ERRORES de estatus que NO te permiten LIGAR- (¿Me ve ella como un vividor follador?)- Entrega 14

Tuvimos que esperar más de un año y medio para que llegara la entrega 13, y solo dos semanas después ya tenemos la entrega número 14 de nuestra serie más famosa: “Errores de estatus que no te permiten ligar”.

Por si eres nuevo por aquí, te aclaro que ésta es una saga de artículos, 14 van ya, en la que los lectores nos cuentan sus historias fallidas y luego nosotros damos nuestra opción, siempre buscando las razones por las que no pudo haber un final feliz para los dos.

La historia de hoy fue enviada a través de nuestro formulario de contacto por un lector al que vamos a llamar Fernando. Si tú también tienes algo que compartir con nosotros, ya sabes ;)

Y Fernando nos cuenta en su mensaje que es un chico físicamente atractivo, por lo que dice, yo entiendo que está entre el 7 y el 8, y que aunque nunca había tenido problemas para despertar el interés de las chicas, hasta que leyó nuestros libros sí había tenido bastantes problemas para hacer que las cosas sucedieran.

Después de leer nuestros libros y de seguir nuestros consejos, Fernando ha podido tener sexo con varias chicas durante las últimas semanas, sin embargo, con la que más le gustó de todas no pudo haber final feliz.

¿Cuáles fueron los errores de Fernando con esa chica?

Vamos a verlo…

La historia y los errores de Fernando

Cómo ya os comenté en el mail anterior, de entre las seis chicas con las que he podido estar estas semanas hay una que me ha despertado más interés que cualquier otra. 

Con esta chica hice todo bien al principio, no cometí errores como tal. De hecho, la primera cita fue tan bien que me sentía abrumado por el nivel de interés que ella mostraba en mí. La besé en menos de 20 minutos de conocernos, me mostré abiertamente sexual y la tensión sexual fue palpable durante toda la (multi)cita. 

El caso es que se nos pasó el tiempo volando con la fluidez de la conversación engrasada por el efecto del ron y sin darnos cuenta estábamos los dos bostezando a la una de la madrugada. Sabía que era una cagada no invitarla a mi casa, pero por otra parte, estaba totalmente seguro de que no estaba en condiciones de ofrecerle un polvo medio decente.

Así que lo que hice fue decirle la verdad, que tenía ganas de acostarme con ella pero no estaba en condiciones. La jugada no salió tan mal, ya que la semana siguiente por logística no podíamos vernos pero ella me escribió muy activa y motivadamente por whatsapp. 

Aquí viene la segunda cagada. De nuevo me propuso una cita (no por falta de iniciativa mía, simplemente se me adelantó). El problema es que no era una cita normal, era más bien una actividad de novios a mi entender. Tenía el presentimiento de que después de un día de playa con mala logística para acabar en mi casa (no vivo solo), aunque divertido, sería difícil de culminar en buen sexo. 

Aun así, cedí a sus encantos y acepté. No hubo sorpresas, fue divertido (nos vimos medio en bolas y hubo mucho roce y tocamientos), pero al volver a casa el dolor de cabeza y la morriña era importante. La llevé a su casa. No había planeado ninguna estrategia así que lo único que podía salvarlo era que ella me invitara a subir a su casa, cosa que no sucedió (¿igual no habría sido tan mala idea pedírselo?). 

Más tarde me dijo por whatsapp que necesitaba un momento a solas para ducharse, pero que ya estaba mejor e inició ella misma un intercambio de fotos subiditas de tono. Yo por mi parte estaba en mi casa aspirina en mano, en cuanto me recuperé un poco le mandé una fotopolla (solicitada), que al parecer le entusiasmó. 

En ese punto corté por lo sano, no quería una conversación de sexting larga, y quizá fuí un poco demasiado seco, pues ella se enfadó un poco. Actué así porque realmente solo me apetecía descansar. No le di más importancia. Di el día por zanjado, y al día siguiente le di explicaciones y ella volvió a su nivel de entusiasmo habitual. 

Así que lo que hice fue proponerle quedar directamente en mi casa al día siguiente. Pero coincidió que ese día ella volvía al trabajo y me mandó un audio (que sonó muy sincero y cariñoso), explicándome el día de mierda que le esperaba y que probablemente no tendría muchas ganas de quedar, pero que me diría algo. Le contesté que no se preocupara, que ya nos veríamos otro día.

A partir de aquí, cambió mucho su actitud. 

Ha pasado de abrirme casi siempre ella, a no abrirme más. He aplicado la perseverancia juguetona (mensajito ingenioso/desenfadado cada 3-5 días, manteniéndome en su radar sin parecer en absoluto necesitado. Ella respondió algunos días con más entusiasmo (sin llegar al nivel de antes) y otros días con más frialdad. 

Si no me equivoco, han pasado poco más de dos semanas desde nuestra última cita y de la primera propuesta de cita en mi casa que os he contado. Hace pocos días le volví a proponer la misma cita en mi casa con dos días de antelación, pero ella ya tenía planes. Más tarde vi por redes sociales que estaba cenando en algún sitio, sin dar ninguna pista de con quién o cuantas personas. 

Decidí probar suerte y mandarle un mensaje diciéndole que viniera a mi casa cuando volviera de la cena (pensé que era mejor eso que esperar a saber cuántos días para volver a tener buena logística). No me contestó hasta el día siguiente, cuando fríamente me dijo que estaba en otro pueblo lejos, y que se había quedado a dormir allí. Al poco rato publicó una foto en redes sociales que dejaba pocas dudas, pues todo apunta a que se la sacó el maromo con el que había pasado la noche. 

Hasta aquí la exposición de la situación, ya que no le he dicho nada más.

Ante todo esto me asaltan un par de dudas. La primera es que, aunque está claro que el error fue no cerrar el trato cuando tuve oportunidad, no estoy seguro de cómo se lo ha tomado ella. 

En todo momento me mostré muy activo sexualmente y desinhibido en ese aspecto, tanto que al inicio me dijo que me percibía como muy sexual y que ella era un poco tímida en la cama al principio, que quería pasar más tiempo conmigo por que le preocupaba que el sexo pudiera ser incómodo. 

Aparte, me da la impresión de que me ve como un vividor, y la verdad es que estas últimas semanas he vivido como tal. 

¿Diríais que el problema va más en la línea de que me perciba como cortado a la hora de hacer suceder el sexo? ¿O quizá piense que no he mostrado suficiente interés porque priorizo a otras chicas y que por eso, me esté poniendo a prueba? 

En mi opinión, si el objetivo de su frialdad fuera dejarme claro que no quiere nada conmigo, no tendría mucho sentido insinuarme que se ha acostado con otro en vez de quedar conmigo. Creo que lo normal sería ignorarme. 

Por otra parte, con ella quiero intentar todo lo que esté en mis manos hasta el final, más que nada por quedarme con la conciencia tranquila, pero no tengo muy claro si debería seguir con la misma estrategia de perseverancia juguetona + proposición de «Netflix and chill» en mi casa, o al haber pasado ya más de dos semanas de enfriamiento debería proponerle ir a tomar algo en algún bar.

Bueno hasta aquí el tochaco. Muchas gracias por todo. Estoy entusiasmado con los resultados que he conseguido hasta ahora. Sinceramente, siempre he sabido que tenía mucho potencial porque mi problema no era atraer a las chicas, sino hacer que las cosas sucedieran. 

He podido comprobar en mis propias carnes que vuestro material no es solamente 100% legítimo, sino que ha sido como ganar la experiencia de varios lustros picando piedra en tan sólo unas semanas. El cambio ha sido dramático.

Muchas gracias por existir.

¡Un abrazo!
Fernando

###

Mi opinión

Fernando, antes de empezar, repetir lo que siempre digo en este tipo de artículos. Obviamente, yo no estuve allí, por lo que lo único que puedo hacer es darte mi opinión basándome en la información que compartes con nosotros.

Dicho esto, vamos a meternos ya en materia.

Por lo que nos cuentas, la cosa empezó muy bien. No solo le gustaste físicamente, cosa normal por lo que nos cuentas sobre ti, sino que también seguiste los pasos de nuestro libro La guía definitiva para una cita perfecta, o sea, la besaste rápido, aplicaste el concepto de la multicita y sexualizaste la conversación. Hasta ahí todo perfecto.

Pero ahora llegamos al primer error, y es que, tras el beso, en algún momento te quedaste estancado en alguna de las fases. A lo que me refiero es a que siempre debes hacer que el el nivel de diversión/ excitación siga aumentando, navegando de menos a más entre las 5 fases para una primera cita perfecta que detallamos en el libro, y cuando llegues al pico más alto de diversión/ excitación, tratar de hacer que las cosas sucedan.

No fue lo que hiciste. Lo que pasó es que en algún momento de la cita te sentiste tan cómodo con ella que te despistaste o simplemente no quisiste romper esa comodidad avanzando. Y si no avanzas, lo que pasa es que llega la 1 de la madrugada, aparece el cansancio y los bostezos, y cuando ya estás cansado, bostezando y la diversión/ excitación van cuesta abajo, llegas tarde para tratar de hacer que las cosas sucedan.

El segundo error fue darle explicaciones. Decirle que quieres follar con ella pero que no te encuentras en condiciones, no es que te haga ver precisamente como un tío sobrado de confianza y de virilidad, independientemente de que realmente estuvieras cansado y de que eso le pueda pasar a cualquiera.

Probablemente ella pensó que te daba miedo pegar un gatillazo, y eso no es nada sexy, créeme. 

Habría sido mucho mejor ir a por ello, ya que lo más seguro es que ella te habría dicho que estaba demasiado cansada, y así al menos habrías quedado como un tío que va a por lo que quiere, aunque sea un poco tarde. O ya puestos, también habría sido mejor despedirte sin más. Cualquier cosa es mejor que dar explicaciones sobre por qué no quieres/ puedes follar.

En cualquier caso, ya te digo, lo que tendrías que haber hecho es tomar las riendas del asunto y hacer que las cosas sucedieran antes de que aparecieran los bostezos. Es tu responsabilidad hacer que las cosas sucedan. No debes esperar a que «surja» sin más.

Pero bueno, como le gustaste físicamente y hubo otras muchas cosas que hiciste bien, parece que perdiste puntos pero no fuiste descartado.

Y aquí viene la gran cagada, que fue aceptar su cita para ir a la playa. O sea, que el primer día le dices que no follas porque estás cansado, y a la segunda cita vas a la playa a cansarte para que luego pase lo mismo. Empezamos mal, pero la cosa es peor cuando me cuentas que en la playa os veis casi en bolas, hay roce y tocamientos, pero al final no pasa nada. Luego la llevas a su casa y no tratas de hacer que las cosas sucedan porque estás cansado y la dejas todo cachonda, porque te lo demuestra luego por WhatsApp…

¿Y qué haces tú? Le cortas el rollo y te vas a dormir.

Al día siguiente le vuelves a dar explicaciones, le cuentas que necesitas descansar y tal y dices que ella volvió a su nivel de entusiasmo habitual. Bueno, creo que eso es lo que a ti te pareció, o quizás ella quiso transmitirte que había entendido tus explicaciones, pero la realidad es que la atracción se estaba desvaneciendo.

Y aquí es importante entender que no es cuestión de lo bien que le expliques tus razones para retrasar el sexo, es cuestión de que si no haces que las cosas sucedan, da igual que tengas excusa (en este caso que estabas cansado), la atracción se esfuma muy rápido. La atracción no entiende de explicaciones lógicas.

Y tanto es así, que cuando le propusiste la cita directamente en tu casa, ya para por fin hacer que las cosas sucedieran, la atracción había desaparecido.

Y así llegamos al siguiente error. Dices que has aplicado la perseverancia juguetona cada 3- 5 días, y que luego la invitaste de nuevo a cenar directamente en tu casa, y luego le dijiste que fuera directamente a tu casa después de cenar… pues bien, he de decirte que eso no es perseverancia juguetona, eso es simplemente perseverancia. Lo típico de, cuando notas que ella se aleja, invertir tú el doble para ver si así compensas su falta de inversión… y lo siento, pero no es así como funciona.

La perseverancia juguetona de Bobby Rio consiste en escribirle una vez, mínimo cada 7 días, pero muchas veces está bien dejar que pasen 14, y tratar de proponer una cita para tomar algo y ya en ella hacer que las cosas sucedan. Escribir cada 3 días incluyendo invitaciones a tu casa… no es lo mismo…

Me temo que con lo que has hecho, es posible que la hayas alejado más.

Y sí, todo apunta a que al final acabó con otro maromo que sí supo cómo hacer que las cosas sucedieran rápido.

Respondo a tus preguntas

Está bien que tienes muy claro cuál fue uno de tus grandes errores, que fue el de no hacer que las cosas sucedieran cuando tuviste la oportunidad. Pero luego nos dices que te preocupa que ella piense que eres un vividor follador… lo cual no tiene mucho sentido. 

Está claro que tu mejor momento con ella fue al principio, cuando te mostraste sexual con ella, o sea, que ser percibido como un tío que folla, hace que ella sienta atracción hacia ti. Luego, a partir de ahí, lo único que ella sabe sexualmente sobre ti es que siempre estás cansado para el sexo y que cuando lo tienes a huevo no eres capaz de ir a por ello, así que no, el problema no es que piense que eres un vividor follador, el problema es que lo más seguro es que piense lo contrario.

Y da igual que realmente hayas estado follando con otras chicas, porque lo que ella sabe sobre ti es lo que le has mostrado. (Y si le has contado que has estado con otras chicas, pero luego con ella has actuado como lo has hecho, mucho peor todavía).

Luego, parece que crees que existe una posibilidad de que el hecho de que ella haya estado pasando de ti y haya colgado ciertas fotos en sus redes sociales, es un numerito para ponerte a prueba. Créeme, no lo es. Lo que sucede es simplemente que la chica ha perdido el interés y, lo más seguro, que haya conocido a otro guaperas de Tinder que sí fuera capaz de hacer que las cosas sucedieran.

Y ahora para terminar, voy a comentar el que ha sido, sin lugar a dudas, tu mayor error.

El mayor error que has podido cometer

Para mí, sin lugar a dudas, el mayor error que has podido cometer con esta chica es el de cambiar la manera de hacer las cosas solo porque has sentido que ella era demasiado especial.

Y tú mismo nos cuentas que ha sido así, que durante el tiempo que has estado conociendo a esta chica, has estado conociendo a otras con las que SÍ has seguido los pasos de La guía definitiva para una cita perfecta hasta el final y con las que SÍ has tenido final feliz. Y mientras tenías sexo con chicas que te gustaban menos, no hacías más que cambiar el guión y retrasar el sexo con la que de verdad te gustaba… porque ella era demasiado especial y buscabas unas condiciones óptimas para vuestra primera vez.

Cuando sientes que una chica te gusta tanto que sientes que debes cambiar la manera de hacer las cosas, por lo general la estarás cagando, y estarás cambiando el guión para mal. Pero no te preocupes, este es un error muy común, nos ha pasado a todos. 

Imagínate si es común, que hasta tiene su propio capítulo en el libro. Échale un vistazo a la página 239. Una pena que al leerlo lo pasaras por alto. Pero bueno, estoy seguro de que esto ya no te volverá a pasar.

Nos preguntas también qué deberías hacer ahora, y bueno, yo lo que te diría es que aprendas de tus errores y seguir una filosofía ABC. Porque eso es lo que hago yo cuando veo que algo está casi imposible. Te recuerdo que es mucho más sencillo atraer nuevas chicas que cambiar la forma en la que te percibe una que ya ha perdido el interés en ti.

Pero no voy a ser yo el que te diga que sea imposible darle la vuelta a la tortilla, porque cosas más raras se han visto.

Eso sí, si quieres volver a intentarlo, yo te recomendaría que aplicaras la perseverancia juguetona como la ideó Bobby Rio, o sea, escribiendole una vez cada semana o dos, empezando con una conversación y luego proponiendo una cita en un lugar público.

En cualquier caso, no creo que debas preocuparte por nada, eres un tío atractivo, ya no vas a volver a caer en este error nunca y, muy importante, ya sabes cómo hacer que las cosas sucedan, ya lo has hecho varias veces.

Ya tienes nuestro libro:
La guía definitiva para una PRIMERA CITA PERFECTA

¡Un abrazo y feliz finde!
Carlos Montoro

Top 3 artículos recomendados

36 comentarios en «ERRORES de estatus que NO te permiten LIGAR- (¿Me ve ella como un vividor follador?)- Entrega 14»

  1. Estoy con Carlos, leyendo lo que sucedió, me da la sensación que tuviste ahí el gol a puerta vacía, solo tenías que empujarla dentro y al final se te fue por encima del larguero y acabaste perdiendo el partido.

    Una pena viendo lo bien que empezaron las cosas, y tienes suerte porque te dio muchas oportunidades, eso es que debes gustar físicamente, yo no tengo tanta suerte, o todo bien desde el inicio o nada.

    Responder
    • Ese es uno de los privilegios de poder gustar por tu físico, que puedes cometer errores sin que éstos afecten de manera negativa al resultado… pero claro, como siempre decimos, siempre hay un límite.

      Yo soy como tú, hace ya muchos años que no llego a la tercera cita si no hay sexo antes, y no es porque yo no quiera, es porque o las cosas suceden rápido, o ella ya no desea tener más citas porque «no sintió feeling».

      Responder
  2. El gran error que hemos cometido el 100% de los presentes, algunos varias veces, el de cambiar la forma de hacer las cosas porque ella te gustaba mucho… y lo peor es que sabiendo que si hubiésemos hecho lo de siempre habría habido final feliz casi seguro, que pena Fernando, ojalá esta experiencia te haya abierto los ojos y no te vuelva a pasar porque es muy jodido. Me acuerdo de las historias que compartieron Carlos y David cuando cambiaron su sistema y eso nunca puede salir bien….

    Responder
    • Jeje, se nota que nuestras historias cambiando la forma de hacer las cosas porque ellas eran demasiado «especiales» calaron, porque muchas veces nos las recordáis.

      Para el que no las haya leído, la mía está en el libro y la de David en uno de los artículos del blog.

      Todos hemos tenido que pasar por ahí.

      Responder
  3. Buenos días Fernando, no puedo añadir mucho más porque Carlos ya te lo ha explicado todo perfecto, y estoy seguro de que si pules algunas pequeñas cositas vas a tener todo el éxito que te de la gana.

    Pero de lo que quería hablar era de la minicolleja que te daría (en plan cariñoso), al no aprovechar la VDO de la playa. Cuando hablo con chicas por apps para ligar ya sea Tinder, Badoo o la que sea, el 90% de las veces utilizo una rutina que acaba con ellas contándome su fantasía sexual, ¿y sabes cuál es la que más veces se ha repetido en el tiempo?

    Sexo en la playa!!!! Puede ser la fantasía menos original, pero es la más escuchada y recurrente, y tú pudiste haberla cumplido con tu cita, que seguro que está entre una de sus fantasías.

    Yo personalmente, viendo que la cosa estaba muy caliente, con roces y tocamientos en el agua, lo hubiese intentado y te aseguro que lo haces en el agua y no se da cuenta nadie de los que hay en la playa y luego ya a la vuelta a casa rematas en condiciones.

    Toma nota porque si vives en un lugar que tiene playa esto podría volver a repetirse y esta vez yo intentaría cumplir fantasía si ella está dispuesta y se deja llevar ;)

    Responder
    • A mí es que me mola demasiado una cama xD, pero sí, también podría haber sido una opción, ya que estaban allí y a la chica se la veía con ganas.

      Responder
  4. A mí también me pasó lo mismo con una cita que tuve antes de la cuarentena, estábamos tan a gusto que nos dieron las mil, el bar tenia que cerrar y ya era hora de plegarse a casa. Supongo que el compañero de la historia estará «comenzando» en su andadura, bueno así es como se aprende, las primeras veces se suele meter la pata y de ahí se saca experiencia para las siguientes, pero si te dan un empujoncito como aquí para ver que cosas estás haciendo mal mejor que mejor.

    Responder
    • Sí, lo de estancarte en algún momento de la cita porque te lo estás pasando demasiado bien como para romper esa comodidad es otro clásico, pero hay que seguir.

      Una vez te acostumbras a romper la comodidad, la cosa ya va sola.

      Responder
  5. Normalmente hablaría de la frialdad de las mujeres que no sienten ningún tipo de remordimiento de estar de tranquis y disfrutar de cenas y playas con un chico majo para en unos días olvidarle y follar con un maromo como cuentas, que seguramente no la haya invitado a nada salvo a catar su…

    Pero en este caso me pongo en el lugar de la chica y siento como que tal vez ella pensara que Fernando tampoco se siente tan atraído por ella o la da largas ect, osea la tía debe haber tenido ese tipo de pensamientos de porque coño este tío no quiere follar nunca ect y al final mucho aguanto

    Lo mejor es filosofía ABC y la próxima esto no te pasará, nunca debes pensar que una chica es demasiado especial y menos si no te la has follado 30 veces como mínimo xd

    Responder
    • Sí, dentro del contexto en el que vivimos actualmente, en el que cualquier chica solo tiene que desbloquear su smartphone para tener opciones infinitas… pues un poco yo también la entiendo.

      Una cosa es el tira y afloja, y otra es que te lo dejen a huevo y no hacer nada, ahí es normal que ellas también pierdan el interés.

      Responder
  6. Me ha encantado. Sin nada más que decir.
    Por cierto Carlos, te quiero comentar algo por el formulario contacto y me dice: Fallo de envío, contacte con el administrador por otro medio.
    Como te lo hago llegar.
    Un saludo

    Responder
  7. Yo siempre digo que si no cierras del todo (con sexo) como muy tarde en la segunda cita,olvídate.
    Por poder se puede insistir,pero yo creo que a más intentos menos Estatus…..Alguien sobrado de opciones no insistiría ni dos veces.
    No creo que le haya visto como un follador (que es bueno y lo que se pretende en cierto modo),sino más bien al contrario.

    Responder
    • En mi caso, tu regla se cumple totalmente. Como decía más arriba, hace años que no llego a la tercera cita si antes de ésta no hay sexo, y es porque cuando físicamente eres muy promedio, con una chica de tinder, o las cosas suceden rápido o no suceden nunca.

      Responder
  8. Está claro que que te perciban como un vividor follador te hace perder oportunidades, depende con la chica con la que quedes, y si te ven con mucha confianza y además eres atractivo pues más van a pensar eso, pero si que es verdad que no parece el caso…es verdad que el chico del artículo hizo varias cosas mal que al principio no le penalizaron por ser atractivo, pero claro, dejar para la 1 de la mañana el hacer que las cosas sucedan, cuando ya estas pasado de vueltas, es un error si ves que ya te está viniendo el bajón hace rato. Por otro lado, otro error para mí es beber demasiado en una cita, vale que te hace sentir confiado pero luego pasa que ya no estás centrado en la cita, por tanto un par de copas está bien pero no mucho más. Lo de dar explicaciones es verdad que sobra, yo lo hubiera intentado igual y si ya veo que no funciono ahí sí puedes dar una excusa. Luego lo de la playa yo no lo veo tan error, si haces las cosas bien da mucho juego, eso sí, nada de pasarse el día entero allí, con el cansancio que ello conlleva, pero para caldear el ambiente va perfecto, pero un par de horas hubiera sido suficiente. Lo de cortarla en el momento en que ella está cachonda en el whats es un error grave si aun no habéis tenido sexo pero os habéis visto y encima las dos veces no se ha culminado…después de esto imposible que ella piense que es un vividor follador, sino lo contrario. Y por último y como dice Carlos, dudo que la chica ponga fotos con un maromo para hacerle rabiar, lo puso porque ese chico supo hacer que las cosas sucedieron.
    Mi humilde opinión.
    Saludos y suerte para la próxima!
    Pd:Ninguna chica es especial hasta que se demuestre lo contrario.

    Responder
    • Sobre el tema del vividor follador, aclarar una cosa.

      Que ella piense que eres un guaperas que va a lo que va y que promete hasta que la mete y luego desaparece para irse a buscar el siguiente +1, obviamente, no va a funcionar con una chica atractiva.

      Pero ella sí debe percibirte como un tío que, por actitud y comportamiento, está sobradísimo de opciones. Luego lo que haces tú con esas opciones debes dejarlo a su imaginación.

      Responder
      • Eso es, que estás sobrado de opciones sí, porqué tendrá miedo a perderte y por la preselección de turno, pero si ya piensa que vas follando aquí y allí la cosa cambia.
        Saludos!

        Responder
  9. Vamos cracks! Veo que tenéis una serie de artículos brutales que están muy interesantes. Madre mía me quito el sombrero lo bien que analizas cada detalle de la situación. Sin duda cada día que aprendo de vosotros veo las cosas más claras y también aprendo a analizar que es lo que le falla a amigos míos.

    Yo me quedo sobre todo con esta frase: «Para mí, sin lugar a dudas, el mayor error que has podido cometer con esta chica es el de cambiar la manera de hacer las cosas solo porque has sentido que ella era demasiado especial.»
    Y tanto. Todos pasamos por ello. Yo por suerte pase por ello la primera semana de seducción y luego ves que cuando otra te importa menos lo haces todo perfecto jeje.

    Un abrazo!

    Responder
    • Carlos, cuánto tiempo sin verte por aquí. Te he echado de menos en los comentarios de algunos artículos, especialmente cuando hay «honks» de por medio.

      Pásate por el del Bud Sex, que estoy seguro de que te va a molar :)

      Responder
      • Ya con la situación me he tomado con mi familia unas merecidas vacaciones. Jaja los honks madre mía cada día uno flipa más como está la posmodernidad. Lo bueno es que ya los tenemos calados a cien por cien está muy claro quiénes son y sus objetivos. A mí por una parte me tienen hasta los cojones pero ver de vez en cuando un honk te partes de risa de la absurdidez. Ese de bud sex es brutal ya le he echado un vistazo y es increible la absurdidez te pondré un comentario de honk por ahí mejor ;)

        Responder
  10. Gracias por estos artículos que nos ayudan tanto a tener experiencias de primera mano, que luego nos servirán a todos.

    Personalmente, veo que el gran error es no cerrar la cita con sexo cuando todo parecía indicar que iba a ser así. Creo que de esa forma se genera un pensamiento en la chica en plan «si todo iba tan bien pero no hemos acabado en la cama, habrá sido por algo, no vamos a tener tan buen feeling como pensaba». Con lo que las siguientes veces que quedes vas a tener que remar contra corriente.

    Yo particularmente, me he encontrado en esa situación, pasarlo muy bien, haber bebido demasiado (bueno, no tanto pero no estoy acostumbrado a beber mucho y me afecta bastante) pero no echarme atrás y cerrar la cita. Y cuando no he podido rendir bien por el alcohol, mis manos o mi lengua ya se encargaron de que la chica recibiera su dosis de orgasmos. Con esto, lo habitual es que los días siguientes sea ella la que diga de quedar de nuevo para «compensar».

    Si a la hora de culminar la cita, te achantas, eso muestra un status muy bajo, más incluso cuando iba todo sobre ruedas. Le deja a uno pensando, o sea con todo a favor y no culminas, no me quiero imaginar qué habría pasado si la cita no hubiera sido tan buena.

    Un saludo compis.

    Responder
  11. Ésto es un offtopic sin nada que ver con el artículo de hoy, pero creo que puede ser interesante.

    Resulta que he descubierto que el documental The Red Pill, que muestra muchas de las mentiras del posmodernismo sobre los hombres, está disponible para ver en Amazon Prime Video (para mi sorpresa). Si no lo habéis hecho ya, os aconsejo que lo veais cuanto antes y que hagáis correr la voz, antes de que ya-sabéis-quienes se enteren y hagan que lo censuren.

    Igualmente, se puede encontrar en youtube una charla TEDx de la directora del documental en la que explica como la doctrina posmoderna en las que creía al inicio del proceso se fue cayendo ante sus ojos. Muy recomendable.

    ¡Espero que sirva a alguien!

    PD: Me encanta que haya vuelto con fuerza la sección de errores de estatus, es muy ilustrativa. Aunque no sé si anima o deprime ver que todos tropezamos en piedras muy similares jajajaja

    Responder
  12. El error de creer que ella es demasiado especial para hacer las cosas como siempre, está claro que, como con los moteros, hay dos tipos de hombres: los que lo han cometido y los que lo van a cometer.

    He leído esto muchas veces esto y, aún así, estoy totalmente convencido de que cuando encuentre una chica especial, cambiaré la manera de hacer las cosas. A lo mejor no cometo suficientes errores como para que me penalice y me salve mi físico, pero no me cabe duda de este error lo voy a cometer también tarde o temprano.

    Muy buen artículo. Da gusto ver cómo vamos aprendiendo a reconocer los errores. Recuerdo los primeros artículos de esta saga que leí, que me quedaba pensando «pero si tampoco ha hecho nada así que digas, hala qué cagada», y vaya si luego vosotros sacabais errores y yo me quedaba con cara de WTF xD.

    Responder
    • Es un error muy común y que es difícil de evitar incluso conociéndolo de antemano, como le pasó a Fernando. Pero lo que sí te digo es que cuando por cometerlo pierdes a una chica que te gusta de verdad, te prometes a ti mismo que no se va a volver a repetir, o al menos para mí ha sido así.

      Y sí, esta serie es muy instructiva, porque si te lees todas las entregas, creo que te queda una idea al menos básica de lo que supone el estatus en el mundo de las citas.

      Responder
      • Pues sí, yo mismo estoy trabajando una interacción con una chica que me está pareciendo especial y estoy cometiendo errores por pensar que es especial, y seguro que, cuando tengamos una cita, cometo errores a saco.

        Estoy notando además muchísimos tests, y algunos creo que los estoy fallando.

        Pero bueno, espero que me salve mi cara, que como ya os he dicho alguna vez, yo creo que rozo el 8 pero sin llegar xDD

        Responder
  13. Yo opino lo mismo, ninguna chica ve un problema con los ‘vividor follador’ , eso es precisamente los chicos que buscan inconscientemente, así que imposible que ese sea el problema. Yo creo que a estas alturas la chica tiene cero interés en el chico, es decir, no está haciendo ningún test a Fernando, simplemente no piensa en él para nada a la hora de salir con otros chicos y subir fotos, sino que hace lo que siempre ha hecho. Lo mejor es olvidarla, porque es el típico punto en que más cosas pasan por nuestra mente que por la realidad, es como que nos montamos nuestra propia película intentando explicar todos los hechos pensando que todavía tenemos oportunidades pero es solo eso, ideas nuestras. Ellas tienen tantas opciones todos los días y a todas horas que no saben lo que es darle la vuelta a las cosas. Un saludo y gracias.

    Responder
    • Sí, Desengañado, otro error puede ser justo le que tú comentas, que es pensar que todo en esta vida es un test, cuando en realidad, muchas veces puede ser simplemente falta de interés total y absoluta.

      Y como muchas veces saber si es un test o no, no es una tarea sencilla, lo único que podemos hacer es seguir adelante haciendo las cosas de la manera correcta. En el caso del artículo de hoy yo lo veo claro, pero si Fernando quiere hacer un último intento, lo correcto sería aplicar la perseverancia juguetona, pero tal y como la ideó Bobby Rio, claro.

      Responder
  14. Si te sirve de algo, yo este verano viví una experiencia parecida. La chica me invitó a la playa y era la segunda cita, en la primera acabó con beso antes del confinamiento. Pues mantuvimos el contacto y al fin quedamos en la playa, entresemana.

    Pues bien, lo que hice, (no se si servirá a alguien) fue buscar una cala totalmente solitaria y quedar con ella muy temprano. Me llevé una tiendita de campaña, de esas de playa.

    Nada más llegar un bañito para quitar el calor y a saco a por el beso. Pues felizmente la cosa acabó en sexo playero, fue bastante divertido a la par que incómodo jajajja. Pero me abrió camino para el futuro.

    Responder
  15. Parto de la base de que casi todos hemos cometido errores iguales o parecidos.
    Creo que el principal error fue colocarla en un pedestal y dejar de ser tu mismo.
    Los hombres somos direccionales cuando algo nos gusta vamos tras ello, las mujeres en cambio son emocionales, vienen y van cuando se abre una «ventana» de oportunidad hay que avanzar si no lo haces pierdes valor y atractivo hacia ella. En el momento que detectaste un poco de frialdad por su parte seguramente estaba enfocando su atención en otro hombre.

    Responder
    • Bueno, lo de ser tú mismo va fenomenal cuando siendo tú mismo te ha ido todo de puta madre en tu vida, pero Fernando ya nos contó que, a pesar de ser un tío guapete, no había sido así, y que las cosas empezaron a mejorar a raíz de empezar a cambiar la forma de hacer ciertas cosas y empezar a hacerlas como explicamos en los libros.

      El problema fue que con esta chica, por ser especial, no quiso hacer las cosas como con las demás, con las que sí hubo final feliz.

      Todos los que nos metemos en esto pasamos por ahí, y en la mayoría de casos, es una lección que una vez aprendida ya no se olvida.

      Responder

Deja un comentario

Cómo ligar con chicas españolas

Descarga Gratis LA VERDAD: Por qué parece tan complicado ligar con mujeres españolas (y por qué realmente NO lo es)