Mujeres Red Pill hablan de la evolución del valor en el mercado sexual de hombres y mujeres (y de EL MURO)

Ya hace un par de años que publicamos nuestro artículo sobre cómo evoluciona el valor en el mercado sexual de hombres y mujeres según nuestra edad (uno de los más populares del blog y que puedes leer aquí), y hemos pensado que estaría bien retomar el tema, aunque esta vez, desde un punto de vista femenino.

Por otra parte, a lo largo de los últimos años hemos recomendado también muchas veces la comunidad de mujeres RedPillWomen, un canal de reddit de mujeres que han tomado la Red Pill y que se dan consejos unas a otras para ser felices en tiempos postmodernos.

Para que te hagas una idea de hasta qué punto estas mujeres han tomado la Red Pill, allí podrás leer mensajes como el siguiente…

Tengo 25 años y hace un par de años yo era una ‘postmoderna’ radical de las de ‘solo hombres que midan más de 1’83’, y después de haber tomado la Red Pill soy la mujer más feliz del mundo en una relación tradicional junto a un hombre maravilloso de 1’72

Pues bien, como te decía, hoy voy a compartir contigo el punto de vista de dos mujeres sobre cómo evoluciona el valor en el mercado sexual de hombres y mujeres, y más en concreto su opinión sobre EL MURO.

Qué es EL MURO

Mencionar el muro va en contra de las normas impuestas por la dictadura de la corrección política, y como lo más seguro es que ya conozcas este concepto, lo que voy a hacer a continuación es resumirte muy brevemente su significado y luego pasar al siguiente punto.

El muro es ese momento en la vida de toda mujer, que suele suceder entre los 30 y 35 años (aunque también puede suceder antes o después), en el que su juventud se esfuma, su valor en el mercado sexual cae en picado y, por lo tanto, la atención recibida por los guaperas y los hombres de mucho dinero se desvanece por completo.

Esto en el siglo pasado no era problemático, porque cuando las mujeres llegaban a la edad del muro ya estaban casadas y habían creado vínculos emocionales con sus maridos que en la mayoría de los casos perduraban con el tiempo.

En cambio, en la era postmoderna, esto de pasar toda tu juventud montada en el carrusel de guaperas de Tinder y luego estamparte contra el muro está siendo muy duro. Tanto que hasta se están publicando libros sobre el tema.

Las mujeres de RedPillWomen son muy conscientes de que el muro es REAL, y por eso, su objetivo es trabajar al máximo su valor en el mercado sexual para que este empiece a decaer lo más tarde posible, alejarse al máximo del carrusel de guaperas de Tinder y tratar de conocer hombre para relaciones que puedan perdurar en el tiempo antes de que empiece la decadencia.

¿Pero qué pasa con los hombres?

¿Se estampan también los hombres contra el muro en algún momento?

Pues para dar respuesta a estas preguntas, he pensado que sería interesante conocer la opinión de dos mujeres de RedPillWomen.

Te dejo con ellas…

Opinión 1

Si hablamos solo sobre la apariencia física, por supuesto, los hombres también se hacen más viejos/feos con el tiempo, pero «el muro» para ellos es diferente.

La razón por la que se hace más hincapié en la apariencia física de las mujeres es porque lo principal que las mujeres tienen que ofrecer, en términos del mercado sexual, es su fertilidad: “la belleza es un reflejo de esta fertilidad”, por lo tanto, las mujeres se estampan contra el muro cuando su fertilidad/belleza comienza a disminuir.

En este sentido, las mujeres tienen un valor innato, nacen con fertilidad, alcanzan su máximo valor en el mercado sexual en su juventud, y luego este valor disminuye.

Los hombres, sin embargo, nacen con el muro frente a ellos. Los hombres no tienen un valor innato, ellos deben «escalar el muro», por así decirlo.

Esta es la razón por la cual el valor del mercado sexual de los hombres alcanza su punto más alto más tarde que las mujeres. Lleva tiempo demostrar el valor de uno mismo y alcanzar el éxito: conseguir una carrera, aprender habilidades, acumular riqueza, etc.

Así que si un hombre llega a la mediana edad y no ha logrado ningún éxito en la vida, entonces no se ha estampado contra el muro, simplemente nunca lo ha escalado.

Opinión 2

Dado que el atractivo de una mujer se basa en gran medida en la apariencia física y el atractivo de un hombre se basa en gran medida en la habilidad/éxito, diría que a medida que las mujeres envejecen pierden atractivo físico y a medida que los hombres envejecen, pierden potencial.

A medida que un hombre envejece, si no ha logrado un cierto nivel de éxito en su vida profesional (y también la personal), es cada vez más improbable que se ponga al día y alcance un nivel de éxito adecuado para su edad.

Ahora, un hombre siempre puede ponerse las pilas en su carrera, dedicarse a hobbies interesantes, dedicarse al desarrollo personal, ampliar su visión del mundo, etc. y «ponerse al día», pero es más difícil hacerlo a medida que pasa el tiempo, igual que es más difícil para mujeres mayores competir en apariencia física con mujeres más jóvenes.

Pero una vez más, una mujer mayor podría perder peso, ir al gimnasio, ir a la peluquería, etc. y «competir» con mujeres más jóvenes (no hay garantías de que ella «gane» a menos que las chicas más jóvenes no cuiden su imagen), pero es más fácil decirlo que hacerlo.

La mayor diferencia es que una mujer nunca puede volver a tener 20 años, aunque puede estar cerca de verse así, mientras que un hombre técnicamente siempre tiene algún potencial de éxito, aunque en algún momento, dicho potencial es más una ilusión que un potencial real.

Como ejemplo, sería una estupidez para una mujer permanecer en una relación con un hombre que constantemente hace falsas promesas y excusas para no comprometerse como «Cariño, cuando consiga más dinero, entonces podremos estar juntos de verdad» o “Sabes que te amo, simplemente no estoy listo porque, bla, bla…«.

Existe la posibilidad de que sea sincero y pueda «conseguir más dinero» o lo que sea, pero si no hay ninguna acción que lo respalde, entonces una mujer que se queda con él es ignorante, estúpida y posiblemente ambas cosas.

Creo que los hombres «se estampan contra el muro» después de años de no tomar acción.

Pero para los hombres, es un efecto acumulativo después de años de inacción, por lo que para ellos es más gradual que para las mujeres perder su buena apariencia física (juventud).

Supongo que, en ese sentido, no es realmente un «muro» en el que los hombres se estampen, como algunas mujeres que son como un tren a punto de descarrilar cuando llegan a los 30 años por no cuidarse a sí mismas.

Así que, en mi opinión, las mujeres pierden su belleza física y los hombres pierden su potencial de éxito.

###

Si quieres leer los textos originales de estas dos mujeres (en inglés) son los dos primeros de aquí.

Unas palabras, por David Conde

Es increíble lo claras que tienen las cosas estas mujeres, ¿alguna vez habéis visto a alguna mujer en España que fuera tan consciente de la realidad?

De la primera chica solo voy a destacar una cosa, y es algo que puede sonar duro, pero que es tal y como la ha descrito, y es que mientras que las mujeres tienen un valor innato solo por ser mujeres, los hombres solo tienen valor si son guaperas o si tiene algún tipo de estatus.

Por lo tanto, los hombres promedio o del montón jóvenes de la era de la postmodernidad son los que más complicado lo tienen, porque cuando eres joven no has tenido tiempo de trabajar en tu estatus (solo puedes tenerlo si lo has heredado).

La buena noticia es que si eres joven y tomas la Red Pill a una edad temprana vas a tener muchos años para trabajar en ti mismo por delante, y si lo haces de la manera correcta, eventualmente alcanzarás el valor suficiente como para poder compartir tu vida junto a ese tipo de chica a la que unos años atrás le resultabas invisible.

De la segunda chica voy a destacar un par de ideas.

La primera es que estoy de acuerdo con el concepto del “potencial”. Por ejemplo, un hombre promedio joven no tiene ningún valor, pero mucho potencial. Y un hombre de 70 años podrá tener un valor u otro, dependiendo de lo que haya hecho durante su vida (y para las mujeres de su edad o algo más jóvenes), pero prácticamente no tendrá nada de potencial.

Estos son los dos extremos, y cualquier hombre que esté en cualquier punto intermedio va a tener potencial suficiente como para siempre poder mejorar su situación de manera muy notable.

Es decir, que un hombre que en 40 años no ha trabajado en sí mismo, en un par de años podría ser más feliz que nunca. En cambio, una mujer que se montó en el carrusel de guaperas de Tinder nunca podrá ser tan feliz como en aquellos años.

Así que si eres de los que pensaba que ellas siempre tienen ventaja… ya ves que no es así.

La segunda idea que quería destacar no está en el texto, pero está muy relacionada. Y es que estas opiniones son de mujeres de Estados Unidos, el país de las oportunidades, un lugar en el que si vas a la universidad y haces bien las cosas, vas a ganar muchísimo dinero sí o sí.

Esto da ventaja al hombre que tiene la oportunidad de estudiar (allí es carísimo) y al que se lo ha currado, y lo deja todo muy jodido al hombre de familia pobre y al vago.

En España las cosas son diferentes, aquí todos podemos estudiar, pero en nuestro país tener una carrera no garantiza absolutamente nada. Y por supuesto que en nuestro país hay gente de dinero, pero la proporción es muchísimo menor que en Estados Unidos. Por desgracia, España es un país con pocas oportunidades y si te montas algo por tu cuenta, te fríen a impuestos para que no levantes cabeza.

Al final, destacar en España en lo económico es tan sumamente complicado y lo consiguen tan pocos hombres que ni siquiera es algo de lo que deberías preocuparte.

Ya lo hemos dicho muchas veces, en nuestro país lo único importante es que tengas un trabajo que te dé un sueldo lo suficientemente decente como para poder vivir. Si tienes esto, con mejorar tu vida en el resto de aspectos va a ser más que suficiente.

Con todo esto lo que quiero decir es que algo bueno tendría que tener nuestra situación de mierda, y es que si tomas la Red Pill a los 30, 40 ó 50 años y no tienes mucho dinero, en España lo vas a tener muchísimo más fácil que si estuvieras en Estados Unidos, donde hay hombres ganando entre $70.000 y $100.000 al año a patadas.

¿Y qué debes hacer para trabajar tu valor en el mercado sexual tengas la edad que tengas?

Pues por si no lo sabes, tenemos un libro que trata precisamente sobre esto. Su título es:
Cómo ser un HOMBRE DE ESTATUS

¡Un abrazo!
David Conde

PD: La dictadura de la corrección política no permite que hablemos sobre el muro de las mujeres, por eso en el artículo de hoy los comentarios van a estar cerrados.

¡Un momento! ¿Cómo has llegado hasta aquí?.. No deberías estar leyendo esto...

… porque si lo estás haciendo, significa que estás leyendo mi contenido directamente desde la web… y no desde tu email, donde debería ser.

Créeme, lo que has visto aquí no es nada. Mi mejor contenido lo guardo solo para mi lista de suscriptores. 

3 veces a la semana envío consejos y reflexiones sobre cómo ligar en España. Y cada día que estás fuera, es un día que te lo estás perdiendo.

¿Te apetece probar?
Te apuntas aquí abajo con un click.

¿Que lo pruebas y no te gusta?
Te das de baja con otro.