De CERO a SEXO en 4 emails

En las últimas semanas he estado en contacto con Samuel, un hombre promedio o del montón de 36 años que, después de haber leído nuestro libro, ha empezado a ver las cosas de una manera mucho más clara.

Su historia me pareció muy interesante y un ejemplo a seguir, por lo que le pedí permiso para compartirla en el blog y aquí está.

Lo que te presento a continuación es la secuencia de 4 emails que Samuel nos envió, partiendo desde prácticamente cero, el día que descubrió la verdad sobre las relaciones y el sexo, hasta el día en el que llegó el final feliz.

Te dejo con él…

Email 1: Justo después de leer el libro

Hola Carlos/David,

Ayer recibí el libro y ya lo he leído (ha sido más adictivo que la droga) y la verdad…veo que SIEMPRE he actuado como un beta y he abierto los ojos (a mis 36). De hecho, el otro día recordé una cita en la que lo hice TODO mal: comportamiento y sobre todo, los test (que me hizo varios pero en aquel momento yo ni me percaté)

¿Os podéis creer que estando con ella en la fuente mágica de Montjuic (no sé si conocéis Barcelona) en la segunda cita, lloviendo, pegados debajo de un toldo, no fui capaz de hacer nada?

Yo creo que si hubiese buscado el beso no me hubiese rechazado pero bueno… de los errores se aprende.

Esta semana tengo una cita con una chica (no sé si mañana o el jueves, está por ver) y quiero intentar que vaya lo mejor posible, pero igual es demasiado pronto y el juego interno todavía me falla, a ver cómo salgo de esta.

Ella debe ser un 5 o así, más o menos como yo, así que a ver si el estar más o menos igualados juega a mi favor.

Muchas gracias por el libro y la comunidad, más vale tarde que nunca, pero es un alivio haber conocido la red pill y haberme quitado la venda de los ojos.

Email 2: Primera cita acaba en beso

Os cuento como fue la cita.

Nada más nos encontramos (las fotos no le hacen justicia, en persona gana muchísimo más), le doy los dos besos (contacto físico en ambos brazos) y la llevo al sitio dónde íbamos a ir, hablando del día a día y poco más.

Allí nos sentamos (es un local donde todas las mesas dan juego para estar sentados al lado) uno al lado del otro, hablamos de tonterías y pedimos la primera ronda. Seguimos hablando del día a día, gustos comunes, etc, y a partir de ahí empiezo a sacar los temas de conversación emocionales, ella me empieza a contar, rememorando en su cabeza y yo veo que la cosa va bien.

Obviamente, luego me pregunta mí y aunque no tengo mucha experiencia, lo sorteo como puedo y seguimos. Más adelante le saco el segundo tema de conversación emocional y lo mismo que con el anterior.

En ese momento ya me decido e intento el beso (durante toda la conversación, siempre tenemos contacto físico jugueteando para que no se sienta tensa), pero me llevo la primera cobra :P

Pero nada, sigo tan tranquilo hablando, luego hubo varios temas más, nada reseñable y dos intentos más de beso y dos cobras más (yo ya me reía por dentro y por fuera también) pero seguí actuando con total normalidad todo el rato, sin que me afectase.

Seguimos hablando y de repente se levanta, se cambia de lado, le miro la cara y algo me decía que ya estaba la rana al punto y vaya si lo estaba, allí nos comimos la boca, y seguimos hablando, la iba besando de tanto en tanto pero sin dejar de hablar, de contarle cosas (y que ella me contase, obviamente).

Casi al final le propuse de ir a mi casa tal y como comentáis en el libro, pero la vi algo cansada, con lo que esperaba una negativa y así fue. Pero preferí hacerlo a no hacerlo y arrepentirme después.

Un detalle que olvidé mencionar es que no nos dimos cuenta de la hora, cuando miramos el reloj fue como «WTF», casi nos quedamos sin metro jajaja pero bueno, eso me pareció una buena señal aunque pongo los pies en la tierra, que con estas cosas nunca se sabe.

Y de ahí ya nos fuimos cada uno a su casa, nos despedimos con un beso bastante profundo, lo que me dio a entender que sigo teniendo la puerta abierta para un segunda cita y espero que en esta ya tengamos final feliz :P

Un saludo y gracias nuevamente por vuestro libro, a mis 36 no estoy tan oxidado como pensaba jaja.

Email 3: Segunda cita de consolidación

Hola a los dos.

Ayer tuve la segunda cita (multicita como la que comentáis en el libro) y fue de lujo, de hecho me dijo al llegar a casa «que lo había pasado muy bien y se había sentido muy agusto» y esto no acaba aquí, porque aunque ayer no hubo sexo (pero ya estuvimos hablando de ello y hubo roces picantes) hoy le he propuesto lo de cenar en mi casa y ha accedido así que mañana sí que sí.

Ya os contaré el final feliz de la historia :)

Email 4: Final feliz para los dos

Pues cómo esperaba, el sábado fue estupendo.

Antes de ir a casa quedamos para tomar una cerveza, charlamos un rato y luego ya fuimos para casa. Allí ya tenía todo preparado, puse música, hice la cena, con vinito, embutido, queso,…cosas sencillas pero que a ella le gustan.

Una copita de Baileys después y luego ya todo vino rodado, aunque creo que ambos ya estábamos predispuestos, por lo que fue más natural y sin «forzar» nada. Hubo sexo en el comedor, en la habitación, recién levantados (se quedó a dormir en casa)…

Una noche redonda. Desayunamos y luego estuvimos un rato más en casa hasta que se tuvo que ir.

Desde entonces todo bien, hablamos bastante más aunque procuro limitar hablar con ella a media mañana un rato y por la tarde/noche otro rato, el resto del día no toco el whatsapp para no hacerme pesado/mostrar necesidad.

Esta semana volveremos a vernos para ir al cine (mi idea es un cine cerca de casa y que se venga a dormir, supongo que le apetecerá el plan), algo un poco más informal para cambiar de ambiente.

No se ha formalizado nada por ahora, por lo que prefiero ser cauto y no hacerme demasiadas ilusiones :)

Muchísimas gracias por todo
Samuel

###

Conclusión

Me ha gustado mucho la historia de Samuel por diferentes motivos.

Primero por ser un hombre proactivo. Nada más terminar de leer el libro y descubrir todos los errores que había estado cometiendo durante toda su vida, consiguió una cita a través de las app’s para ligar online y se lanzó a practicar lo aprendido, a pesar de no estar muy seguro de su juego interno (o confianza en sí mismo).

Bravo Samuel.

Lo segundo por su honestidad. Samuel nos dice que es un hombre promedio o del montón y que quedó con una chica de su liga. Chica que en persona le pareció mucho más atractiva que por foto, por cierto.

Hay muchos hombres que son un 5 y que, no sé si es por engañarse a sí mismos y así no tener que salir de su zona de confort, pretenden quedar solo con pibones. Y así, al final ninguna mujer es suficiente y acaban por no hacer nunca nada.

O sí, eventualmente acaban teniendo la suerte de quedar con algún pibón, pero luego en la cita se cagan en los pantalones porque no tienen práctica.

Samuel no se puso excusas y fue a por ello.

Por último, también me ha gustado leer que Samuel no se cortó y la invitó a su casa en la primera cita. Cuando aquí decimos que hay que demostrar que sabemos cómo hacer que las cosas sucedan, no significa que debemos forzar que sucedan, por supuesto que no.

Lo que hay que hacer es demostrar que sabemos de qué va la película y luego, ella ya decidirá si quiere sexo en la primera cita o no.

Al mostrarse Samuel de esta manera en la primera noche, las cosas ya estaban claras desde el principio, y ella solo tuvo que seguir quedando con él hasta sentirse preparada para disfrutar del sexo junto a él.

En cambio, si Samuel no se hubiera atrevido a besarla o a ir a por el sexo, es más que probable que la cosa hubiera acabado en nada. En nada o en friendzone, que para el caso es lo mismo. Porque cuando eres un hombre promedio o del montón y no demuestras en la primera cita que sabes cómo hacer que las cosas sucedan, cuando quieres proponer la segunda, siempre salta el ya conocido por todos: «es que el otro día no hubo feeling… no sentí chispa…«.

Así que, muchas gracias por compartir tu historia con nosotros Samuel y como ya te dije por privado, espero que sigas disfrutando mucho con esa chica.

Y si a ti, que acabas de leer esto, te apetece poder vivir algo parecido a lo que Samuel está viviendo, ya sabes, tienes toda la información sobre nuestro libro en este link-> Cómo ser UN HOMBRE DE ESTATUS.

Un saludo,
Carlos Montoro

Top 3 artículos recomendados

25 comentarios en «De CERO a SEXO en 4 emails»

  1. Enhorabuena Samuel!!

    Y gracias por compartir la historia de que haciendo las cosas bien todo termina en final feliz.

    Sobre todo me ha impresionado el test de las cobras, como les gusta ponernos test. aunque seguro que debe haber algún truquito para distinguir cuando hace la cobra porque no quiere que lo intentes mas y cuando la hace para ver si eso te molesta o eres capaz de seguir intentándolo

    Responder
    • Tobar, el truco es muy sencillo. Si ella te hace la cobra y a partir de ese momento se muestra incómoda y con ganas de salir de ahí, e incluso mira su reloj y dice «uuuyy que tarde es…», entonces es que no es un test.

      Si después de la cobra sigue el jiji jaja y el contacto físico, es un test, tienes que mostrar que esa cobra no te ha afectado en absoluto y lo puedes intentar de nuevo más tarde (por supuesto, siempre dando opción a que ella pueda volver a hacerte otra cobra si quiere (disclaimer para los dictadores de la corrección política)).

      Responder
  2. Yo una vez en una cita si no me llevé 8 cobras no me llevé ninguna. Al rato la chica me dijo de ir a casa y hubo sexo. Como dice Carlos, hay que leer su lenguaje corporal para ver si es «No» o un «Ahora no».

    Responder
    • Yo en la época de la movida madrileña (año 2013), hubo una noche en una discoteca en la que un colega me presentó a una amiga, nos separamos un poco del grupo y a lo largo de la noche me comí hasta 12 cobras, hasta que al final fue ella la que me besó.

      Al día siguiente mi colega le preguntó por whatsapp cómo es que al final se enrolló conmigo, y ella dijo algo como «los tíos normalmente cuando les hago la cobra se vienen abajo, pero este no y nos lo estábamos pasando tan bien juntos que al final no pude evitarlo».

      Una pena que no conserve la captura de pantalla para mostrar sus palabras exactas, porque la verdad es que la chica lo explicó perfecto.

      Y para los fans de la corrección política… con esto no estoy diciendo que haya que insistir 12 veces siempre, sino que todo depende de su reacción. Porque si ella te gira la cara entre risas a la vez que te abraza mientras sigue bailando contigo y no tratar de escapar y volver con los amigos con los que vino aquella noche, no es un rechazo.

      Responder
  3. Me quito el sombrero contigo Samuel, has hecho lo que tenias que hacer, tirarte a la piscina para poder aprender, no hay otra manera.

    Como bien dice Carlos, hemos visto bastantes casos de hombres que toman la red pill pero luego por el motivo que sea no toman acción, y ese es un gran error.

    Lo mejor de la filosofía red pill, en este caso de nuestro libro, es tener una hoja de ruta para saber qué tienes que hacer en cada momento.

    Aunque si te puedo dar un consejo, luego tu ya decides lo que haces, no te eches de novia a la primera mujer con la que tienes éxito, aunque vengas de una etapa de nuncafollismo o pocos resultados.

    Y te digo esto porque si ahora sabes hacer las cosas bien deberías tomarte un tiempo para probar y experimentar y conocer más mujeres y luego ya elegirás con quien quieres estar ;)

    Responder
    • Ya me dijo por privado que también está liadito con todo lo que aprendió en la sesión de Skype, o sea que no se va a quedar parado :)

      Responder
  4. Yo ya tengo el libro desde hace meses, he tenido la oportunidad de practicar bastante y reconozco que lo de las cobras me costó al principio. A pesar de haber leído que en muchos casos son puro test y que si te las hacen es algo bueno, inconscientemente me afectaban muy negativamente. A día de hoy me hacen una cobra y me parto el culo porque sé cómo va a acabar eso. Mi enhorabuena por los primeros resultados Samuel.

    Responder
    • Una vez superas el miedo a las cobras todo se vuelve muchísimo más fácil. Podrá haber final feliz o no, pero el poder ir a una cita sin ese miedo es un gran peso que te quitas de encima.

      Responder
  5. “es que el otro día no hubo feeling… no sentí chispa…“.

    Me ha matado esa frase, la de veces que me han dicho algo parecido y como duele en el pecho.

    Responder
    • Menos mal que ahora ya sabemos que lo que realmente quiere decir es: «no sabes como hacer que las cosas pasen»

      aunque eso no hace que duela menos….

      Responder
      • Mientras todavía no tengas claro cómo hacer que las cosas sucedan (o sea, no lo hayas hecho ya algunas cuantas veces), lo más posible es que sea eso.

        Pero una vez ya dominas el tema, todavía habrá veces en las que no habrá final feliz, y en esos casos la verdad es más dura, y es que no hemos llegado a los mínimos requerimientos físicos. Pero bueno, es lo que hay y hay que asumirlo.

        Responder
    • Sí, es una frase que ha aparecido a menudo en los artículos sobre testimonios de errores y además es el final Default de las citas en first dates

      »No siento que haya habido quimica»
      »No sé, te vi como parado»
      »He estado muy a gusto pero no he notado feeling»

      Responder
      • jajajajajajaja xDDDD.

        Es verdad, se está convirtiendo en un clásico lo de «te he visto muy parao» o «es que no has hablao mucho»…

        Cuando la verdad quiere decir «ni eres un guaperas ni me has demostrado que sabes cómo hacer que las cosas sucedan y así es imposible».

        Responder
  6. Grande crack! Me alegro que hayas descubierto esta comunidad a esa edad. Que no te cuenten tonterías por ahí de que se te pasa el arroz. Tienes la edad perfectísima para un hombre y aun te quedan unos cuantos añitos muy buenos, así que a disfrutar!

    La única cosa que no me han gustado es que le hiciste la cena esa noche jeje, (aunque tengo que mentalizarme que con mujeres de +35 la cosa cambia claro) pero por lo demás todo perfecto la verdad. Y supongo que en ese caso que ya está a punto la tía no es nada malo hacerlo. Así que no he dicho nada XD.
    Pero por favor, un consejazo… no le des demasiada importancia a la tía eh. Sigue disfrutando del sexo con esa pero sigue conociendo más tías constantemente.

    «se lanzó a practicar lo aprendido, a pesar de no estar muy seguro de su juego interno». Esto es algo interesante, que nos ha sucedido a ti, y a mí también y a muchos hombres. Y es que al final todo ese tema de la labia y confianza en ti mismo… es algo más irrelevante. Una tía valora principalmente el estatus, belleza y comportamiento. Si te ha percibido alfa en tu comportamiento, vienes arreglado con ropa que parezca de jefazo y te has hecho seguramente un buen cambio de look para ganar muchos puntos… con eso basta para que te perciba atractivo, no hay más. Al final si ves que alguien te muestra mucho interés la timidez se te acaba pasando y acabas disfrutando y pareciendo que eres extrovertido.

    Un párrafo tuyo Carlos, me ha llamado la atención también: «Hay muchos hombres que son un 5 y que, no sé si es por engañarse a sí mismos y así no tener que salir de su zona de confort, pretenden quedar solo con pibones. Y así, al final ninguna mujer es suficiente y acaban por no hacer nunca nada.»
    Aquí pondré mi caso personal por si puede ayudar. A mí hace tiempo me pasaba esto, que solo quería quedar con pivones y rechazaba todas las mujeres de mi liga o menos. Y esto sobre todo pasa supongo en los chicos jóvenes, y es que claro, tú ves a tus amigos, chicos o bien guapetes o bien que tienen mucho potencial de estatus social (o las dos cosas) y todos tienen sus novias o follamigas lindas y guapas de cojones. Y tú te ves ahí que sólo tienes oportunidades con chicas 1-3 y claro… por orgullo a ti no te pueden ver con una tb2 porque tus amigos te humillarían y se reirían de ti constantemente. Y esto es lo que me pasaba a mí principalmente.
    Pero al final un día estaba harto de eso y me dio por hablar con una chica que estaba 2 ligas por debajo de mí. Y al final no solo lo pasé de puta madre sino que disfruté como un enano y perdí la virginidad, que era la cosa que más me arruinaba la vida, y me hizo el 2018. Así que entendí algo importantísimo.
    Y es que entre eso y lo que vi en el summer camp… vamos, no despreciaría jamás una cita con una mujer sea como sea de físico. Y quien se quiera reír de mí que se ría y que le den por culo. Al final el que va a disfrutar soy yo.

    Joder ha sido una pasada lo de las cobras. Yo personalmente conozco un caso en el que le hicieron 12 cobras a un chaval y acabó en final feliz. Que brutalidad.
    Evidentemente como decías, Carlos, se nota bien cuando es una cobra real y cuando es un test. En mi caso XD las ultimas citas que tuve, me hicieron cobras, y aunque reaccioné bien como en el libro y seguí como si no pasó nada, ellas ya empezaron a buscar irse porque les está esperando una amiga o porque se estaba haciendo tarde XD. (Lo cual también es un triunfo porque no te hacen perder el tiempo ni friendzonearte ni mierdas de esas)
    Y tomo nota. Si te hacen 3 cobras y la chica sigue a gusto… eso acabará bien ;)

    Y por cierto tengo una gran pregunta para ti Carlos, analizando mi última cita fail en busca de errores, no vi errores graves por mi parte, pero estos días le estuve dando vueltas y creo que una cosa que influye mucho es que las llevo a un local en el que todo parece muy íntimo y muy bien decorado. Solo se ven dos o tres parejitas por ahí (de hecho es que parece un sitio al que llevar a una pareja XD) y es muy oscuro e intimo. El local quizás influye y les hace subir las defensas demasiado. (si quieres te paso fotos por privado) Mientras que en el Colors se notaba la cosa bastante mejor por su parte y allí de hecho ligué. Ya que es más informal y tal y no tan íntimo. Esto le he dado muchísimas vueltas. Que a lo mejor es cosa mía pero no se tío. Me da que pensar.
    A mi me gusta ese local que te digo porque solo hay sofás y además no se llena nunca. Pero es que creo que no lo veo adecuado la verdad. Lo intuyo de alguna manera.
    Y también te añadiría como pregunta que qué harías si vieras que la tía con la que quedas de repente dice que quiere un te o un batido y nada de alcohol (y encima intolerante al azúcar y lactosa XD vaya cojones) Eso también es muy limitante para el hombre promedio y del montón el hecho que una chica no beba alcohol verdad.

    Responder
    • Preparar una cenita en casa, Carlos, en la segunda (o en este caso tercera) cita es una muy buena opción. Tú haces la inversión de preparar la cena, pero ella hace la inversión de ir directamente a tu casa, la cual es una inversión mucho mayor. Evidentemente, el que ella vaya directa a tu casa no asegura nada, pero ella no iría si no pensara que hay bastantes posibilidades de que le apetezca un final feliz esa noche.

      Por otra parte, el tema de lo que digan los demás es algo que tenemos tannnnn superado y desde hace tannnntos años que es que ya ni siquiera me lo planteo. Por eso ni lo mencioné más arriba. Pero sí, entiendo que hay tíos a los que les importa mucho el qué dirán. Sin ir más lejos, España está llena de hombres de físico 10 que hacen lo que tú ya sabes en secreto.

      Y sobre el local, puede que estés en lo cierto. Así que yo lo que te diría es que vuelvas al colors, que allí hay un ambiente muy variado (de gente joven).

      Y bueno, yo es que antes de quedar ya propongo directamente tomar una cerveza o un mojito, y si me dice que no le mola la idea y que prefiere un té en la tartería, directamente ni quedo xD.

      Responder
  7. Enhorabuena Samuel! que sea el primero de muchos mas éxitos con las mujeres! o de una relación satisfactoria si es lo que deseas :)
    He visto que hablais mucho de las cobras, y me gustaria comentar algo:
    Hace poco comenté en otro artículo que habia quedado con una chica varias veces y pese a dejarme darle besos, abrazos, acariciar muslo, nunca me lance por que no vi la oportunidad.
    Pues hubo otra cita mas, donde directamente me dejo comerle el cuello, tocarle el culo, pero no había forma humana de poder besarla, aún asi me lance, y recibí dos buenas cobras. Me lo tome con humor y seguimos charlando y riendo y pasándolo bien.
    A los 4 dias volvimos a tener una cita, y volvi a lanzarme, y otra cobra, y tal como la hizo pues empeze a reirme, que remedio, y la verdad que me lo tome con mucho humor. Total, 2 minutos después, ya nos estabamos liando.
    Fue la primera vez que vi claro lo que contais, ya que después de 3 cobras, en dias diferentes, conseguí besarla. Añadir que en ninguna de las cobras se mostro incómoda o queriendo largarse corriendo de allí, sino que siguió con la misma actitud incluso mas cariñosa.
    Así que como se ha comentado, a veces una cobra es hasta buena señal si ves que no deja de ser cariñosa etc.
    A todo esto, que opinais de una chica que tarda tantas citas en dar la oportunidad de besar, incluso rechazando? Creeis que solo busca validación? Es que es una duda que tengo, ya que hoy dia es muy raro llegar a una 2 cita sin besarse.
    Un saludo!

    Responder
    • Vaya Carlos, no sabes cuánto me alegro de que pudieras tener una oportunidad más y que pudiera haber final feliz con aquella chica. Espero que a partir de ahora lo veas todo mucho más claro y que siempre lo intentes.

      Intentándolo, ya sea por el final feliz para los dos o por ahorrar tiempo y dinero, ganamos siempre.

      Sobre tu pregunta, la verdad es que no sé muy bien qué decirte. Yo desde luego no ha vivido ningún caso así, y tampoco recuerdo eso de que la chica te haga la cobra y luego quiera volver a quedar… Lo único que se me ocurre es que, como dices, ella en esa cita te hizo dos cobras, a lo mejor pensó en besarte a la tercera (o a la cuarta) y tú no lo intentaste lo suficiente.

      Yo la verdad, prefiero intentarlo a cada rato hasta que una de dos, que finalmente haya beso o que aparezca el «uy mira que tarde es…».

      Responder
  8. Yo con una chica hubo una vez que también me comí yo no se cuántas cobras, pero estaba convencido de que yo le gustaba, y además lo hacía riéndose, casi como cachondeandose a ver cuántas veces podía intentarlo. Ya al final me puse un poco más seriote en plan tu te lo pierdes y ella por su manera de comportarse casi suplicara que lo fuera a intentar, esta vez la sujeté firme (en el límite de la correción política) y a partir de ahí todo muy fluido, ya que estaba en lo cierto, le había gustado mucho.
    Por cierto, me gustaría preguntar por locales recomendados por compis para tener citas en Sevilla…

    Responder
    • Espero que todos estos comentarios estén haciendo reflexionar a todos los de «no la intenté besar porque no vi la oportunidad…».

      Las oportunidades hay que crearlas y luego, si hay cobra, es cuando de verdad empieza el juego.

      Y por si hacen falta más disclaimers para los dictadores de la corrección política, a lo que nos referimos es a que hay que intentar besar, pero siempre dando la oportunidad de que ella rechace ese beso.

      Y por supuesto, ella puede terminar la cita en cualquier momento y, si lo hace, en ningún caso hay que tratar de impedirlo. Cuando ella dice «uy que tarde… me tengo que ir» es el GAME OVER y NEXT.

      Responder
  9. Hola que tal , mi pregunta no tiene nada que ver con el tema o en parte,la verdad no sé.
    Soy un 8 en mi pais porque muchas personas me dicen «que guapo», «que bonito», en la universidad las chicas vienen a hacerme la conversacion y por eso he tenido varias novias si no fuera por eso creo que nunca le habria hablado a alguna mujer nunca he sido yo quien de el primer paso.
    Como podria mejor en ese aspecto ?
    A y la otra es en las fiestas , lo mismo llamo la atencion porque casi siempre soy el mas alto (mido 1.85 y eso en mi pais es ser bastante alto) el problema es que todad las chicas me miran con cara de sacame a bailar o cosas asi , que me aconsejarias que empieze a mejor mi parte social con las mujeres y a aprender a bailar? Un saludo.
    Muy buen articulo y me alegro por Samuel.

    Responder
    • Pues Erito, si las chicas te miran con cara de querer que las saques a bailar, lo que tienes que hacer es… sacarlas a bailar.

      No hay más.

      El problema lo tenemos los que las chicas nunca nos miran de esa manera, y por eso tenemos que buscar la manera de hacer que las cosas sucedan.

      Responder
  10. El problema es justo eso que soy muy torpe al bailar por eso me da verguenza sacarlas , por mas que yo sepa que quieren que las saque
    Cuando intento sacarlas un poco mas y me cago en los pantalones xd ,lo mismo me pasa al hablarle a cualquier chica desconocida por mas que reaccionen de buena manera al verme , solo me queda mejorar en esos aspectos
    Recien tengo 20 xd y estoy siguiendo todos los consejos del articulo que escribieron.
    Gracias por responder.

    Responder

Deja un comentario

Cómo ligar con chicas españolas

Descarga Gratis LA VERDAD: Por qué parece tan complicado ligar con mujeres españolas (y por qué realmente NO lo es)