¿Crees que las mujeres notan que NO tienes experiencia sexual?- Si es así lee esto

Estamos justo en el ecuador de la preventa de nuestro nuevo libro La guía definitiva para una primera cita perfecta y hoy, vamos a hablar de una de las cosas más importantes a la hora de hacer que las cosas sucedan en la primera cita.

Y para explicarte a qué me refiero, voy a valerme de un ejemplo que ya utilizó Bobby Río en su día, el cual me pareció muy acertado.

Seguro que recuerdas la película Virgen a los 40, pero por si acaso todavía no la has visto, trata sobre Andy (Steve Carell), un hombre de 40 años que, como ya te habrás imaginado, todavía es virgen. En la peli vemos cómo los colegas de Andy descubren su situación y, como buenos colegas que son, vemos también cómo se ponen manos a la obra para ayudarle a perder la virginidad.

Pues bien, de lo que quería hablarte concretamente es de la escena en la que se descubre que Andy es virgen.

Una noche, mientras los chicos estaban jugando al poker y contando sus últimas experiencias sexuales, le preguntan a Andy por su experiencia sexual más loca. Entonces Andy, como todavía es virgen y no quiere que sus colegas lo sepan, lo que haces es inventarse una historia…

Pero claro, cuando no tienes ningún tipo de experiencia sexual, cualquier cosa que te inventes va a sonar ridícula e inverosímil. Mientras Andy va contando se pueden ver las caras de incredulidad de sus colegas, pero el mejor momento llega cuando Andy dice que cuando tocas unas buenas tetas, es como si estuvieras tocando dos sacos de arena…

Ahí es cuando a sus colegas ya no les quedan dudas y le dicen “¡¡¡OHH DIOS, TODAVÍA ERES VIRGEN!!!”.

Esto mismo lo puedes ver en First Dates a diario

Si te digo la verdad, hace ya tiempo que no veo First Dates. En realidad ni siquiera sé si lo siguen emitiendo, pero bueno, lo que te iba a contar es que, en la época en la que veía el programa, pude ver en él situaciones similares en multitud de ocasiones.

Y no, no me refiero a que los chicos que fueron al programa a buscar el amor fueran todavía vírgenes, porque seguramente la mayoría no lo eran, pero por su forma de comunicarse, lo que quedaba muy claro es que no tenían demasiada experiencia sexual. Y el problema de esto es que en estos tiempos postmodernos que corren, cuando ella se percata de que no tienes experiencia sexual, GAME OVER.

¿Qué mujer se sentiría atraída por un hombre promedio o del montón al que se le nota que no tiene experiencia sexual?

Ninguna.

Estas situaciones se daban cuando el programa animaba a uno de los participantes, a veces a la chica y a veces al chico, a que hiciera preguntas sexuales en su cita. Y lo bueno de esto era que, si te fijabas, siempre eran los hombres los que hacían que la situación se pusiera incómoda.

Si era el hombre el que sacaba el tema del sexo, siempre lo hacía de una manera en la que ellas se ponían muy incómodas. Se podía ver a las pobres chicas tratando de cambiar de tema y, si el tío no se daba por aludido y se ponía hablar sobre cosas sexuales, había veces que hasta daban ganas de cambiar de canal por lo incómodo que se ponía todo.

Pero es que si era ella la que sacaba el tema, la cosa no era mejor. Era el tío el que se sentía incómodo e intimidado por estar hablando con una chica que, se notaba, tenía mucha más experiencia sexual que él. Y cuando las chicas se percataban de eso, lo que hacían era indagar y poner en evidencia al pobre hombre, que seguramente en toda su vida solo había tenido sexo con una mujer (su ex) y siempre en la postura del misionero.

Debes saber cómo hacer ambas cosas

Si en una primera cita lo has hecho todo bien, es decir, has hecho que ella se sienta cómoda, has despertado sus emociones, has llevado a cabo la escalada física y la has besado, si haces que surja el tema del sexo y haces que ella se abra en este aspecto, se sienta cómoda y se implique en la conversación… el final feliz estará más cerca que nunca.

Y es que es así, si os habéis gustado, os habéis besado, os habéis puesto a hablar sobre sexo y os habéis puesto calientes, ¿por qué no hacerlo?

Pero claro, es muy importante que sepas cómo introducir el tema del sexo en la conversación, de manera que ella se implique y en ningún momento se sienta incómoda.

Y por otra parte, también es importante que sepas qué decir cuando ella empiece a contarte sus locas experiencias sexuales vividas en estos últimos 4 años de liberación sexual. Porque si cuando ella te pregunte, empiezas a contarle una historia inventada como la de Andy en Virgen a los 40, te lo aseguro, la cosa no va a acabar bien.

¿Cuál es la solución?

Como ya te estarás imaginando, la encontrarás en nuestro nuevo libro.

En La guía definitiva para una primera cita perfecta vamos a compartir contigo nuestras mejores rutinas (historias que puedes memorizar), para hacer surgir el tema del sexo de manera natural. Al usarlas, ella pasará de estar hablando de sus últimas vacaciones en Italia a contarte sus fantasías sexuales más íntimas, y sin darse cuenta ni cómo ha acabado haciéndolo.

Simplemente sentirá que el tema del sexo ha surgido en vuestra conversación porque entre vosotros hay una gran conexión sexual, lo cual, por cierto, lo más seguro es que sea verdad.

Y por otra parte, por si eres un hombre que no ha estado con muchas mujeres en su vida o que no ha probado cosas muy diferentes, también vamos a compartir contigo unas cuantas historias sexuales que podrás utilizar, para que cuando ellas te cuenten sus experiencias disfrutando de la liberación sexual, tú no te quedes en blanco, y que tengas cosas que contar hasta que, de verdad, hayas podido vivir historias de ese estilo.

Y lo dicho, cuando ya os habéis besado y todo va de maravilla, si haces surgir el tema del sexo y os ponéis a hablar sobre vuestras experiencias, fantasías y deseos sexuales, de ahí a hacerlo realidad, solo hay un paso.

Esta es una de las claves para hacer que las cosas sucedan.

Si quieres más información, ya sabes, la tienes toda en:

https://www.comunidadredpill.com/cita-perfecta/

Un abrazo,
Carlos Montoro

Top 3 artículos recomendados

Cómo ligar con chicas españolas

Descarga Gratis LA VERDAD: Por qué parece tan complicado ligar con mujeres españolas (y por qué realmente NO lo es)