Mi historia de AMOR en Budapest (Hungría)

Creo que todos los que estamos en el camino del desarrollo personal, de la seducción y de la búsqueda de la felicidad, por mucho que nos guste el sexo, lo que de verdad deseamos en nuestra vida es vivir algo especial.

Sabes a lo que me estoy refiriendo, ¿verdad?

A una bonita historia de amor.

¿Es posible vivir una bonita historia de amor en la era de las app’s para ligar online e Instagram?

Permíteme que en vez de ir directamente al grano, haga una breve introducción sobre mí, la cual te ayudará a entender y disfrutar mejor de esta historia.

Quizás ya me conozcas de mi etapa anterior, pero por si acaso no sabes cómo soy físicamente (por privacidad he decidido preservar mi imagen pública), puedo decirte que tengo 33 años y soy un hombre promedio o del montón.

Según Carlos, soy un promedio high level (es decir, que estoy más cerca de ser guapo que de ser feo), pero a pesar de eso, NUNCA en mi vida las chicas me lo habían dejado tan fácil como se lo dejan a los guapos.

Desde que empecé a interesarme por las chicas hasta los 30 años, nunca pude experimentar cómo era eso de que las mujeres me desearan solo por mi físico, y fue así hasta que en el año 2014 hice un viaje que me cambió la vida.

Insisto, hasta ese momento SIEMPRE fui yo el que tuve que hacer que las cosas sucedieran. Siempre fui yo el que tuve que currármelo, tratando de dar los pasos correctos y de no cometer errores. Y ojo, tampoco me voy a quejar por ello, porque la verdad es que me ha ido de puta madre.

Pero sinceramente, no hay punto de comparación. Cuando simplemente les gustas físicamente y son ellas las que te lo demuestran y te lo dejan fácil… es lo mejor del mundo. Y en Lituania 2014 (dos veces) y Hungría 2015 pude experimentarlo.

Sin embargo, en nuestra segunda visita a Budapest me di cuenta de que todavía me quedaba algo nuevo por experimentar, y es que una cosa es que ellas te lo dejen fácil, lo cual ya está muy bien, pero otra muy diferente es que sean ellas las que se lo curren a muerte para conquistarte…

Eso es ya otro nivel, y es de lo que quiero hablarte hoy.

Cómo conocí a mi novia húngara

Si hay una cosa que me encanta de viajar con Carlos, aparte de, obviamente, lo bien que lo pasamos, es que es la persona que conozco que mejor prepara la logística para los viajes.

Sobre todo cuando vamos a hacer un viaje de pocos días y queremos aprovechar el tiempo al máximo, buscando unos billetes de avión económicos, viendo en Airbnb cual es el mejor apartamento para alquilar, con camas de matrimonio y cerca del centro, cambiando dinero a la moneda local, descargándose Uber o la App que haga falta para pillar taxi en el aeropuerto y que no nos timen, investigando en Internet y Facebook las discotecas donde van las chicas locales a buscar extranjeros… y un montón de cosas más.

Como yo no soy muy bueno en eso, para no perder tiempo, aproveché la geolocalización de Tinder Plus y me situé en Budapest para ir jugando un poquito e ir viendo el feedback que me daban las húngaras.

El Danubio de noche era espectacular

Te adelanto ya que fue BRUTAL, igual que cuando fuimos la primera vez. Recuerdo (y a Carlos le pasó igual) que cada Like que daba a un perfil de una chica se convertía en un Match. Y tuve tantos matches que me fue imposible iniciar conversación con todas. Lo cojonudo era que muchas de ellas me abrían conversación a mí.

Y entre todas aquellas chicas que me abrieron conversación hubo una en particular que se mostró extremadamente entregada, riendo todas mis gracias, preguntándome un montón de cosas y con muchas ganas de conocerme (recuerda que yo estaba chateando desde Madrid).

Ella era una chica TOP, como algunas con las que me enrollé en mi primer viaje a la capital húngara. Era 10 años más joven que yo (tenía 20 años), era guapísima de cara, no muy alta, delgadita y con muy buen cuerpo, pero lo que más me impactó de ella fue su forma de tratarme y valorarme.

Ya por el chat todo fue muy distinto

Ella no paraba de insistir con que quería quedar ya y conocerme (pensaba que ya estaba en Budapest), y al final tuve que confesarle que no, que todavía estaba en Madrid, que iba a viajar con amigo en un par de semanas y que lo primero que haría tras llegar sería quedar con ella.

Se enamoró de mí por mi aspecto físico y personalidad, sin más. No tuve que hacer seducción ni jugar a ningún tipo de juego. Recuerda que ella vivía en uno de los paises de color “amarillo” de esos en los que los hombres son menos atractivos que las mujeres, o al menos, en los que los hombres no muestran demasiado interés por ellas.

Siendo honesto creo que le resulté guapísimo (cosa que me repetía constantemente). Ten en cuenta que yo tengo el pelo negro, ojos verdes y me dejé crecer la barba. Además, mido 1,80cm. Supongo que comparado con muchos húngaros le parecí un guaperas (mientras que en España soy un tío muy promedio, qué putada xD).

Por la forma en la que me hablaba tenía la sensación de que, para ella, tener la oportunidad de conocerme y de estar conmigo era como si le hubiese tocado la lotería, pero lo que ella no sabía era que… ¡al que le había tocado la lotería fue a mí!

Joder, tenia a una tía buena, simpática, agradable, educada, divertida y cariñosa haciendo todo lo posible por “conquistarme”.

¡Era el mundo al revés!

Pasamos al whatsapp y durante esas dos semanas previas al viaje estuvimos hablando por el chat a diario. Yo le mandaba notas de voz hablando español que le encantaban y ella me decía que se moría de ganas de que llegase a Budapest para conocerme y estar conmigo.

La sensación de realmente sentirte como el premio

En la antigua comunidad de seducción siempre se nos dijo que para atraer mujeres debíamos sentirnos como el premio.

Y aunque no me parece un concepto del todo errado, lo cierto es que si eres un hombre promedio o del montón y estás en España, por mucho que consigas sentirte como el premio, siempre vas a tener que ser tú el que se lo curre para hacer que las cosas sucedan.

Lo cual significa que al final, en el fondo todos sabemos muy bien que el premio son ellas. Sin embargo, nada más poner el pie en Budapest, por primera vez en mi vida me sentí yo el premio, y con esto no me estoy refiriendo solo a que me miraran como a un guapo, sino también a que se lo curraran por mí.

Te aseguro que es una sensación orgásmica y adictiva.

Nada más dejar las maletas en el apartamento, mi novia húngara vino a buscarme con el coche, yo la estaba esperando en la acera, ella aparcó en doble fila y cuando se bajó del coche y me vio por fín, puso una cara de felicidad que no la he tenido yo ni cuando los Reyes Magos me trajeron la Play Station.

Me dió un súper abrazo que me indicó que íbamos a pasar unos días muy chulos, y así fue. Durante TODOS los días que pasamos juntos ella se lo curró a muerte para que para mí fueran inolvidables, y yo lo único que tuve que hacer fue dejarme llevar y disfrutar.

Parque acuático donde disfrutamos de un día romántico

Un día me llevó al Aquaworld, uno de los mayores parques acuáticos de Europa, donde nos besamos y metimos mano como dos tortolitos por todas las piscinas que pudimos (por cierto, la entrada la pagó ella).

Me llevó a comer comida típica de Hungría a varios restaurantes diferentes, dimos un paseo viendo el Danubio, me llevó a un montón de sitios turísticos, me quiso llevar a la Isla Margarita para pasar el día (pero al final como trabajaba no pudimos ir), salimos de fiesta, le presentó una amiga a Carlos, y sobre todo, pasamos las noches juntos e hicimos muchísimo el amor.

Fueron unos días maravillosos, hasta que llegó lo que tenía que llegar…

Despedida con lágrimas y dolor en el corazón

Como ya sabes, todo lo bueno se termina y nuestro “noviazgo” de verano tenía que llegar a su fin, me tocaba volver a España.

Ella tuvo el detalle de acercarnos con su coche a Carlos y a mí al aeropuerto. Nos despedimos entre lágrimas, besos y abrazos, y con la promesa de que yo volvería a Budapest o que ella vendría a Madrid a verme.

Y yo solo pude darle las gracias por todo lo que se lo curró por mí. Nunca antes una chica se lo había currado tanto por mí en tan poco tiempo.

Poder sentir esa sensación de que nada más conocerla sea ella la que está pendiente de ti, que intente agradarte, cuidarte, querer que lo pases bien, demostrarte que le gustas… no tiene precio, y es algo que creo que todos los hombres promedio o del montón deberían sentir, como mínimo una vez en la vida.

Conclusión

Me hicieron falta 30 putos años para poder sentir la sensación de que sea una chica linda de 20 años la que se lo curre para conquistarme a mí y no al revés, manda huevos… Pero te aseguro que valió la pena la espera.

Una vez que aterrizamos de vuelta en Barajas y eché un vistazo a lo que había por allí me sentí estafado, al ver hombres por todos lados y el atractivo de las mujeres, bastante promedio.

Fue como volver al infierno, un bajón de la hostia, tener que cambiar el chip y volver al chip de la realidad que tenemos aquí y a la que el 90% de los hombres está acostumbrado.

Era duro tener a mi novia húngara quemandome el Whatsapp y seguir recibiendo matches nuevos de chicas de Budapest mientras que aquí… bueno, ya sabes lo que hay.

El mejor consejo que te puedo dar es que viajes, que le eches cojones, ya sea solo, con amigos, con una agencia de viajes o con nosotros.

Me da igual como lo hagas pero hazlo, VIAJA.

Hoy en día es más fácil que nunca, hay muchas opciones, muchas ofertas, y si tu excusa es que no hablas inglés, siempre tendrás la opción de visitar maravillosos lugares en Latinoamérica.

Lo que viví en Budapest 2015 nunca lo olvidaré, lo tuve TODO, tuve abundancia sexual en mi primer viaje y tuve una historia de amor con una chica preciosa que hizo todo lo posible para conquistarme en el segundo.

¿Y sabes qué? En ningún momento tuve que utilizar ni seducción ni habilidades sociales ni cambiar mis creencias ni NADA. Porque aquí el típico gurú guaperas de la seducción empezaría a inventarse técnicas, trucos o historias para justificar su éxito.

Pero no, yo voy a decirte la verdad, y la verdad es que cuando gustas físicamente a una mujer no necesitás hacer nada más, con que no te cagues en los pantalones es suficiente.

Y tú también podrías vivir este tipo de historias si te animaras a viajar.

David Conde
Autor del libro Cómo ser un hombre de ESTATUS

Top 3 artículos recomendados

23 comentarios en «Mi historia de AMOR en Budapest (Hungría)»

  1. Como te sentiste tú allí se sienten los guaperas de la seducción día sí día también xD. Madre mía, si va un guaperas de 10 allí la tía esa se muere entonces jaja. Coge un vuelo a Madrid y todo xD.

    jajaj, que jodío eres David, volver a Madrid no es volver al infierno tío, que aquí también rompéis la cama que lo se yo. Joder, y qué me dices de la tía aquella de la pasta de dientes eh ;) Te dijo hola guapo.

    Eso de que cuando llegaste aquí el físico de las mujeres es muy promedio… no estoy de acuerdo. yo cada día veo miles de tías buenas por la calle. Bueno, es que me da igual el país, yo es que veo tías buenas en cualquier lugar.

    Y oye, esto es importante aclararlo. Eso fue en 2014-2015. Ahora decíais en otro artículo que ya Europa se ha quemado y que ya no es igual, ya no se regalan, no? Osea si por ejemplo ahora si voy allí yo tendría que aplicar lo mismo del estatus y todos esos mismos trucos que si estuviera aquí. Que la única manera de disfrutar de ello del regalamiento es irte a Asia, y te adelanto que sí que Asia es la putísima ostia para el sexo. ;)

    Y otra pregunta. Allí hablabas todo el rato en inglés con ella y con la gente? Porque ostia, eso es muy muy difícil comunicarte en inglés.

    PD: hay que reconocer que con 30 años, dinero y un amigo increíble todo es más fácil para viajar eh.

    Y os voy a dar una reflexión que tengo sobre la validación. Yo los días que tengo la oportunidad de estar con algunos amigos que aprecio y hacemos algo interesante, la verdad que me siento tan extremadamente bien que ni me acuerdo ni de mujeres ni de nada más. Solamente quizás me apetecería un ratillo para echar un polvo y ya y luego volver con los colegas jaja.
    Digo esto porque veo que por ejemplo vosotros o muchos hombres le dais mucha importancia a la validación femenina pero lo pienso, y es que si llegas a tener un equipo de amigos increíbles sólido (esto sobre todo) y eres independiente en la vida con tu casa y tu sueldo y tu estilo de vida… la verdad es que la validación femenina vale lo mismo que los semáforos del GTA. Pero eso sí, sexo, sexo y más y más sexo… eso que no falte nunca!! ;)
    (Yo es que como era antes el típico romántico estúpido de Hollywood y he conseguido mierda y más mierda y humillaciones… a mí ya eso me hartó y ahora quiero ser un puto fucker al estilo gurú guaperas del YouTube ;))

    PD2: Ya verás con el perfil mágico colegas ;) voy a estar en Madrid y va a parecer que estoy en Manila. Ya os contaré cuantas follamigas me he echado y os daré feedback. Los guapos y los gurús me tendrán mucha envidia.

    PD3: Pero bien, al no tener realmente un grupo sólido de amigos porque los veo bien poco lamentablemente, no me importaría tener una novia para tener compañía en mi vida. Os lo digo como dato para el jueves, que también me interesa algún truquito para convertir follamigas en novias… si es que no me abandonan por un Zac Efron o un Jeff Bezos a las dos semanas. (Cosa que no descartaré nunca) ;)

    Responder
    • Hola Carlos, si no te importa, te respondo yo a un par de las cuestiones que planteas.

      Cuando llevas 30 años (en mi caso 31) teniendo que ser tú el que haga que las cosas sucedan y de repente llegas a un sitio en el que las mujeres te tratan como tratan siempre a los gurús guaperas de los vídeos de YouTube, te sientes como en el cielo. Y claro, cuando sales de allí, cualquier cosa te parece ya el infierno.

      Yo pasé de que me entraran lindas de 19 años en las discotecas del este de Europa a que chicas tan promedio como yo me hicieran rechazos preventivos en Madrid. El cambio es grande.

      Lamentablemente las cosas han cambiado mucho en los últimos 3 años. Americanos, ingleses, italianos, españoles y australianos hemos estado viajando en masa a estos lugares y los hemos quemado bastante. Aunque eso no quita que, como decimos siempre, en cualquier lugar que no sea España siempre vamos a tener las cosas más fáciles de inicio.

      Responder
      • Sobre lo que preguntas del inglés, tengo que reconocer que mi nivel es bajo, yo solo llevaba el inglés del colegio y con decirte que sacaba cincos raspados te digo todo.

        Recuerdo que al principio cuesta un poco pero luego nuestra cabeza como que cambia el chip y ya es más fácil hablarlo y entenderlo.

        Además, fue de España las mujeres, sobre todo si les gustas, hacen por entenderte y hacerse entender, no te preocupes ;)

        Responder
      • Putos americanos, ingleses y australianos. Ya les vale. Me han jodido el chollo. Ojalá hubiera sabido esto en 2014 madre mía.
        Es que anda que no hay huelebragas americanos y de habla inglesa. Yo diría que hasta son los más huelebragas del mundo los cabrones.
        Por cierto, este mes anterior estaba viendo cuentas de instagram de algunas tías cachondillas de Hungría, República Checa y esas zonas y tienen bastante huelebraguismo de ingleses. Ya les vale. Yo al menos, por dentro pienso todo tipo de guarradas con esas nenitas, pero nunca le doy a comentar. Uno puede perfectamente hacerse pajas en la intimidad con las fotos de tías cachondas sin ser un puto huelebragas de mierda.

        David; PD: Sí que hacen por entenderte ;) Cuando estaba aquella vez en la discoteca con dos amigos hacían por entendernos muy bien las inglesas cachondillas ;) Si estuviese ahora metería boquita sin pensármelo. el peor desaprovechamiento de una VDO del mundo. Aún me da tristeza.

        PD2: Me molaría muchísimo hacer daygame y nightgame con vosotros por el este de europa.

        Responder
  2. Búa David, es el primer artículo que leo que me da rabia que se termine, me ha parecido tan interesante que quería seguir leyendo más.

    Yo tengo algunos maches en España pero sigo pensando que cuesta lo suyo ligar aquí, tienes que poner mucho de tu parte para que las cosas sucedan, por eso me ha impresionado la facilidad que tuviste en Hungría.

    Actualmente estoy mirando junto a mis amigos por páginas como eDreams descuentos de vuelos y hoteles, el problema es que mis amigos no hablan inglés (soy el único que sí), e ir a Latinoamérica con la inseguridad que hay, más lo costoso que puede ser, me hecha para atrás.

    Dicho esto, dónde me recomendarías ir?

    Gracias por tu artículo David, no solo me interesan los artículos donde explicáis ciertos aspectos como lo del círculo social, sino también vuestras experiencias me pueden servir como ejemplo a seguir.

    Un abrazo ;)

    Responder
  3. Estoy de acuerdo con Marc1996, me ha pasado lo mismo, mira que el artículo es largo pero se me ha hecho corto, me gusta mucho cuando contáis historias vuestras que os han pasado.

    A mi me gustaría poder ir de viaje con vosotros, si organizáis algo que me pueda apuntar, os he enviado un email a ver si me podéis tener en encuesta para próximas.

    Gracias!

    Responder
    • Me alegra mucho que te haya gustado y se te haya hecho corto, mira que yo pensé que os iba a resultar muy largo xD

      Algo vamos a intentar organizar este año, ya iremos comentando todo por aquí, pero primero va lo primero, el libro, luego ya todo lo demás ;)

      Responder
      • Lo de viaje organizado de Red Pillers a cualquier lugar del mundo pinta de miedo! Esto ya es un clamor popular, os va a tocar organizarlo para que no os demos más la brasa con el tema :P

        Por mi parte, como chico que se gana la vida hablando en inglés, me ofrezco desinteresadamente en ayudar en lo que haga falta. Así que ya sabéis, al lio!

        Responder
        • Iremos informando por aquí, a ver si podemos organizar algo chulo y que se puedan apuntar unos cuantos seguidores del blog :)

          Responder
  4. Interesante conclusión David, ¡y te lo ibas a perder!

    Me gusta mucho de ti que dices las cosas muy claras, y no nos cuentas una milonga de que te la has ligado haciendo tal o cual cosa, o si la has cualificado o si la has bajado el valor.

    Si una mujer se nos regala, pues se nos regala, lo disfrutamos y punto que no voy a disfrutar más porque me lo tenga que currar como un loco, ¿no?

    Responder
    • Exacto telmo, Carlos y yo estamos cansados de ver a guaperas intentando justificar las regaladas para que los hombres promedio alucinen, y eso es una BLUE PILL de campeonato, si una chica se te regala no hay que darle más vueltas, disfrutarlo y ya está, ojalá las cosas fuesen así de fáciles siempre, yo no me lo curro por gusto :P

      Responder
      • Wow! Esto me pareció interesante. Quizás las primeras veces en la vida sea muy guay tener algo regalado, pero, vosotros que opináis. ¿Es cierto lo que dicen de que cuando tienes la vida demasiado fácil y todo regalado te acabas cansando? ¿Es cierto que cuando algo te lo tienes que currar bastante luego lo aprecias y valoras más que si te lo regalan? Esto principalmente se aplica al tema del dinero y tal, pero con las mujeres es igual o en el caso de las mujeres, cuanto más regalado mejor? Es curioso esta pregunta me interesa bastante debatir este tema.
        Yo me acuerdo que empecé viendo esta reflexión cuando escuché que los hijos de papá que lo tienen todo regalado y les dan todo hecho luego no valen para nada a largo plazo y que los que trabajan para conseguirse sus cosas con su esfuerzo lo valoran y disfrutan más y es lo ideal.
        ¿Se aplica igual para el tema seducción? ¿Es verdad que si absolutamente todo fuera fácil y regalado nos aburriríamos de la vida? O es una blue pill total y lo que más mola siempre es que te lo regalen todo siempre?

        Responder
        • Eso es así, cuando lo tienes todo regalado no lo valoras. Mira las estrellas del rock que lo tenían todo (atención, dinero, chicas…) y acababan suicidándose. Eso ya es el colmo.

          Responder
  5. El viaje a Lituania ya me había encantado por lo diferente que fue todo para vosotros, pero tengo que reconocer que el viaje a Budapest lo ha superado.

    Me das mogollón de envidia, yo nunca he podido sentir esa abundancia y esa sensación de que una chica le alucine estar contigo.

    Por una parte es triste pero por otra estoy contento de que me hayas abierto los ojos, te aseguro que en esta Semana Santa que llega me voy a hacer una escapada, seguramente vaya a Praga, ¿lo ves bien destino?

    Responder
    • Pues si te soy sincero en Praga no he estado, el que si que ha estado fue Carlos y le pasaron algunas cosas muy divertidas, quizás él te pueda arrojar más luz sobre ese destino ;)

      Responder
  6. Genial historia, gracias por compartirla. Yo viví en Europa del Este (no detallaré) durante un tiempo antes del boom de las app y aunque no experimenté algo tan brutal como lo que has contado, puedo decir que era otro mundo. La predisposición de las chicas era muy alta y aunque por aquel entonces físicamente era bastante mediocre (ahora ya es distinto) seguía teniendo ventaja y el subidón de moral era considerable.

    Tenía muchísimas opciones, y sobretodo la sensación constante de ser el premio y de que todo era muy sencillo, y la verdad es que lo era. Tuve un par de historia serias, una de ellas terminó siendo la relación más importante hasta la fecha. Aquella experiencia por el este me cambió la vida y me ayudó a ver que el problema estaba en España y no en mi juego, que era mejor de lo que pensaba.

    Responder
    • Me alegra mucho Alvaro que hayas podido vivir el pequeño grupo de hombres valientes que han tenido huevos de salir de España para explorar nuevos lugares.

      Si no quieres compartir aquí tu historia en abierto pero si quieres compartirla con Carlos y conmigo en privado puedes enviarnos un email que me has dejado intrigado jejeje ;)

      Responder
      • Lo siento por los lectores, pero en esta vida hay que arrear. No desvelaré el lugar porque la mayor parte del país sigue estando muy inexplorado en su mayoría y no quiero que se queme. Aunque no he vuelto por razones personales, le tengo mucho aprecio y guardo muy buenos recuerdos. Os tocará buscaros las castañas por vuestra cuenta :-)

        No fuí a la aventura ni de fiesta ni nada por el estilo. Salí de España por la crisis y acabé por aquella zona a través de un programa de becas por casualidad. Luego me quedé un par de años más. Decir que fué uno de los mejores periodos de mi vida y el que a todos los niveles más me ha marcado.

        Me terminé yendo porque (para mí) no fué un buen lugar para progresar laboralmente. Llega un punto en que todo se agota. No se puede tener todo en esta vida ni las mujeres lo son todo. Ahora sigo fuera, en un lugar mejor para progresar, pero peor en lo que al tema tías se refiere. Que le vamos a hacer :-) Tengo a Latinoamérica en el punto de mira.

        Reitero lo dicho por los compañeros, salíd a explorar mundo, vereis las cosas de otra manera!

        Responder
  7. Leeros siempre me motiva muchísimo, pero saber que hay lugares en el mundo en los que las mujeres se mueren por estar con hombre como nosotros, me entran una ganas tremendas de viajar e incluso de mudarme a otro país.

    De momento me he puesto con el inglés, no solo por el tema de viajar con más seguridad, sino ya a título personal por el afán de superación y las ganas de aprender y tener nuevas experiencias.

    Espero que pronto podamos compartir una bonita experiencia por aquellos lugares tan exóticos.

    Si hay algún lector de este blog por la zona de Santander, Cantabria que quiera compartir impresiones en persona genial.

    Un fuerte abrazo.

    Responder
  8. Gracias por escribir este artículo,me he emocionado mucho al leerlo y eso que ni siquiera soy yo el que vivió esas increíbles experiencias.
    Conozco a gente que dice que cuando hablas con extranjeros lo suyo es hablar en modo patoso, sobre todo a la hora de ligar.Pero yo tengo un nivel de inglés casi impecable y creo que es una chorrada hacerte el tonto cuando puedes hablar fluido y bien sin ningún problema,qué crees al respecto? Lo digo porque subisteis un artículo en el que explicábais que el acento español sonaba muy sexy para los extranjeros.

    Responder
    • Puedes hablar de manera correcta pero con acento. Yo estoy contento con mi nivel de inglés, pero a la hora de hablar tampoco me esfuerzo mucho en pronunciar demasiado perfecto, primero porque me cuesta y segundo porque sé que el acento español hablando inglés gusta en todas partes.

      Además, también da juego para hablar con ella sobre vuestros acentos, y jugar a ver quien tiene el acento más marcado. Conocí a una chica ucraniana que era muy graciosa exagerando el acento ruso xD.

      Responder

Deja un comentario

Cómo ligar con chicas españolas

Descarga Gratis LA VERDAD: Por qué parece tan complicado ligar con mujeres españolas (y por qué realmente NO lo es)