.

      En realidad, con cualquier forma de ir a por el beso estás dejando la opción de que ella rechace ese beso. Ella puede hacerte la cobra y santas pascuas.

      (A no ser, claro, que la estés obligando a la fuerza, lo cual todo el mundo sabe que es agresión, y todo el mundo sabe que al que agreda debe caerle encima todo el peso de la ley).

      Responder
        • Jesús, en el libro tienes hasta 6 formas diferentes de ir a por el beso y, más importante todavía, tienes también todos los pasos que hay que dar antes de llegar a ese momento del beso, para asegurarte al máximo de que las cosas vayan a ir bien.

          Responder
  2. Yo que ya tengo una edad he cometido más veces de las que me gustaría reconocer el error de cuando la cita ha ido mal ir corriendo a pagar con la sensación como de querer arreglarlo o como si la estuviese compensando el mal trago. Me he propuesto no volverlo a hacer. Si las cosas no salen bien, por el motivo que sea, yo pagaré mi parte e intentaré que salga mejor la próxima vez, porque si no al final siempre me siento como un tonto.

    Responder
    • Pues en eso ni había caído, pero pensándolo un poco y acordándome de alguna cita de First Dates, creo que no eres el único hombre que se ofrece a invitar incluso sabiendo que las cosas no han ido bien. Como cuando ella se pasa la cita con cara de mierda y el tío encima se ofrece a pagar al final. Está claro que lo hace como una manera de compensar «el mal trago» que ella ha tenido que pasar y, como bien dices, esto tiene que acabar.

      Hay que darle la vuelta a la tortilla y quererse más a uno mismo. Si la cosa ha ido mal y encima ella ha sido maleducada, eres tú el que se pira y que cada uno pague lo suyo.

      Responder
  3. Los hombres de la Blue Pill todavía sienten que tienen que pagar las fantas porque eso es lo que les han enseñado.

    A eso le sumas lo que dices Carlos, que las pocas citas que han tenido las han tenido que arañar ellos, lo que hace que sientan la responsabilidad de llevar el peso en todo momento (pagar la cuenta incluido).

    ¿Quién puede culparles si no solo no están informados sino desinformados? Eso sí, desde ahora, cualquier hombre que haya leído este artículo y decida pagar en una cita que no está yendo bien, que se haga responsable de sus actos.

    Responder
    • Hombre, la responsabilidad de llevar el peso de la cita hay que tenerla, pero una vez el pescado está todo vendido y la cosa no ha ido bien, ahí ya a pagar a medias y adiós muy buenas.

      Responder
  4. Cuanta sabiduría, desde luego que sois una revelacion para mucha gente, basicamente xq ligais siendo promedios, con las estrategias necesarias para que haya final feliz.

    Ligar siendo promedio como lo hacen los guaperas (es decir sin currarse conversaciones, diciendo cualquier cosa, comportamientos de mierda, a ellos si se les permite errores…) o, peor, siendo un bluepiller, es GAME OVER.

    Que bueno lo de la princesita de Europa del Este, seguro q era la primera vez en su vida que le ocurría algo asi.

    Responder
    • De todas maneras, aclaro que lo de «princesa» era en plan irónico.

      Lo digo porque ésta creo que ha sido con mucha diferencia la vez que más me han estafado con unas fotos. Está claro que todos usamos filtros o hacemos retoques, pero en este caso, la chica ponía en Tinder que tenía 29, en las fotos parecía una súper modelo de 20, y luego en persona era una chica promedio de 35 o más.

      Aun así pensé que podíamos pasar un buen rato tomando algo, pero me equivoqué.

      Responder
      • Para ilustrarlo mas a los compañeros redpillianos, cuando me refiero a no intentar ligar como un guaperas me refiero a que si el tiene una actitud de malote pasota e incluso suelta alguna «puyita», no hagais lo mismo pq su reacción será de considearos raros o desubicados (a no ser q hayais practicado mucho, interiorizado las enseñanzas de este blog y sepais transmitir q sois un hombre de estatus). O si veis q el guaperas de first dates le dice a su vita, «ohhh q camsia tan chula» y ella desata un enorme JIJIJIJIJIJIJIJI, no penseis q diciendo lo mismo que el guaperas a vosotros os funcionará.

        Leer y releer los articulos de este blog q enseña como generar atraccion si eres promedio, del montón o feo.

        Responder
  5. Me ha gustado esta afirmación que haces; «Nosotros, cuando llega la cuenta y las cosas han ido bien (nos hemos besado), siempre tratamos de invitar.»

    He tenido muchas citas, con sus éxitos y fracasos, pero desde que leí vuestro libro las cosas me han ido bien casi siempre, quitando alguna excepción por supuesto. Es complicado ser infalible pero con el tema de pagar ya no me he equivocado.

    Si la cita no iba bien proponía pagar a media, jamás la invito si no van bien las cosas sobre todo si ella está en plan cara mierda y no cosas que haya hecho yo.

    Lo que he estado haciendo últimamente, antes de esta situación de cuarentena, era dejar fiado, porque he ido tantas citas a un bar chill out que esta a 10 minutos de mi casa que decidí hablar con el camarero y dejarme fiado, así que cuando la cita iba bien y llegaba la hora de pagar, le decía que ya nos podíamos marchar que estaba todo OK.

    Esto me ayudó mucho a no tener que sacar la cartera ni a perder tiempo, lo agiliza todo mucho y te da un aire de tío importante, obviamente al día siguiente le pagaba al camarero lo que se debía, y con este modus operante me ha ido bien.

    Responder
    • Solo una cosa, si la la cita no va bien, yo no propondría pagar a medias… yo directamente pagaría a medias. No vaya a ser que lo propongas y no le parezca buena idea xD.

      Responder
  6. Muy buen artículo, muchas gracias, todo perfectamente explicado para no tender ninguna duda a la hora de recibir la cuenta.
    A ver si poco a poco se va pasando este tema de consentir lo que sea a una chica. Sobre todo cuando la cita va mal, que parece que entonces es única responsabilidad del chico, y ahí se nota la presión para que entonces sea él quién pague por la cena. Pues no, a medias que ya estamos en el siglo XXI, igualdad para todo.

    Y ahora una experiencia que tuve antes de la cuarentena, quedé con una chica de tinder y cuando la vi en persona, no me hizo mucha gracia físicamente, pero bueno, pensé que al menos podía pasar un buen rato tomando algo. Primero fuimos a un bar de cañas, y tomamos un par, y, como íbamos a seguir tomando más cañas en otro sitio, pagué yo, diciendo lo de «en el próximo sitio pagas tú». Pues en el siguiente ya nos tomamos unas raciones, más cañas e incluso un postre. Y dije, bueno esto lo pagamos a medias (era bastante pasta) a lo cual ella se negó en rotundo, que era su turno de pagar y que la siguiente ya me tocaría a mí. Yo encantado, pensando qué chica tan maja y moderna.

    Pues bien, luego hablando con ella, me dijo que le cuadré bastante físicamente, que al verme pensó: «qué chico tan guapo», y tal. Pero no lo relacioné con lo sucedido al pagar la cuenta.

    Ahora al leer el artículo todo concuerda, yo me pensaba que la chica era muy moderna, pero la realidad es que si encajas físicamente todo va sobre ruedas, incluso a la hora de pagar la cuenta.

    Cuando alguien pida un libro de instrucciones para comprender el comportamiento femenino en general, debería pasarse por aquí. Un saludo y muchas gracias por vuestra labor.

    Responder
    • xDDDD.

      La cuestión es que si contaras lo que acabas de leer aquí, seguro que muchas te dirían que ellas se ofrecen siempre a pagar su parte, incluso cuando no les gusta el tío… Y puede que para ellas ofrecerse a pagar sea el amaguito de coger el bolso y luego cuando el buenazo que tienen enfrente les dice que están invitadas y que no se preocupen, aceptar sin rechistar.

      Pero lo dicho, solo hay que ver First Dates para darse cuenta de que en la inmensa mayoría de los casos, solo acaban pagando a medias (o invitando) si el tío les ha cuadrado.

      Aunque mención especial al típico promediazo que ya sabe que las cosas han ido mal y cuando llega el camarero con la cuenta dice «Bueno a medias, ¿no?» xDDD. Ya he visto a unos cuantos así, y me parece muy bien.

      Responder
    • Me ha hecho gracia la chica ahí muy interesada en pagar el comidote, en tu caso que tienes un físico atractivo no vas a tener ningún problema de pagar cuentas.

      La pena es que ella no te hubiese hecho mucho tilin…pero me ha gustado que a pesar de eso tiraste para adelante e intentaste disfrutar de la cita.

      Si te llega a haber gustado lo de inflarse a comer no habría sido buen plan, pero ahí seguro que tu ya hubieses ido a otro sitio más tranquilo ;)

      Responder
  7. Yo personalmente las pocas chicas de app que he conocido, siempre se han ofrecido a pagar a medias. Incluso una me invito a cenar, porque yo fui a su barrio, si, lo se… era un pringao…
    Yo pensaba que si quedaba en un bar donde vive la chica, en su barrio, era más fácil que quedarán, al no tener que desplazarse. Y no me comía una mierda… Yo tampoco metia boquita, pensando que así me desmarcaría del resto de tios de internet. No solo esta comunidad me abrio los ojos, también me abrio los ojos con los gurus de la seducción.
    Porque la verdad que me ha cabreado mucho tirarme 1 año haciendo daygame y practicando a full y incluso fuí a un taller de un seductor natural con coleta que es promedio, que ahora ya ni está en activo.
    Cuando leí vuestro libro, inmediatamente compre el 2° libro porque es crema. Las cosas claras y sin tonterias, y tengo la sensación que cuando mejore lo que tengo que mejorar voy arrasar, porque tengo labia y soy un sinverguenza y tengo sentido del humor, hasta hace poco hacía monologos (stanp up), así que lo de hacerlas reir es una completa gilipollas… si te ligas algunas (que no me gustaban o tias cuarentonas), pero una simple tia promedio, ya no… Así que el articulo ese que teniais respecto al tema es verdad. He ligado por el humor y se que suma, que si no pasas el primer filtro…Game over.
    Dos preguntas:
    1.Teneis pensado hacer summer camp? O ya lo dejareis para el año que viene?
    Me encantaría ir.
    2.Vivo solo en las afueras de Madrid.
    Por la zona de Seseña para qie te hagas una idea y curro en el sur de Madrid.
    Con lo lei en el 2° libro me quedo claro que el tema logistica es clave.

    Que hago en mi caso con las chicas de Madrid?

    Osea quedo solo con chicas del sur de Madrid y quedo en Valdemoro?(Allí conozco un local del tipo que hablais,porque vivia antes ahí y Valdemoro pilla cerca de mi piso.

    O quedo con las de toda Madrid y me las llevo a mi piso?
    Pero hay más de media hora en coche y no tengo cochazo 🤣 Tengo uno normal… tampoco es una chatarra.

    Que harías en mi caso?

    A seguir así tio, que sois unos cracks

    Responder
    • Madre mía… otra víctima de los gurús de la seducción Blue Pill y del daygame. Tenemos muchos lectores que han tenido que pasar por ahí.

      Respondiendo a tus preguntas, lo más seguro es que sí que haya Summer Camp. Pronto ya se podrá viajar entre comunidades y en agosto no debería haber ningún problema. De todas maneras, si hay alguien interesado como tú, que se ponga en contacto con nosotros. Eso nos ayudará a decidir.

      Sobre tu segunda pregunta, la opción que yo elegiría si estás quedando con chicas que no sean de tu zona es la que puedes leer al inicio de la página 63 ;)

      Responder
      • Ya lo mire en el libro.
        Esa opción me motiva poco, teniendo mi piso propio a 35 minutos del centro XD
        Pero te haré caso. Ya en las segundas citas que vengan a mi piso.
        De todas formas en chicas que sean del sur de Madrid creo que sí podría llevarla, ya que hay poca distancia a mi piso.
        Y yo estoy interesado en el summer camp, si me cuadra por fechas que no trabaje.
        Y también en vuestro fotografo, pero ya te dije que estoy en proceso de «cambio» fisico.
        Ahora me lo tomado super motivado, porque se que cuanto mejor me quede fisicamente, más fácil lo tendré.
        Ahora se que el fisico es CLAVE.

        Hace poco vi un video en Youtube a un guru, y decía que el fisico era el 20% y la personalidad el 80%.

        Si pudierá hacer algo para tirarles el chiringuito lo haría, porque mienten a la gente.

        Aunque creo que todo caera por su propio peso y vuestro proyecto a la larga se los comerá, verdad solo hay 1.

        Responder
        • El físico el 20% xDDD.

          El físico, para el que sea nuevo, es lo que determina cuál es nuestra liga, y sabiendo esto, sabremos cuánto tendremos que trabajar en las otras cosas que también importan para conseguir nuestros objetivos.

          Responder
  8. Recuerdo un programa que veía hace años, se llamaba NEXT, no llegó a ser tan famoso como First Dates porque se emitía en Nova, un canal de estos raros, y se podían ver mil errores de estatus en las citas, era una puta risa, pero nadie que viese ese programa luego aplicaba nada ni le influenciaba.

    Responder
    • Bueno, yo también vi ese programa alguna vez y era todo muy cuadro. Tanto que te diría que el programa en sí era un error xD.

      Mucho mejor First Dates. Mucho más real y acorde a la realidad de nuestro país.

      Responder
  9. Yo siempre que pago, es a medias, a no ser que sea pareja , ahi si que invito.
    Pero debo añadir que en mis dos grandes fracasos en citas, fui invitado.
    El primero, una chica que conoci por un app, la cita fue bien, una chica muy maja pero algo rara, me invito ella a un coctel de 10 euros, y me dijo que la próxima cita ya invitaba yo. Todo genial. Nos despedimos (sin beso, no vi apertura para atacar) y ya no supe mas de ella. Solo despues de preguntar porque llevaba dos dias sin contestar ( era por curiosidad, porque ya sabia que era porque no le gustaba) me dijo que es no nos veia juntos.
    Mi otro «fracaso» fue quedar con una chica del curro que a mi me atrae mucho, quedamos para tomar algo después de meses sin vernos, la primera vez que quedabamos fuera del rabajo, y creo que ella inclluso tenia pareja, no se si chico o chica. Y fue ella la que me invito sin que me diera tiempo ni a sacar la cartera. Tampoco hubo final feliz.
    Esas son las dos únicas veces que me han invitado jaja
    Un saludo!

    Responder
    • Bueno Carlos, yo no estuve allí, por lo que no puedo saber qué pasó, pero todo indica a que con la primera chica las cosas iban bien y si al final no pasó nada fue porque no fuiste a por ello.

      Recuerda, en 2020 no existe eso de «la cita fue bien, pero no hubo beso porque no surgió». Si eres un tío promedio y no haces que surja el beso, al día siguiente ella se enfría y aparece la lógica retroactiva, que es un clásico de la seducción, o sea, el pensamiento de «si al final no surgió el beso, será porque no hubo feeling… mejor quedo con otro guaperas».

      Y el segundo caso es distinto, a ella ya la conocías del trabajo. En casos en los que ya os conocéis puede ser que a ella hasta le dé apuro rechazarte, y que sea ella la que invite para compensar el «disgusto».

      En cualquier caso, tampoco digo que sea imposible que ella pague lo suyo aunque no quiera nada contigo, hasta en First Dates recuerdo haberlo visto una vez. Como siempre, aquí de lo que hablamos es de las cosas en general.

      Responder
  10. Magistral la anécdota de los cubatas,yo tengo un par parecidas.
    La primera fue antes de saber nada sobre Seducción (aunque parece ser que no era del todo beta):Quedé con una chica de Badoo y se me presentó una hora tarde y encima con una amiga acoplada.
    Pues bien,se tiraron todo el rato pidiendo bebidas y tal…Yo no pedí nada porque me olía la jugada.Al cabo de dos horas o así que veía que no iba a sacar nada de aquella patochada de cita me levanté para irme,y me dice la chica:
    -Hay que pagar esto.
    Y yo:
    -Pues págalo.😏
    Resumiendo,me dijo que ellas no tenían dinero y yo le dije que no era mi problema,porque no había pedido nada.Me fuí para la calle tan torero y allí las dejé echando sapos por los ojos.
    La segunda ocasión fue ya en mi segundo año como sargeador:
    Nada más ver a la tipa en cuestión me dí cuenta de que sus fotos en Badoo debían tener añitos,pero es que encima ya de entrada ella me recibió con malas caras.Aún así decidí ver hasta donde podía llevar la cita,buscando el beso como siempre.
    Pero no habia manera,todo su lenguaje corporal indicaba que yo no le gustaba,y además me empezó a decir idioteces de que si conociese a un famoso se quedaría embarazada de él para sacarle la pasta y cosas así (decir que era una chica promedio no,lo siguiente).Así que viendo que ya estaba todo perdido me pedí un cubata,y en cuanto me lo bebí me levanté y me largué con un simple «hasta luego maja».Si lo pagó o no,lo ignoro y tampoco me quita el sueño.
    Si así vengué a todos los que alguna vez han (hemos) sido pagafantas a cambio de nada,me alegro.
    (Como aquí hay que usar disclaimers para todo,decir que en la primera anécdota aguanté tanto rato en esa cita estéril porque no tenía ni idea de hacer las cosas bien;Aunque por supuesto el mero hecho de que quedes con una sola chica y traiga a su amiga ya me parece motivo de descarte,y más si pretenden que les pagues las Fantas a las dos.)

    Responder
    • xD me ha encantado la primera.

      Sobre la segunda, eso es algo que yo nunca hubiera hecho, pero me pregunto qué pasó. Entiendo que si es el tío el que se va, lo más seguro es que a ella no se le intente cargar con el muerto, o sea, ella pagará lo suyo y no lo del tío. En cambio, si es ella la que se va, apuesto que en el bar intentarían por todos los medios que el tío pagara también por lo de ella…

      No sé, igual me equivoco.

      Responder
    • A mí me ha pasado varias veces q viene con la amiga… y alguna vez terminé pagafanteando y sintiendo rabia después, pero en otras terminé tirandole la caña a la amiga, con final feliz en segunda cita. Supongo q no le haría mucha gracia, pero entonces para qué la trae? Jaja. No me imagino quedar con una chica y traer x sorpresa a mi amigo… Estaría bien saber qué hacer en esos casos.

      Responder
  11. Hala Carlos 😂, me imagino la reacción de la chica esa cuando se dispondría a salir del bar pensando que ya habías pagado y de repente la pararía el camarero diciéndole que tenía pagar los 30€ de sus cócteles 😂 Lo hiciste fenomenal. Debió alucinar la chica esa. Lo malo de hacer eso creo yo (y podrá parecer una chorrada) es que si lo haces la chica ni pensará en la posibilidad de que tú, el hombre, no hayas pagado, con lo que si había ido al baño con el bolso y luego se va directamente y no se dan cuenta, qué pasaría?

    Me parece muy inteligente lo que dices, si todo ha ido bien, no pasa nada por pagar, si no ha ido bien cada uno lo suyo y si directamente te cae mal o ella hace ver muy claramente que no le gustas cada uno lo suyo.

    Responder
    • Bueno, en aquel caso no había dudas, el bar estaba totalmente vacío y para salir había que pasar por delante del camarero. O sea, que cuando lo hice, lo hice sabiendo lo que iba a pasar :)

      Responder
  12. Siempre que tengo una cita pienso en ir al menos a un par de sitios. No me veo capaz de ir tan rápido como para ir del primer bar a mi casa.
    Así que siempre pago yo la primera y cuando hacen el amago digo lo de …tranquila, ya pagas tu la siguiente. Y me va bien. Por eso cuando me dicen lo de tomamos otra aquí mismo?
    siempre digo que no, que conozco otro bar muy chulo.
    Y tanto si la cosa va bien como si no todo se paga a medias.
    Eso sí, cuando no me.gusta nada físicamente o su forma de ser, no voy a otro sitio y siempre pago yo porque me da cargo de conciencia.
    Y por lo que leo no debería ser así, no creo que una mujer vaya a pagar la copa a un hombre porque le parezca feo o aburrido.

    Responder
    • Esa es una forma de hacerlo también. Si quedas en que ella pague la siguiente otro día… es muy posible que ese día no llegue nunca, pero si de lo que habláis es del siguiente bar esa misma noche, ella no debería cambiar de idea de camino a ese segundo bar. O sea, que si no quiere nada, debería decirte que no, que es muy tarde y que se tiene que ir ya, y en ese caso, pues a medias.

      Eso sí, lo del cargo de conciencia no lo veo bien. Si no les has cuadrado, ellas no lo tendrán.

      Responder
  13. Recuerdo cuando leí en vuestro libro que en la primera cita hay que ir a por el beso y como hacerlo, solo al leerlo ya me sentia presionado porque sabia que, o cambiaba y hacia lo que decíais, o no iba a ir muy lejos.

    Además, tan importante fue leer sobre como ir a por el beso, que el que hacer cuando te rechazan el primer beso. Tuve una experiencia con una chica en una discoteca. Ella me entra, vamos a la barra, la intento besar y de primeras ella se aparta. Sin embargo me quedo ahi y no reculo y el resto fue de lujo. Ese día pensé que si me llega a haber pasado unos meses antes, me hubiera echado para atras, hubiera murmurado algo y hubiera estado incomodisimo.

    Como bien decis, si haces las cosas bien, el pagar no tiene importancia. Con no hacer alardes de millonario ni de caballero ya vale.

    Se agradece que compartáis de vez en cuando vuestras experiencias negativas o que no acaban bien. Cuando sabes lo que tienes que hacer parece que o todo acaba bien o le das muchas vueltas y lo ves como un fracaso, cuando hay veces que por lo que sea no surge y no hay que darles mas vueltas.

    Un saludo

    Responder
    • Gracias por tu comentario, Borja.

      Y así es, cuando aprendes cómo reaccionar ante una cobra, y lo que de verdad significan las cobras dependiendo de cómo ella actúe después de ese rechazo, vas muy tranquilo. El conocimiento da mucha seguridad.

      Y otra cosa buena que tiene entender el funcionamiento del juego de la seducción es que cuando no hay nada que hacer también lo ves claro, y no pierdes el tiempo ni el dinero, como me pasó con aquella chica del este.

      Responder
  14. Hola chicos, voy a contar una anécdota que me sucedió con una chica bastante atractiva de Tinder, ella era del este, ucraniana para ser exactos, y en la que flipé bastante. Fuimos a cenar, la tía pidiendo una botella de vino entera, entre otras cosas…y yo pensando que íbamos a medias, que no tendría tanta cara como para pedir lo que le diera la gana y esperar que yo pagara todo. Cuando vino la cuenta ella ni se immutó, a decir verdad antes de que trajeran la cena y mientras esperábamos ya hubo besos así que decidí pagar la cuenta, no era muchísimo pero era pasta. Decidimos ir a un bar de copas y pensé que allí sí ella pagaría. Pedimos unos coctels y cuando llega la hora de pagar le digo que era su turno, y me dice que no, que tengo que ser un gentleman, le digo que ni hablar, que no pagaba ni un euro más, y ya digo que la cita estaba yendo muy bien, pero de todas formas todo tiene un límite. Me dice que no tiene dinero bla bla, cuando hacía unos minutos me vacilaba de tenía un negocio de joyas. Total que le digo que me voy a casa, que se acabó la cita, y ella insiste en que no la acabemos pero que pague yo. Yo ya tenía claro que la cita había llegado a su fin y para no hacer el papelón(el bar estaba lleno) acabé pagando, pero diciendole que me iba. Y no os lo perdais porque me dice que esta sorprendida de que yo haga eso y ya para acabar la noche me dice que entonces que le pague un taxi a casa, que es de noche y bla bla y yo wtf???total que la tía insistía en eso y no se iba, al final saqué mi telefono e hice ademán de llamar a la policia y al final se marchó. Fue una noche de mierda, es verdad que iba bien y la tia estaba buena, pero no hay que hacer todo lo que una mujer quiere. Creo que este es un caso diferente a los explicados ya que la cita iba bien y la chica me gustaba pero tengo claro que no voy a gastarme un dineral para una noche de sexo, sexo que ni siquiera estaba asegurado. Moraleja de la historia…aunque estés con un tia buena y todo vaya bien, no accedas a todos sus caprichos, no solo perderás dinero sino que a la larga su respeto. Saludos!

    Responder
    • Hola David, haciendo un poco de abogado del diablo, lo cierto es que uno no debe esperar quedar con una chica del este y que ella pretenda pagar a medias. Me ha pasado, pero no es para nada lo habitual, ni siquiera cuando las cosas van bien.

      Yo cuando quedé con la que cuento en el artículo, ya sabía que ella esperaba que yo pagara, y, de hecho, me lo dijo en la misma cita. Me dijo que los maricones de occidente queremos que las chicas paguen en las citas, y que eso era una ofensa para ella. Es algo que hay que aceptar con las chicas que rechazan el postmodernismo. Y si al final hice que se pagara lo suyo fue por comportarse como una gilipollas conmigo a la vez que no paraba de pedirse cócteles. Lo tenía merecido.

      O sea que para el que quede con una chica del este, lo mejor será nunca asumir que ella va a pagar por nada, y ya será decisión de cada uno si le merece la pena invitarla o no.

      Por supuesto, que esa sea su cultura no te obliga a que la invites a un restaurante caro.

      Por ejemplo, yo cuando estoy en Ucrania sé que salvo excepciones siempre voy a tener que invitar, vaya bien o vaya mal, porque allí no hay postmodernismo, y por eso lo primero que hago siempre es ir a tomar algo, y como allí los precios son bajos, si la cosa no va bien solo la tengo que invitar a 2€ o 4€ como mucho.

      Y por cierto, lo de que te haga pagar por el taxi me ha hecho mucha gracia. Seguro que algún buenazo lo hizo alguna vez.

      Responder
      • Creo que una de las grandes Blue Pills que más daño han hecho dentro del mundo de la seducción es el mito de que el tío nunca debe de invitar. Recuerdo una época en Barcelona que se había llenado de sargeadores ratas (y no es broma).

        Yo voy a exponer mi opinión, y en especial con chicas del este, con las que he tenido muchas citas:

        A mi personalmente invitar no me molesta. Me da igual pagar 50 o 100 € si realmente lo he pasado bien. Creo que eso es algo que transmite estatus. Otra cosa es que seas un pardillo, pero eso es muy diferente.

        Por ejemplo, en la situación del interlocutor de arriba, yo hubiera seguido pagando. Ha quedado con una mujer atractiva, la cita va bien (besos) y ella tiene más ganas de marcha. A mi me daría igual gastarme dinero, si realmente estoy disfrutando del momento.

        Es más, prefiero la situación del interlocutor de arriba a que una chica me meta en la friendzone invitándome a helados (situación que me ha sucedido, jajaja).

        Por otro lado, creo que ser cicatero es algo que te resta estatus. Yo siempre valoro la situación:

        Soy un chico joven, español, con trabajo y con una situación económica desahogada. Si yo quedo con una mujer extranjera, que tiene un empleo humilde, vive en una habitación, etc… Yo no voy a tener el más mínimo problema en invitarla. Es más me parece una descortesía obligarla a pagar a medias.

        Dicho esto, analizo la chica con la que estoy quedando, lo bien que me lo estoy pasando y pondero si pagar o no. En el caso de arriba hubiera acabado la noche pagándolo todo (es mi forma de verlo, vamos).

        MI pareja es rusa, y ella siempre me dice que el tío tiene que pagar a cambio de «lucirla» y esto es algo que me hizo mucha gracia. En cuanto a lo del negocio de joyas, mi experiencia con mujeres del este es que siempre les gusta adornarse mucho dándose autobombo.

        Yo al final lo que hago (si mi pareja tiene poco dinero) es pagar la mayoría de cosas, pero ojo, exijo detalles por parte de ella (que me deje dormir en su casa, que me prepare comida, que pague las consumiciones pequeñas, etc). Luego busco planes gratis, e ir a comer/tomar copas a sitios baratos.

        Ahora si la situación económica de uno es muy precaria, mejor no quedar con una chica del este, directamente. Es absurdo quedar con una rusa esté por encima de tu liga y encima esperar que te invite.

        Un saludo.

        Responder
        • Ese también es mi punto de vista. A mí invitar cuando las cosas están yendo bien (después del beso) no me molesta en absoluto. Ya lo comentaba en el artículo, si nos hemos besado, luego muchas veces invito a cenar y si ella no se ofrece a pagar lo suyo (cosa que va a suceder si es del este), me da igual y pago.

          Pero bueno, que cada uno es libre de hacer lo que le parezca más correcto.

          Responder
      • Si si es totalmente cultural, lo sé, pero tambien he estado con chicas rusas o de otros países del este y para nada eran así, supongo que porque ya habían asimilado nuestra cultura…de todas formas aunque estoy en contra del postmodernismo tengo claro que no voy a acceder a todos los caprichos de una mujer aunque me guste y todo vaya bien. Y si sí, lo del taxi ya fue para mear y no echar gota, normal que te haga gracia, jaja.
        Saludos y buen trabajo.

        Responder
        • Y bueno, para el compañero Javier, decirle que ya se como son las chicas del este,la mayoría majas y a veces he pagado yo y a veces ellas, y tambien decir que no TODAS son iguales. Y otra cosa es que para mí el estatus no es pagarle todo a una mujer, para mi eso es estatus bajo, ya que le pagas sus caprichos a cambio de su validación(que puede ser real o no). Para mí estatus es saber decir no por muy bien que vaya una cita, y aunque mi situación economica sea buena, solo eso. Y lo de los bluepiller que piensan que nunca hay que invitar supongo que no iba por mí porque nunca dije de no invitar, solo que no voy a ser el calzonazos que se gaste 200/300 euros en una noche por ninguna chica.
          Saludos!

          Responder
  15. Yo la verdad que después de leeros el último año, me volví muy tacaño y avaricioso en el tema de invitar.
    Directamente soy yo el que amaga con lo de sacar el dinero y espero a que me paguen la cuenta o me la pagan ellas sin preguntar.
    Como mucho pago a medias pero le echo una mirada a la chica de ya puedes merecer la pena xd.
    Desde que os leo este tipo de cosas me quedo muy claro y ahora mismo mi novia actual prácticamente me invita siempre a cenar o a comer, invierto el dinero justo y necesario en las mujeres aunque sea mi pareja.

    Creo que esto es un tema que los hombres deben meterse de una p%$a vez en la cabeza.
    En la primera cita tu pagas lo tuyo y ella lo suyo como mucho pero, jamás pagues tu todo o la invites a cenar como si te creyeras que eres Brad Pitt y después la vas a llevar volando en un globo y la vas a besar mientras sobrevolais Madrid con un cielo estrellado de fondo

    Responder
    • Sergio, para el que no lo sepa, voy a aclarar que eres de los guaperas que nos siguen habitualmente. Porque es importante para entender tu comentario.

      Y es que cuando eres guaperas, muchas mujeres se comportan contigo igual que los buenazos se comportan con las chicas normales. Ya hemos comentado por aquí que tenemos un par de conocidos guaperas que compiten entre sí para ver quien consigue que le inviten a una cena en el restaurante más caro. Y creo que tanto lo que hacen ellos como lo que haces tú va en contra de las normas impuestas por la dictadura de la corrección política, pero solo sois unos guaperas haciendo lo que muchas mujeres hacen a diario.

      Yo no lo haría, pero si cuando lo hace un sexo no ofende a nadie, que lo haga el otro no debería ofender tampoco.

      Responder
      • Me está pasando algo parecido, conocí a una chica hace un par de semanas por una app. He ido a dormir a su casa los fines de semana. Me cocina, no me deja pagar, hasta me invitó a un viaje (cuando la situación se normalice), la última vez que nos vimos, aporté la bebida para la cena porque ya me estaba dando vergüenza no aportar nada.
        Doy fe que cuando cuadras físicamente o perciben estatus las cosas van como la seda, incluso como en mi caso hasta ellas te invitan.
        Esta chica considero que físicamente está una o dos ligas por debajo mío.
        Tenemos muy buen sexo y admito que me vino bien en estos momentos complicados para tener relaciones (por la cuarentena) pero últimamente la situación se me está yendo de las manos y ella me demanda mas atención y yo no quiero una pareja estable en estos momentos de mi vida. Así que en breve voy a tener que decirle que la quiero de follamiga solamente.

        Saludos

        Responder
        • Yo es que creo que las hay que si quedaran con un millonario para tomar una copa se ofrecerían a pagar a medias, para que el millonario viera qué moderna e independiente es… pero luego como en First Dates le pusieran a un buenazo promedio, le dejarían «ser un caballero» y que pagara él todo xDD.

          Responder
  16. De todos modos quería hacer hincapié en que la seducción blue pill te vendía que nunca debías de invitar. Eso puede funcionar si eres un chulazo guaperas (lo de ser un jeta) pero siendo un promedio, puede llegar hasta restarte puntos que seas un rata.

    Responder
    • Si Javier, en la seducción clásica ya había buenos LOLes que no venían a nada. También estaba el de salir de fiesta llevando la botella de agua a todas partes porque «un seductor no bebe alcohol nunca»… En fin.

      Responder
      • Recuerdo que salía con unos individuos que iban co la botellita de agua y sin gastar nada en toda la noche. Salían por 0 euros todas las noches y obviamente no se comían un rosco. Eran sargeadores cutres de aquí de Barcelona. Creo que ya habrán madurado

        Responder
        • Pues eso mismo sucedía de manera exacta en la zona de Huertas de Madrid, una zona de bares baratos. Pero exactamente lo mismo.

          Responder
  17. En el plano personal soy de dividir gastos. En el sentido de que ella invite a una ronda y luego yo a la siguiente (en Suecia primero pagas las cervezas y luego te las dan) pero nunca pago todo. Creo que eso es de huelebragas y no nos aporta valor como hombres

    Responder
  18. Mítica la de la princesita. Lo bueno del postmodernismo es que, si las cosas van mal, te acoges a él para pagar a medias. En eso sí que le ponemos un 10 xDD

    Responder
    • Jaja, para una cosa buena que tenía, no la vamos a despreciar, ¿no?

      Me hace gracia porque en Estados Unidos hay un movimiento de «soy una strong independent woman» pero el hombre siempre debe pagar porque yo soy una diosa y mi tiempo vale oro. En los estados postmodernos se les está yendo la olla pero bien.

      Responder
  19. Hola, llevo tiempo leyendo vuestro blog y por fin me he animado a comentaros un artículo, aprovecho para felicitaros por vuestro gran trabajo.

    La verdad es que sobre este tema me ha pasado absolutamente de todo y he de decir que no todo es blanco o negro. La mayoría de veces he de decir que no han sido cenas ni cosas así sino más bien consumiciones aunque esto es aplicable a todo, pues bien, se ha dado el caso de invitar yo porque realmente me apetecía, porque era poco importe o simplemente por darme un poco de estatus, y otros casos invitarme ella, imagino que por lo mismo; sin embargo, no a todas a las que he invitado o me han invitado la primera vez las he vuelto a ver, es decir, a veces esto también creo que lo pueden usar como un test, para ver si eres un hombre de estatus y ver como te comportas, aunque claro, es mi opinión. Luego ya hay casos muy muy heavys como hacen muchas chicas latinas que llega la cuenta y ni siquiera hacen el gesto de sacar el monedero y también con chicas europeas: una chica de Europa del Este (Bulgaría) con toda la desfachatez me dijo que le había gustado un montón pero que como no le pagué lo suyo no quería saber más de mí, o una chica de Lituania que me dijo que le encantaría que un hombre la mantuviera. Eso sí, lo más heavy que recuerdo me pasó con un amigo: habíamos quedado con dos chicas ucranianas pijitas, muy bien físicamente, fuimos a un karaoke donde prácticamente solo estábamos nosotros 4 y un grupete de tios, ellas eran bastante despegadas y de ir a su bola durante la cita, pues bien, al final nos dicen (eso sí, ahora más cercanas jaja) que teníamos que pagarles sus copas porque era costumbre allá, al ver la negativa mía y de mi amigo, se pagaron lo suyo y se quedaron con el otro grupo de tíos. Nosotros nos fuimos con la cabeza bien alta, aunque también perplejos de que cosas así estén sucediendo de verdad, de hecho, estuvimos bastante rato hablando sobre el tema.

    Y es que creo que hay una gran diferencia entre pagar por que realmente te apetece y que te sientas obligado a ello, o peor, que te lo exijan.

    Os animo a seguir como hasta ahora.

    Un abrazo

    Responder
    • Bienvenido Yimmi, últimamente sois varios los que os estáis animando a comentar por primera vez, lo cual está genial.

      Lo de que en la mayoría de casos fueron invitaciones a consumiciones y no a cenas, es un buen comienzo. La verdad es que ir directos a cenar no es buena opción para una primera cita (si eres un hombre promedio o del montón).

      Y sobre las experiencias con latinas y europeas del este, ya lo comentaba más arriba, si ellas rechazan el postmodernismo, por mí no hay problema. Eso sí, lo que no puede ser es que pretendan quedarse con lo bueno de la sociedad tradicional y también con lo bueno de la sociedad postmoderna, como las americanas del «soy una strong independent woman pero el hombre paga siempre». Hay que elegir.

      Y lo de las ucranianas, me imagino que los otros tíos del garito acabarían pagándoles las copas, para no variar.

      Responder

Deja un comentario

Cómo ligar con chicas españolas

Descarga Gratis LA VERDAD: Por qué parece tan complicado ligar con mujeres españolas (y por qué realmente NO lo es)