ERRORES de estatus que NO te permiten tener éxito (si los cometes estás MUERTO) – Parte 6

Hoy toca compartir otra de esas historias que nos ha llegado a través de nuestro formulario de contacto. Si tú eres un hombre promedio o del montón y últimamente no estás teniendo demasiado éxito con las mujeres, te recomiendo que la leas.

Como siempre, primero vamos a leer qué fue lo que pasó y después voy a dar mi opinión.

La historia (y los errores) de Manuel

Hola Carlos, hola David. Soy Manuel, un lector habitual del blog desde que lo iniciasteis e incluso ya os seguía desde vuestro anterior proyecto.

Bueno, resulta que estoy en una situación de incertidumbre. Anoche salimos de fiesta algunos amigos y amigas de la universidad, estas amigas se trajeron amigas nuevas de la universidad a las que no conocía.

Estábamos en el piso bebiendo hablando y demás hasta entrar en la discoteca, me presentaron a una de las chicas que se llamaba Marta y desde el primer momento no parábamos de mirarnos, interveníamos en las conversaciones mutuamente, tenía un chupa-chups y me lo pedía incluso con mi saliva en él y muchas más cosas por las que se notaba que yo le gustaba claramente.

Entonces llegamos a un momento bastante crucial bajo mi punto de vista, empezamos a intercambiar instagrams sus amigas y yo, y yo pues se lo daba para que me siguieran, cuando ella me suelta «yo no te voy a seguir, me tienes que seguir tú» yo lo reconocí como un test en el cual me ponía a prueba a ver si era el típico huelebragas de turno, lógicamente yo no tenía el móvil en la mano en ese momento y ella y sus amigas sí, las cuales me estaban siguiendo en Instagram.

Yo no la seguí, le dije que me tendría que seguir ella que tenía el móvil en la mano y añadí que se iba a perder fotos guays.

Resumiendo, después en la discoteca seguimos con el tira y afloja, bailé con ella, la historia del chupa-chups se repitió pero con un chicle, y para colmo una amiga a la que llevaba un año sin ver me la encontré (Marta no conocía a esta chica), la cual me subió el estatus porque estuve hablando con ella y Marta no me quitaba el ojo.

No sé muy bien por qué pero no finalicé con ella anoche, nos echaron de la discoteca y ella iba con sus amigas y yo con mis amigos y la situación no era idóneo para irnos y no surgió. Cosa de la cual me arrepiento ya que tendría que haber finalizado.

Pero es una amiga a la que voy a volver a ver quizás en una semana ya que los dos estudiamos en la misma universidad y tenemos amigos en común.

Con respecto a lo de Instagram es algo que no se muy bien qué hacer si seguirla o no; sé qué Instagram sería un buen medio para contactar con ella, pero tampoco quiero que piense que al final he sido yo el que la he seguido y demás. Carlos, David a ver qué opináis de esta situación y si me podrías ayudar con algún consejo por favor.

Gracias de antemano y como siempre un placer tener este blog.

Manuel.

###

Mi opinión

Hola Manuel, antes de nada y como suelo decir en este tipo de artículos, yo obviamente no estuve allí, así que lo único que puedo hacer es dar mi opinión basándome en los datos que nos das.

Una vez dicho esto, vamos a tratar de arrojar un poco de luz al asunto.

Lo primero que voy a decirte es que has sido engañado por la sociedad. Pensar que las cosas “surgen” es una mentira que nos han colado. No, las cosas no surgen así sin más, sino que alguien tiene que hacer que surjan.

Cuando un hombre y una mujer se conocen, si es ella la que siente una atracción tremenda hacia él, es ella la que se lanza y hace que las cosas surjan. Esto, obviamente, solo le sucede a los tíos más guaperas. Si quieres ejemplos, solo tienes que ponerte el programa First Dates en el canal Cuatro y fijarte en los pocos casos en los que son ellas las que se lanzan a por el beso.

Al resto de hombres, los que no somos unos guaperas, nos toca ser nosotros los que hagamos que las cosas surjan.

Así que, insisto, las cosas no surgen, o es ella la que hace que surjan o lo haces tú.

Dices que no sabes muy bien por qué no finalizaste aquella noche, pues yo voy a decírtelo… No finalizaste porque, aunque ella sentía atracción por ti y te dio señales de ello, ella quería que fueras tú el que se lanzara (y que le demostraras que de verdad eres un hombre de estatus, es decir, un hombre que sabe cómo hacer las cosas).

Y te lo dejó a huevo, pero no fuiste capaz de hacerlo.

En definitiva, si no finalizaste fue porque no supiste cómo hacer que las cosas sucedieran.

Tu relato me recuerda un poco al del último artículo de esta serie, en el que un chico nos contaba que tuvo mucho contacto físico con la chica en cuestión, se acariciaban, ella le abrazaba por detrás y le tocaba los abdominales y hasta le mordía… pero no la besó porque no vio oportunidad.

Tú no nos lo cuentas en el texto, pero está claro que si no la intentaste besar fue por lo mismo, porque no supiste ver sus señales o invitaciones a que te lanzaras o, si las viste, no supiste cómo lanzarte.

Y aquí el problema está en que cuando una chica te lo deja tan a huevo y tú no aprovechas tu oportunidad, ella se da cuenta de que eres un hombre que no sabe cómo hacer que las cosas sucedan y automáticamente empieza a perder el interés.

¿A qué señales o invitaciones me refiero?

Bueno, en el relato mencionas algunas, pero especialmente me refiero a cuando ella te propuso hacer un intercambio de saliva, primero con el chupa-chups y luego con el chicle.

¿Crees que una chica intercambiaría saliva con un tío al que acaba de conocer si no quisiera nada con él?

Es que más a huevo no te lo pudo dejar, pero tú no hiciste lo que tenías que hacer.

Y puedo llegar a entender que con el chupa-chups, al estar en el piso lo vieras más complicado. Pero luego en la discoteca… era facilísimo. Tan fácil como cogerla de la mano, llevártela a otro lado y besarla.

Sacarte el chicle de la boca, dárselo y en el momento en el que ella se lo metiera en la suya, besarla y decirle algo como, “me gusta más esta manera de intercambiar saliva”.

¿O por qué no la besaste cuando bailabais? Es lo más fácil del mundo. Y si lo que no querías era besarla delante de los demás, lo mismo. Haberle dicho de ir a pedir una copa o lo que fuera y una vez solos, la besas.

(Y aquí debo meter el disclaimer para los fanáticos de la dictadura de la corrección política. Cada vez que digo que la beses, obviamente, siempre debes dejar la opción de que ella rechace ese beso).

No digo que ya esté todo perdido con esta chica, quizás le gustaste tanto físicamente que, a pesar de todo, te dé una segunda oportunidad.

Eso sí, yo no la seguiría en Instagram, eso es de huelebragas y es muy difícil que tú tengas una cuenta de Instagram que pueda ser comparable a la suya (en número de seguidores, comentarios y huelebragas). Mucho mejor esperar a verla en persona y a la mínima señal, hacer lo que tienes que hacer.

Conclusión

La conclusión de este artículo es clara. Si una chica te lo está dejando a huevo, debes actuar. Si no lo haces, va a llegar un momento en el que la ventana de oportunidad se habrá cerrado, la atracción se habrá esfumado y tu oportunidad habrá pasado para siempre.

Y hay una cosa que tengo que decirte…

He visto en el registro que no tienes nuestro libro. Si hubieras leído Cómo ser un HOMBRE DE ESTATUS antes de aquella noche, te aseguro que habría habido final feliz.

Un abrazo,
Carlos Montoro

Top 3 artículos recomendados

41 comentarios en «ERRORES de estatus que NO te permiten tener éxito (si los cometes estás MUERTO) – Parte 6»

  1. Buah Carlos, gracias por avisar por el grupo de fb, así me ahorro ir entrando al blog para ver si hay nuevo post.

    Ahora ya con el tema, yo ya hace tiempo que no voy a las discos porqué a las chicas que van las tienen muy endiosadas (no hacen cola, entran gratis, los rpp, dueños y demás huelebragas les regalan cooas y algun obsequio que da la disco solo a ellas) y eso se traduce en su actitud, se te cuelan en la cola, te empujan mientras andan, te tiran del podio y te insisten hasta que les des tu copa o lo que ellas quieran, y lo más importante, si no les cuadras físicamente y te rechazan con un “tengo novio” puedes darte por satisfecho, ya que lo normal es que lo hagan de tan malas formas que te dejen fuera de combate toda la noche. Por tanto: pienso que pierdo tiempo, dinero y autoestima y solo salgo si muchos amigos míos lo hacen y en ocasiones puntuales.

    No obstante, a pesar de haber pasado malos momentos, también ha sido el lugar dónde más veces me lo han dejado a huevo y me he quedado esperando a ver si las cosas surgían. La que más está en mi memória fue la de graduación de bachillerato, en 2014, es verdad que fue el fatídico año donde la seducción cambió para siempre, y sí, en ese momento mucho tenían insta però apenas nadie conocía a Tinder, por lo que seguían sin tener esa abundancia que tienen actualmente las mujeres, así que creo que aún estaba asequible ligar en una disco. Dicho esto, estaba bailando en la pista, y una compañera me desabrochó la camiseta y me tocó los abdominales, luego empezó a bailar conmigo y me dijo algo como: piensa que bailas con tu novia. Y yo seguí ahí sin hacer nada, hasta que dejamos de bailar y cada uno siguió por su lado. La verdad, al ser compañera de clase me daba miedo comerme un rechazo y verla el lunes de nuevo en clase, creo que por eso no fui a por el beso. Y creo que algun compañero que estuvo alli delante me dijo que se veía que ella queria algo.

    Y ya por último, evita el Instagram Manuel, ya que ahí las mujeres se fijan, ya no solo en las fotos, sinó también en el número de seguidores/likes y hasta comentarios que tengas, y si no les parece aceptable, por muy bien que estés fisicamente, les vas a parecer que tienes poca validación social y te van a descartar, te lo digo como experiencia propia. Lo mejor es que trabajes en ti mismo, saques tu mejor versión y cuando vuelvas a ver esa chica, o otra, haz que las cosas surgan, no solo el beso, sino también el llevartela a bailar o a tomar una copa en un lugar dónde estéis solos, para así crear un ambiente que favorezca a la seducción.

    Mucha suerte Manu y gracias por publicar estas historias Carlos, en algunas de ellas me siento muy identificado y aliviado por saber que no soy el único que ha desaprovechado oportunidades. Saludos!

    Responder
    • Tu historia es muy similar a la del artículo y eso es algo que hay que superar. Cuando una chica te lo deja así de a huevo, lo normal es que de verdad quiera algo contigo. Pero en cualquier caso, si al final te hace la cobra, qué?

      Lo peor que podría pasar es eso, llevarte una cobra y, como dice Bobby Rio, las mujeres respetan mil veces más a los hombres a los que les han hecho la cobra que a los que no se atrevieron ni a dar el paso de meter boquita.

      Entiendo que el abordaje en frío a chicas desconocidas dé miedo cuando no se es un guaperas, porque de la cara de asco que te pueden poner, te pueden dejar jodido una semana. Pero cuando una chica está tonteando contigo, lo peor que puede pasar si vas a por el beso es una cobra entre risas. Eso no es nada.

      Y lo dicho, a partir de ese momento ella te respetará mucho más.

      Por otra parte, muy cierto lo que dices de Instagram. Hay que evitar esa app como si fuera la peste.

      Responder
      • No puedo añadir mucho más de lo que te ha dicho Carlos, es que eso nos ha pasado casi a todos, al menos una vez en la vida, nosotros entre bromas decíamos «es que no he visto IDIS (Indicadores de Interés)» porque parece que es ella la que tiene que comernos la boca o no lo vemos claro.

        Nosotros cuando empezamos en la seducción por 2007 si es verdad que si no lo veíamos claro no nos lanzábamos y eso nos hizo perder algunas oportunidades por no arriesgar, es solo miedo y el miedo se puede superar.

        Eso sí, ya estos últimos años donde todo se ha puesto tan complicado para el hombre promedio nosotros a la mínima que veíamos una muestra de interés de que ella quería que la besásemos nos lanzábamos sin pensar, cayese cobra o nos besase, y eso nos ha hecho tener mucho más éxito que en todos los años anteriores juntos ;)

        Responder
        • «»» es solo miedo y el miedo se puede superar. «»»

          Lo absurdo en sí es tener miedo.

          Antes, cuando sólo se salía los fines de semana y tenías como mucho 3 oportunidades por semana (en esa noche), cagarla era un gran riesgo porque te dejaba seco hasta la semana siguiente (y tampoco estaba seguro encontrar a alguien la semana siguiente).

          Ahora, si estás siguiendo la filosofía ABC y tienes a varias chicas «en cartera», pasan dos cosas: la primera es que si tiras al beso y ves que no cae, porque no le gustas, dejas de perder tiempo y dinero. Y la segunda es que es tan fácil como volver a la app y probar con otra.

          Total: si no le gustabas, no le gustabas igual intentes el beso o no. Si le gustas, y vas a por el beso, entonces está hecho. Es un 50% de probabilidad de éxito si lo intentas. En la única circunstancia donde pierdes el 100% de las veces es si no lo intentas.

          Responder
          • Lo has descrito perfecto Tinder Sorpresa, hace años cuando ligar era solamente salir el fin de semana (la mayoría de gente una noche) y los seductores incluso hasta 3 noches (yo he llegado a salir viernes, sábado y domingo) porque era súper divertido salir a practicar con el grupo de amigos seductores y había buen ambiente y opciones para todos.

            Es cierto que si esa semana no tenias suerte pues tocaba esperar, pero ahora con las apps para ligar online el acceso a mujeres 24/7 ya ha cambiado la situación y sí, seguir la filosofía ABC es la mejor manera de que te resbale el rechazo ;)

          • Yo solamente añadiría, y quizás esto ayude a alguien, que es cierto que al intentar el beso solo hay dos opciones, que ella lo rechace o que desee besarte. Pero no hay un 50% de probabilidad de éxito.

            Si se han hecho las cosas bien (como comentamos en nuestro libro) o ha habido señales claras (como es el caso del artículo), al intentar el beso yo diría que hay un 95% de probabilidad de éxito.

            Hay hombres que no se dan cuenta, pero si has conocido a la chica en una app para ligar online, estáis en una cita a solas, os estáis tomando algo, lo estáis pasando bien… lo raro sería no lanzarse.

            Si ella te da señales claras… lo raro sería no lanzarse.

            Pues aún así hay muchos hombres que no se lanzan, y solo el hecho de que el hombre sepa como llevar la interacción y lanzarse sin titubear, hará que ella le vea mucho más atractivo.

            Consecuencia: solo por intentarlo las probabilidades de éxito son altísimas.

  2. El artículo dice:

    «»»¿O por qué no la besaste cuando bailabais? Es lo más fácil del mundo. Y si lo que no querías era besarla delante de los demás, lo mismo. Haberle dicho de ir a pedir una copa o lo que fuera y una vez solos, la besas.»»»

    Más claro agua. Si la coges de la mano y le dices: «¿te vienes a por una copa?» o «¿nos vamos allá (señalando cualquier lugar de la discoteca), donde podamos oirnos y estar sólos un rato?» o cualquier otra similar, dado que ella sabe PERFECTAMENTE por qué lo dices, pasará una de dos cosas:

    1.- Aceptará y sólo con que lo haga, sabrás que tienes el beso regalado (ver nota más abajo).

    2.- No aceptará, con lo cual tienes que hacer como que no te afecta, seguir con el mismo comportamiento con ella (como si no pasara nada) y esperar un rato para hacerlo una segunda vez, donde, esta vez sí, si no acepta, la puedes descartar y alegrarte de dejar de perder el tiempo con ella.

    Nota beso: aunque creas que el beso está regalado, dalo de forma que pueda rechazarlo: por ejemplo acerca tu cara a la suya lentamente hasta que veas que o bien se lanza, o bien abre los labios y cierra los ojos, o lo que sea. Pero no le metas muerdo sin avisar a menos que ella ponga las manos sobre ti claramente pidiéndolo.

    Responder
    • Exacto, todo es así de sencillo.

      Y no digo que para todos vaya a ser igual, porque desgraciadamente la vida es injusta y cuanto menos normativa sea nuestra belleza, más complicado va a ser llegar a tener estas oportunidades.

      Pero una vez hemos llegado a esto (a tenerlo a huevo) y sabes cómo tienes que actuar, de verdad que las cosas son muy fáciles.

      Responder
      • Cuando habláis de «belleza normativa» siempre me quedo con las ganas de saber si (yo) soy un 5, un 6, un 7 o un 4 x’DDD

        No sé cómo me perciben las chicas y supongo que preguntárselo a ellas no serviría de nada… y me gusta saber con qué juego.

        Responder
        • El número exacto no podrás saberlo, pero si te dan oportunidades en el abordaje en frío, entonces mínimo eres un 8 por lo del 20%. Y si no ligas como un guaperas pero tampoco te llevas caras de asco, entonces un 6 o 7 podrias ser. Si siempre te rechazan a primera vista y sin empatía alguna, tal vez seas un 5 o menos.

          Responder
          • Jaja, no me veo abordando en frío sólo para ponerme nota… pero gracias por el consejo.

        • Lo que dice Marc es cierto. Esa es la mejor manera de saber si eres del top o no.

          De todas formas, cuando hablo de belleza normativa y no normativa, es que en la era de la postmodernidad y de la dictadura de la corrección política ya no se puede decir que una mujer es FEA. Si es fea, se dice que es de belleza poco normativa, pero igualmente bella. Así es como se menciona a las mujeres feas en los portales femeninos postmodernos.

          Y claro, yo tampoco quiero ser un feaco, así que me he tomado la libertad de llamarnos a los feos hombres de belleza no normativa también xD.

          Responder
          • No, si yo ya sé que no soy del top 8-9-10… pero tampoco de 1-2-3-4. Simplemente me gustaría saber si soy 5, 6 ó 7.

            Yo sé que cuando voy por la calle, cuando voy a comprar, en condiciones normales, las mujeres de más de 45 años a veces se me quedan mirando (incluso las que van con los maridos al lado), así que sé que tengo cierto atractivo para ellas. Es bastante evidente (más de una vez me ha mirado mal un marido en el Mercadona, como si yo hubiera hecho algo).

            Y soy claramente invisible para las jóvenes (<30), que pasan por mi lado como si no existiera.

            Lo que me resulta curioso es no saber encasillarme para las que están entre 30 y 40. (Nota: tengo 40, pero la mayoría de gente me echa 36-37 o por ahí).

  3. A mí me ha pasado lo mismo que a Manuel, no sé exactamente por qué no di el paso, pero lo que si recuerdo es que como no me suele pasar nunca que una mujer me lo ponga en bandeja de plata cuando me pasa me entra el tembleque y me bloqueo, y lo cierto es que no tengo miedo cuando tengo que ligar yo, hacer las cosas y avanzar, pero claro es cuando veo que ella reacciona a las cosas que hago, pero cuando es ella la que me muestra interés sin yo «hacer nada» es como si me cortocircuitara, como un error en el Matrix, que si las cosas se salen del A al B se lía, ¿a alguno de vosotros os ha pasado algo parecido?

    Responder
    • Eso puede ser miedo al éxito.

      Paradójicamente, hay hombres que se sienten muy cómodos haciendo ciertas cosas y sabiendo que no les van a funcionar. Las repiten noche tras noche y como nunca pasa nada, están súper cómodo.

      Pero llega un día en el que toca la campana, ella se insinúa y se hacen caquita en los pantalones. Les da miedo no saber cómo llevar la situación o incluso miedo a no hacerlo bien en la cama, y se bloquean. Buscan excusas para no hacerlo y al final nunca pasa nada.

      Responder
  4. Yo también estoy ya en el grupo de Facebook, que por cierto, muy buena la iniciativa, se echaba en falta un lugar donde poder interactuar mejor entre nosotros y con vosotros.

    Sobre lo que le ha sucedido a Manuel y a otros compañeros a mí sinceramente nunca me ha pasado, y si me pasa no sé si sabría reaccionar igual, hay que ponerse en las botas del otro para poder opinar con fundamento.

    Lo que sí puedo decir es que si una mujer en pleno 2018, si te muestra interés es que esta muy claro, porque hoy en día si a una mujer le gusta algo coge lo que quiere, pero obviamente el paso de la confirmación (el beso) lo tiene que dar el hombre.

    Seguramente si hubieses sido muy guaperas te habría besado ella, pero vamos que si me cogen a mi un chupachups de la boca parado no me quedo jejeje

    Responder
    • Si hubiese sido muy muy guaperas le habría besado ella, pero lo que hizo fue de sentir mucha atracción también.

      Vivimos en una era en la que las mujeres, sobre todo si tienen menos de 30 años, no soportan ni un segundo a un hombre por el que no sienten atracción física, y por contra, al hombre que les atrae se lo dejan más fácil que nunca en la historia de la humanidad.

      Hay que tomar consciencia de la época en la que vivimos.

      Responder
  5. A mi lo que realmente me inquieta, es saber como se pasaban el chicle sin besarse. Es que o te lo pasas dandote un morreo, o no hay mas opciones.
    Supongo que Manuel vio que había interés de la chica, pero por algún motivo no llego a intentar finalizar, a veces lo ves tan claro, que te parece que algo está mal y por eso ni se intenta.
    Un saludo!

    Responder
    • Eso que dices tiene un nombre carlos89, yo escribí hace años sobre el tema porque me ha pasado unas cuantas veces, es el «síndrome del seductor», y es que estás tan acostumbrado a hacer siempre tu las cosas, a usar tal técnica o rutina y que pase X cosa, que cuando es ella la que da los pasos por ti te quedas como bloqueado y la cagas, cuando en teoría si ella muestra tanto interés están las cosas claras ;)

      Responder
    • A ver si se pasa Manuel y nos cuenta, pero yo entiendo que la chica insinuaba lo del chupa-chups y el chicle, pero que él no llegó a hacerlo.

      Responder
  6. Pues yo creo que he tenido algunas (bastantes) situaciones de estas a lo largo del verano, aunque sólo una tan clara como la del ejemplo. Y bueno, en verdad no tan clara, porque ella me mandaba señales contradictorias.

    La última ha sido este sábado, fuimos unos amigos roleros a «cenar» a un sitio que es frecuentado por roleros porque los que lo llevan son también roleros, en el mercado de San Anton en Madrid. El sitio es en plan que tú estás de pie y pides bebida en la barra y luego van rulando tapas así raritas. Ricas pero escasas.

    Después de la cena, nos fuimos a un garito que hay cerca, que ponen rock y música ochentera. Allí estaba una chica que había estado también donde la cena, aunque no nos conocíamos, muy mona, con muy buen tipín, que se abrazaba bastante con un tipo que tenía al lado.

    Luego vi que se abrazaba con muchos tíos, aunque no sé si porque los conocía y eran amigos suyos o por qué.

    En un momento dado que yo estaba relativamente cerca de ella, me inició ella a mí conversación: «hola soy Nyme, cómo te llamas? Me encanta tu camisa medieval». A estos eventos yo suelo ir con camisa medieval, pantalón negro y botas altas por fuera, porque en este ambiente rolero y rockero mola bastante ese rollo.

    Total que estuvimos un rato hablando y una de las cosas que Le dije fue que algunas de mis alumnas me tiran los tejos de manera descarada. Cosa que es verdad y que es un marrón, porque encima están bien buenas… El caso, que me dijo que era normal, porque yo soy «muy mono y ellas están muy salidas».

    El amigo se fue un momento al baño y nos quedamos solos un par de minutos, me explicó una cosa usando los dedos de mi mano y bueno, como que parecía claro que yo le había llamado la atención. Pero entonces empezaron a rodearnos babosos. Uno de esos babosos era un amigo mío. Ella no los rechazaba ni de buenas ni de malas maneras. Y yo hacia como que me daba igual, aunque no fuese cierto. Mi amigo Le hizo la de la manita y ella salió a bailar con él, pero ella me miraba en plan sácame de aquí. Mi amigo es muy rollo blue pill y muy bajo estatus. Yo Le tengo cariño pero en cuanto al tema de su estatus me da un poco de penilla.

    Y aquí me empecé a rayar. Los vi tan babosos a los otros que pensé «joder, estaré dando yo la misma sensación de ser un baboso por estar aquí los tres/cuatro (dependiendo del momento) detrás de esta chica que, aunque a mí me gustaba bastante, no era ningún pivon ni nada?» Me empezó a dar un mal rollo tremendo y me acabé largando de allí. Salí afuera que estaban otros amigos míos.

    Al cabo de un rato salió ella, que buscaba a otro amigo, y luego volvimos a coincidir y a charlar. Pero ya no estuvimos solos en ningún otro momento. Siempre estaba o bien su amigo o los babosos. Y así unas cuantas veces. En una de estas estábamos fuera del bar, yo estaba de pie en posición de sheriff, manos en las caderas, bien erguido, ella se me acercó y se apoyó en mi hombro y yo la agarré por la cintura. No se me ocurrió ninguna excusa para llevarme la algún otro lado lejos de los babosos que seguían erre que erre rondando y quizás besarla, así que en un momento dado nos soltamos.

    Al final de la noche, nos fuimos con ella, su amigo y dos de los babosos hacia atocha, que tenía ella allí el coche. Yo Le sugerí que me llevara al mío, ya que iba para el norte. No me dijo exactamente que no, pero tampoco me dijo que OK, así que no insistí. Yo tengo en la cabeza que no quiero ser pesado. No quiero molestar a nadie y menos que una tía piense que soy un baboso. Me pongo enfermo solo de pensar en que alguien pueda pensar de mí lo mismo que de mi amigo.

    Lo peor es que tuve a huevo pedirle el teléfono para quedar otro día porque la tía me dijo que era mejor que yo con la espada y yo Le dije que eso no era así ni de coña. Y ella me dijo algo así como que cuando lo comprobabamos. Muy, muy torpe. Error de novato.

    El caso es que cuanto más lo pienso, más claro tengo que yo destacaba muy por encima de los babosos, porque mi aspecto físico no está mal y porque me acuerdo de cuando era un hombre de estatus, así que la mayoría de comportamientos no me está costando introducirlos y me salen de manera natural, pero el tema de la escalada física y del no querer molestar ni parecer un baboso/desesperado no los llevo nada bien.

    En fin. Perdón por el troncho, pero me apetecía compartirlo con vosotros.

    Tengo varias historias más como esta de todo el verano. Demasiados años con la misma tía y que además me lo dio todo hecho y era un 9.5 o más. Me está costando un poco buscarme las habichuelas.

    Responder
    • Que rabia me dan los babosos que te ven hablando con una chica y te interrumpen la conversación, incluso a veces la chica está incómoda, porque la han interrumpido, y ahí siguen. Y mas triste me parece cuando son amigos tuyos, que no se comen un rosco y no hablan con ninguna chica,pero como te vean hablando con una, se vienen arriba y se meten en la conversación a tirar cañas.
      Un saludo!

      Responder
    • Mientras iba leyendo el texto, iba pensando que el ambiente no era nada favorable y que en casos así, lo máximo que se puede hacer es un número de teléfono y tratar de tener una cita otro día.

      Bueno, si tuvieras el físico de un gurú guaperas de la seducción habríais follando en el baño, pero ya me entendéis.

      Al final tú mismo te lo dices, tenías que haberle pedido el número pero no lo hiciste. Analiza por qué y trata de que no vuelva a ocurrirte la próxima vez.

      Responder
      • Pues francamente, creo que la cuestión es que no sé me ocurrió. Está a tan concentrado en no parecer un baboso como los otros capullos que ni se me pasó por la cabeza pedirle el teléfono para el duelo.

        Incluso hubo un vez que me dijo algo así como que cuando lo hacíamos, pero yo estaba en plan que no que no, que yo no soy un baboso ni voy detrás de nadie.

        En fin. Lo de hoy ha sido muy surrealista. Llevo todo el día tonteando con una amiga. Pero en plan que yo creo que ella tiene tantas ganas como yo o quizás más.

        Pero es la novia de un compañero de… Bueno, mejor no voy a decir de qué, que nunca se sabe. Y de hecho, los dos somos monitores de la actividad…

        Me encanta ella, pero yo no busco algo serio ahora mismo. No podía hacer nada y a ver luego como miraba a la cara a su novio.

        De hecho, estoy en su casa ahora. En la de los dos. Él no está por motivos de trabajo…

        Todo muy turbio. Pero a la vez excitante.

        Responder
        • Ese es otro tema, supongo que todo el mundo ya se habrá dado cuenta de cómo está el tema de la finalidad en la pareja en esta era de la postmodernidad.

          Responder
          • Jajajaja.

            Nada. No ha pasado nada. Gracias a los dioses antiguos y a los nuevos, porque desde luego no ha sido por falta de ganas.

            Ella me dijo sutil pero claramente que se acostaría conmigo, pero los dos sabemos que es muy mala idea aunque los dos nos muriese os de ganas.

            Menos mal que no lo hizo todo ella porque yo no habría sido capaz de resistir eso. Si me lo llega a proponer, o me besa ella o se mete en la cama o algo así, no habría podido decir que no ni de coña.

    • Leo, me he sentido reflejado en lo que has escrito. A mí me ha pasado muchísimo, por no decir casi siempre, cuando salía (ya esa etapa de salir de fiesta los findes como que no…además de poco sirve ahora mismo).
      Siempre con la competencia de otros o peor aún, de los propios colegas, que se metían por medio y mareaban. Y da rabia que estos mismos colegas no tenían huevos a hablar a ninguna, y que yo abriera les hacía venirse arriba.
      Y cuando no son mis amigos eran las amigas de ellas, en fin…
      La logística para ligar nunca estuvo de mi parte. Y con esa sensación de no parecer desesperado, porque cuando ves desde fuera ese comportamiento, denota bajo estatus a la legua e incomodas a la chica.

      Responder
  7. Sobre el tema de lanzarse a besar,creo que no he visto a nadie hablar del kino de manos…A mí es una rutina que sólo me ha dado éxitos desde que empecé a introducirla:
    Jugar mucho con sus manos,de la manera que quieras…Ir calibrando si está a gusto con eso.Mirar intenso.Y en un momento dado,lanzarte a un pico o un beso pero corto y sin meter lengua.Después sigues hablando con ella como si no hubiese pasado nada,y seguramente al rato caerán ya morreos mucho mas intensos.
    Eso sí,yo no recomiendo jamás de los jamáses meter lengua hasta que la haya metido ella primero,ni alargar mucho cada beso…Eso les crea una tensión sexual insoportable.

    Responder
    • Es un buen recurso. Y para el que le guste ir con este tipo de herramientas desde casa, publiqué hace un tiempo una rutina de lectura de manos.

      Pero es que ni siquiera hacía falta algo así, era ella la que daba señales claras, y contacto físico ya había, bailaban juntos.

      Responder
      • El contacto físico es lo mejor para crear atracción cuando a la chica le pareces al menos aceptable físicamente y de ahí lanzarse al beso.
        Sin embargo, tengo una duda… Normalmente se suele recomendar besar el cuello después de besar a la chica en la boca pero a mí me está sucediendo algo curioso y es que, parte de mi contacto físico intenso es ir besando y mordiendo el cuello y la oreja, y finalmente la boca. Es algo que las 3 últimas veces me ha funcionado, es como si se desactivaran sus defensas. ¿Qué pensáis?

        Responder
        • Sí, por supuesto que puede ser buena opción, aunque nosotros recomendamos empezar por el cuello por ejemplo cuando estás bailando con ella, que estáis pegados y así es más fácil. Si los dos estáis sentados, es más natural ir a por el beso directamente.

          Si a ti te va bien así, no tienes por qué cambiar ;)

          Responder
  8. Lo bueno es que no hay dudas para nadie que la chica estaba mandando señales claras de gusto; pero entiendo al chico en que a veces simplemente no se sabe reaccionar. Ojalá tenga otra oportunidad con esa chica, para demostrar su seguridad, y sino, pues a otra cosa mariposa, queda el aprendizaje para nuevas ocasiones.

    Responder
    • Sinceramente no tiene pinta la verdad, cuando hay interés tan claro y no lo aprovechas ella no suele volver a dar una segunda oportunidad y la ventana de oportunidad se cierra, si se vuelve a abrir me sorprendería pero si no lo aprovecha ya pa matarlo xDDD

      Responder
    • Mucho tienes que gustar físicamente para que te den una segunda oportunidad cuando no supiste hacer las cosas en la primera.

      Esto es como los chicos físicamente promedio que en la primera cita no saben cómo llegar al beso y piensan «ya la besaré en la segunda cita»…

      Pues bien, NUNCA hay segunda cita xDDD.

      Responder
  9. Joder, si al final por este blog pasan más guaperillas y promedios high level que los que realmente lo necesitamos de verdad XDDD. Aunque ya ves que si un promedio high level o chicos guapetes se comportan como losers también se quedan sin follar XDDDD.
    Me van a dar envidia eh estos chicos que cuentan como tías se les regalan de repente, compañeras de universidad o de curro o tías recién conocidas les mandan mazo señales y se les ponen con ojitos en cero coma. Qué bonito debe ser eso de gustar a primera vista jodrrr. :((
    Lo peor de todo es que es para matarlos, que no lo aprovechan XDD.

    Guaperillas autor del post… sólo te daré un consejo. Léete el libro ;)
    Bueno, otro más… Cuidado con pensar que esa era especial ni esas mierdas. La monoitis es una mierder que no vale para nada.

    Responder
    • Sí, es normal que lleguemos a muchos tíos 7 porque las mujeres solo se lanzan cuando te perciben de manera muy superior.

      Y en estas historias yo creo que hablamos de hombres y mujeres de la misma liga, con lo cual, el hombre debe hacer que las cosas sucedan.

      Y con la postmodernidad enseñándonos a diario como ser unos mierders, es difícil hacer las cosas bien si no se ha tomado la red pill.

      Responder
      • Pero cuando sabes esta información red pill y tienes la oportunidad de tener una cita de la manera correcta, la cosa se vuelve muy fácil.

        Me pregunto qué pasará en unos años el día que se junte el hecho de que cada vez más hombres les adoctrine la movida postmo con el hecho de que muchas mujeres se harten de los guaperas heterosexuales que las tratan como fucking mierda.
        Veremos qué ocurre…

        Porque la verdad que ahí veo un buen nicho y una gran oportunidad que por cierto yo ya he aprovechado. ;) Mujeres que se cansan de ser una más en la cama del guaperas con la caraza y la pastaza del Griezmann que les da la patada, pero que a la vez no les convence mucho el promediazo gafazas de 165 que va con su sudadera de los Ghostbusters y sus calcetines de Star Wars por muy bueno que sea.
        Entonces llega un chico que es un 6 y algo de físico, bien vestido y arreglado (aunque no lo creas XD), que se comporta guay y se digna a conocer a la persona y dar un paseo y tomar algo y no tratarla como un trozo de carne… Y el resultado no podía ser menos que intercambiar un poco de saliva y luego otras cosas ;)

        Responder

Deja un comentario

Cómo ligar con chicas españolas

Descarga Gratis LA VERDAD: Por qué parece tan complicado ligar con mujeres españolas (y por qué realmente NO lo es)