Un lector de 45 años nos cuenta su experiencia la semana pasada en Vilnius (Lituania) (Parte 2/2)

Esta es la segunda parte del diario que José Luís, un lector de ComunidadRedPill, escribió sobre su viaje a Vilnius (Lituania) y que ha querido compartir con todos nosotros.

Antes de continuar, te recomiendo que, si no lo has hecho ya, eches un vistazo a la primera.

Día 4. Miércoles.

A la mañana siguiente, en frío, ella cambia de parecer: que soy una gran persona, que no soy su tipo de hombre y que disfrutaría mucho otra cita como amigos. WTF!? como amigos!? Si ayer estabas fantaseando con vivir conmigo!

Mis sospechas de que posiblemente sería descartado por tener un estatus inferior a médico se han cumplido: la conversación fue un interrogatorio en ese tema. Incluso me preguntó en qué hotel me alojaba para evaluarme por el número de estrellas.

Le respondo: «Well, I am a man so if you don’t like me as a man you don’t like me at all. It was great to spend some time with you«. Que encuentre a Elon Musk en Tinder! Estas rusas… Reset!

Saco la máquina de likes, la cual me da 2 matches, puro oro pues enseguida quedo con una chica para un rato más tarde.

Cita con la chica. Aparece una mujer de 38 que se abalanza sobre mí y me aplasta con un abrazo fuerte y prolongado. Nerviosa y tartamudeando, me lleva a un sitio típico lituano. A la luz del local y más tranquila puedo observar que se trata de una chica promedio con unas capacidades comunicativas apabullantes, social, simpática y divertida.

Cuántas habilidades tiene una que desarrollar cuando es normalita y está en Lituania, verdad? De alguna forma me siento identificado con ella y la beso sin venir a cuento por solidaridad con los de nuestra especie.

A partir de ahí pierdo el interés por la cita y me relajo, incluso bostezo. Y entonces ocurre algo asombroso: ella se lo curra a muerte… resulta que yo soy el premio! Hace cosas por agradarme todo el tiempo.

En un momento aislado comento que al chocolate se le considera el sustituto del sexo y se calienta como si hubiera sexualizado a lo grande. Me lleva en su coche con la excusa de que no pase frío parando en un mirador nocturno sobre Vilnius. En él, me pega a la barandilla y se tira a comerme la boca como si no hubiera mañana a la vez que aprieta las tetas y el pubis contra mí.

El frío nos hace temblar (-7°) y de vuelta al coche me lleva a la puerta del hotel. Ahí me la como ya sin pena y le ofrezco subir conmigo a la habitación. Ella tiene dos hijos esperando, tiene que irse. Insisto y me explica que mañana mejor, por la tarde. Mañana? Si resulta que al final voy a follar y todo.

Día 5. Jueves.

Me despierta un match y un mensaje de la chica de anoche invitándome a desayunar en el bnb (hostal) donde trabaja. Llego medio dormido y tras el café me enseña la casa. Cierra la puerta de una habitación, me arroja sobre la cama y me folla vivo mientras exclama que ella nunca se acuesta con un hombre al segundo día de conocerlo.

En pleno acto llega la dueña de la casa. Considero la opción de saltar por la ventana en calzoncillos para que no le afecte a su trabajo y yo tener algo que contar a los nietos, pero con la temperatura a 9 grados bajo cero… prefiero que me pillen.

Curiosa e inolvidable forma de cumplir el sueño del viajero vividor follador. Le informo de que parto mañana porque si no la tendré enganchada como un koala, aunque podría decirle lo de «sólo como amigos»… Soy cabrón pero no tanto.

Día 6. Viernes.

En el día de celebraciones de los 100 años de Lituania todo el mundo tiene plan y se les hace imposible quedar. Los matches y mensajes para quedar en tinder se acumulan sin tiempo ya para nuevas citas pues se acaban las vacaciones.

Incluso me escriben «Ohhhh darling!» ante la imposibilidad. El viaje en solitario más intenso y en el que me he sentido más vivo, llega a su fin.

Próximo destino?…

José Luís

###

Una vez más, me gustaría dar las gracias a José Luís por compartir su diario de viaje con nosotros.

Sobre el texto de hoy, solo quería hacer dos observaciones.

En primer lugar me alegro de que José Luís pudiera disfrutar del sexo rápido y sin compromiso en su viaje por Vilnius. El que no lo ha probado no lo sabe, pero este tipo de experiencias son mucho más intensas y emocionantes cuando las vives a cientos de km de tu país.

Y también me ha encantado leer que se volviera dejando allí un montón de opciones. Para que todo el mundo pueda entender lo que se siente al salir de España.

En segundo, yo no estuve allí, por lo que no puedo saber realmente qué fue lo que sucedió, pero yo apostaría a que si las cosas no salieron bien con la mujer del día 3, no fue por un problema de estatus económico, sino que creo que tiene que ver con otra cosa… que es precisamente el tema del artículo de mañana.

;)

Carlos Montoro
Autor del libro Cómo ser un hombre de ESTATUS

Top 3 artículos recomendados

22 comentarios en «Un lector de 45 años nos cuenta su experiencia la semana pasada en Vilnius (Lituania) (Parte 2/2)»

    • Tuve la sensación de que me iba en lo mejor del viaje! Cuando las chicas me proponían citas para el día de la partida… Me daba mucha rabia. Eran realmente bellas y quién sabe qué aventuras esperaban si me hubiera quedado unos días más. Gracias por tu comentario en los dos artículos. Yo también fui un pagaimpuestos con pocas alegrías y, sabes qué? Puedes cambiarlo!

      Responder
    • Felicidades por atreverte a ir solo a un pais tan desconocido!!!

      Yo tb pienso como vosotros en el tema impuestos: La verdad es que no me acaba de convencer lo de estar cotizando 40 años y tragando mierda en el trabajo 11 meses al año para luego jubilarte con una pension escasa…

      Dan ganas de trabajar a doble turno y ahorrar durante 6 meses y luego irte el resto del año de vacaciones a este tipo de sitios… Asi, cuando seas viejo, que te quiten lo bailado…

      Responder
      • Si investigáis, veréis que hay mucha gente que dejó un buen trabajo para irse a viajar por el mundo. Obviamente, para hacerlo necesitas tener un proyecto online, dejar un trabajo sin tener nada aparte es de locos. Por eso, lo que recomiendan es empezar un proyecto online aparte en el tiempo libre y cuando éste empiece a ser rentable, dejar el trabajo y largarse a disfrutar de la vida y descubrir todos los paraisos que hay por descubrir.

        Responder
  1. Creo que es la rusa la que se lo pierde! jejeje

    Ahora fuera de coñas, se te regalo la de 38 y un poco más y te haces un trío con la jefa.

    Si te vas a hacer otro viaje en el futuro avisa que a la mejor me apunto por si necesitas compañero de aventuras.

    Responder
  2. No se me ocurre mejor forma de pasar las temperaturas a menos de 0 grados que teniendo sexo con una mujer caliente, me quito el sombrero contigo José Luis, no me defraudo el anterior diario y tampoco lo ha hecho este.

    Responder
    • A mí tampoco se me ocurre una forma mejor de sobrellevar el frío! Visitar el museo para ver unas vasijas no fue tan emocionante :D

      Responder
  3. Hola José Luis, antes de nada agradecerte que te hayas animado para que podamos leer tu experiencia, es la primera vez que comento en el blog, pero lo he hecho porque tenia que dar ma enhorabuena a un valiente, me encanta el buen rollo que se respira por aquí, quizás algún día sea yo el que comparta mi historia, un abrazo si lees esto 😉

    Responder
    • Me siento muy bien de que te hayas animado a escribir por primera vez tras leer el diario. Agradezco tu palabras (y las de todos). No es una cuestión de valentía, si no de decidirte entre dos opciones: estar solo en casa o estar solo en Vilnius. No me habría perdido por nada del
      mundo los besos con la rusa, la pillada en el hostal o simplemente conocer una ciudad que me encantó.

      Responder
    • Yo puedo decirte, Sebastian, que en casi todas las capitales de Europa del este hay locales en los que se baila salsa donde siempre van mujeres buscando latinos.

      Nunca ves ni hombres locales ni mujeres latinas, así que todo es cuestión de ir buscando esos locales.

      Eso sí, como decía, esto es en el este de Europa, supongo que en España sabes que la cosa es muy distinta.

      Responder
  4. Hola, acabo de descubrir esta comunidad, muy interesante. No voy a incurrir en obviedades, en esencia estoy de acuerdo con los planteamientos. Tengo 48 años, he tenido años de mucha actividad con mujeres, y ahora la cosa ya es distinta, tengo menos posibilidades, y menos ganas de complicarme, lo cual es un modo de conciliar lo uno con lo otro. Nunca he sido un beta, sé muy bien mantener el tipo con las mujeres, y si he arriesgado algo era de un modo consciente. siempre sostengo que antes que ligar, el objetivo es mantener la dignidad, por uno mismo y porque además, paradójicamente, aumentan a largo plazo tus posibilidades de ligar desde esa posición. Si alguien viaje de forma «antropológica» en agosto, podemos ver posibilidades. Gracias. Javier

    Responder
    • Hola Javier, bienvenido al blog.

      Si investigas un poco, verás que tu edad es un momento perfecto para conocer mujeres, mucho más que para los hombres promedio más jóvenes. Otra cosa es que tú ya no tengas tantas ganas.

      Y por otra parte, es imposible ligar perdiendo la dignidad. Con lo cual, eso de arrastrarse para a ver si así pasa algo jamás va a funcionar. O sea, que acertaste en el planteamiento.

      Un saludo!

      Responder
      • Gracias por la acogida. Bueno, lo de la insistencia patética, aún puede funcionar, en algunos casos, ese empeño conecta con la necesidad de muchas mujeres de sentirse valiosas según la medida del interés persistente, para no sentir que ponen demasiado facilidades. En cuanto a lo de mi edad como algo propicio, es discutible según dónde se ponga el foco: conocer mujeres de mi franja de edad, se puede, pero las pocas que se mantienen más o menos bien, reproducen en su mercado las actitudes altivas de las jóvenes, y las restantes, al margen de su talante, más reacio a cuestiones sexuales, no suelen conservarse bien, en eso los hombres tenemos ventaja, si te cuidas, generalmente te mantienes mejor que una mujer de tu edad, y sin el transformismo del maquillaje. Creo que tendríais un potencial con los viajes en esta comunidad. Como bien decís, España es un caladero estéril. Gracias!

        Responder
  5. Buenas tardes a todos,
    Tras leer muchas de las entradas del blog, estoy planteandome un viaje al «frio» norte, a alguna de las republicas balticas, para ver si sigue el panorama en el mismo plan o ya es territorio quemado.
    Espero opiniones.
    Un saludo a toda la comunidad

    Responder
    • Miguel, lamentándolo mucho, el este de Europa ya no es como hace unos años.

      No nos dices tu edad, si eres mayorcito (o te gustan las mujeres mayores de 35 años), te lo puedes pasar como el hombre del artículo.

      Si tu intención es conocer guapas veinteañeras, la cosa no va a ser tan fácil, aunque siempre habrá muchas más oportunidades que en España.

      Responder
      • Buenas tardes,
        La verdad es que mayor, algo más que algunos miembros de la comunidad.
        Tengo 43 palos y divorciado hace menos de un año después de ser 14 bluepilled, Así que estoy en proceso de regeneración y vuelta a poner en marcha.

        Responder
  6. Pues si se me permite intervenir, creo que antes que atender al entorno conviene mentalizarse uno. El entorno en España es muy malo para ciertas edades, y la mía ya es línea roja de 48. Lo de Tinder o Badoo, al margen de que uno use técnicas mágicas, ofrece un gran escenario para la vanidad femenina, tías de medio pelo encuentran una nube de pretendientes, lo que devalúa a todos los hombres. Y por mucho que se hable de liberalidades sexuales, muchas mujeres aún conservan su espíritu hipergámico, conservador, calculador, etc, etc. En el extranjero no hay que esperar un gineceo de barra libre, ya que la globalización ha convertido a todo turista en un cliente. Yo no me quejo de las experiencias que he ido viviendo, unas mejores y otras peores, tras muchos años soltero. Pero hay que ser realista, y mantener el tipo, reducir ansiedades y nunca perder la dignidad en el proceso. En un entorno de tías elevadas a los altares de la vanidad por culpa de los seductores inasequibles al desaliento, y a la desproporción demográfica, lo que puede diferenciar es no entrar a ese juego y jugar con la renuncia, no hacer de la conquista a cualquier precio el objetivo. A las malas, ya sabemos la solución socorrida que hay. Por experiencia propia, yo frecuento salas de baile. Ahí la satisfacción no depende de si ligas o no, sino de la actividad en sí. Puedo asegurar que ya hay más hombres que mujeres en la salas de baile, porque ahí se ha desplazado todo hombre viviente para poder interactuar con mujeres de forma más fácil. Lamentablemente para ellos, las salas son un parque de atracciones al servicio de ellas, que acaban convertidas en divas de baile. Dicho todo lo negativo, paciencia, actitud, y disfrutar de la libertad frente a la esclavitud de mucha gente en pareja, amargada. Los viajes a otros entornos son estimulantes por hallar otro talante en las mujeres, pero desde la relajación, y sin generarse expectativas desmesuradas. Pensamos que en unos pocos días en una ciudad no es tan fácil, pese a Tinder, conectar con mujeres de una cierta edad, que pueden ver a un viajero como un turista sexual. Como preparación, yo sugiero usarplataformas de intercambio de idiomas como interpals.net. Perdón por le homilía de señor mayor. Saludos

    Responder
    • Javier, por la experiencia que tengo con alumnos de todas las edades, estás en la mejor edad. Los que realmente lo tienen complicado son los chicos promedio más jóvenes, pero un hombre de 45 o 50 años que se cuida y saber cómo hacer que las cosas sucedan, tiene mucho más valor en el mercado sexual que cualquier mujer, por mucho que les entren hombres que se las quieran follar a diario.

      Por otra parte, en el este de Europa es cierto que las mujeres maduras te pueden ver como un turista sexual. Por eso es bueno ir al menos un par de semanas y no tener demasiada prisa, pero una vez pasada esa barrera la cosa se pone fácil fácil.

      Lamentándolo mucho, esto ya solo ocurre con mujeres maduras.

      Responder
  7. Totalmente de acuerdo en lo que dices. Y en especial en que para ser prácticos, un viaje de 3 días no sirve de mucho para estos fines, salvo que lo hayas preparado previamente vía telemática.

    Responder

Deja un comentario

Cómo ligar con chicas españolas

Descarga Gratis LA VERDAD: Por qué parece tan complicado ligar con mujeres españolas (y por qué realmente NO lo es)