¿Qué atrae a las mujeres? Si quieres saberlo, no le preguntes a ellas (Historia REAL)

Es de sentido común. Si lo que quieres es saber qué es lo que atrae a las mujeres, lo mejor será preguntárselo a ellas directamente, ¿no te parece?

ERROR.

Nunca tengas en cuenta lo que las mujeres dicen sobre qué es lo que les atrae en un hombre.

Y si nunca les has preguntado, te recomiendo que te registres en Meetic y que leas algunos perfiles de mujeres al azar. Busca el apartado en el que ellas cuentan cómo es el tipo de hombre que les gustaría conocer y verás que casi todas repiten básicamente el mismo discurso.

Casi todas dicen que lo que están buscando es un hombre sincero, atento, romántico, sensible, detallista, fiel, que las haga reír, que le guste viajar, etc.

Pues, ¿sabes qué?

Todo eso es FALSO.

Y no me entiendas mal, no estoy diciendo que las mujeres quieran mentirnos. Lo que ocurre es que la atracción es un proceso emocional e inconsciente, por lo que, a no ser que ella haya estudiado un poco sobre psicología de la atracción, lo más seguro es que su idea sobre qué es lo que le atrae en un hombre no se ajuste en absoluto con la realidad.

Entonces, si tú le preguntas a una mujer qué es lo que le atrae en un hombre, lo que ella te responderá es lo que piensa que le atrae. No lo que le atrae realmente. Porque eso, ni siquiera lo sospecha.

¿Tiene sentido?

Mejor vamos a verlo con un ejemplo.

Una historia REAL con la que lo entenderás todo a la perfección

Esta es una historia real, pero vamos a imaginarnos que el protagonista eres tú.

Imagínate que le preguntas a Sara, una compañera de trabajo de la que llevas un tiempo enamorado en secreto, cómo sería su hombre ideal. Ella te responde que su hombre perfecto sería un hombre sincero, atento, romántico, sensible, detallista, fiel, que le hiciera reír, que le gustara viajar, etc.

Entonces, como sabes que Sara nunca te mentiría, tú asumes que todo lo que te ha dicho es cierto y a partir de ese mismo momento empiezas a comportarte como ese supuesto «hombre perfecto» que te ha descrito y que tanto desea encontrar.

Todos los días llamas a Sara para preguntarle cómo está. Intentas pasar más tiempo con ella. Siempre estás disponible si ella necesita cualquier cosa porque lo único que deseas es complacerla. La sorprendes con regalos y cenas inesperadas que le encantan. Parece que cada vez estás más cerca de que sea tu novia.

Y así sigues durante bastante tiempo, hasta que llega un día en el que decides que ya no puedes esperar más. Ya le has demostrado de sobra que eres su hombre perfecto y vas a declararte.

Reservas una mesa en el mejor restaurante de la ciudad, porque como hombre detallista que eres quieres que sea la noche más perfecta y romántica de vuestras vidas. Y aunque te va a costar un riñón, a ti te da igual porque sabes que es lo que ella siempre ha deseado.

Ha llegado el momento. Te vas a declarar…

Tenéis una cena maravillosa a la luz de las velas, os reís mucho, lo pasáis muy bien y, al final, cuando ya estáis brindando con una botella de champagne del bueno, por fin te lanzas:

Sara, estoy enamorado de ti desde el momento en el que nos conocimos y me gustaría que saliéramos juntos…

Así de directo.

Has sido todo lo que ella dijo que buscaba en un hombre y, aunque estás un poco nervioso por la situación, en tu interior tienes casi la certeza de que su reacción será muy positiva y que esa misma noche iniciaréis vuestra relación.

Sin embargo, ella responde…

Lo siento, te tengo muchísimo cariño… pero solo te veo como un amigo. Además, no me gustaría que estropeáramos esta amistad tan bonita que tenemos… ¡Nunca pensé que pudiéramos llegar a ser tan amigos!

WTF!

No te esperabas para nada esa respuesta y te vienes muy abajo. Te quieres morir, que se te trague la tierra o que venga el fin del mundo. Que pase cualquier cosa que te pueda sacar de ahí. Y todo mientras te preguntas a ti mismo— Si me he comportado como su hombre perfecto, ¿qué cojones ha podido fallar?—.

Terminas la noche como puedes, te despides de ella de la forma más incómoda posible y te vas a casa a echar la lágrima.

Pero ojo que la historia no acaba aquí.

La noche en la que se descubre toda la verdad

El fin de semana siguiente tenéis cena de empresa junto a todos los compañeros. Aunque al principio de la cena todavía te sientes un poco incómodo por lo que pasó la última vez que os visteis a solas, unas copas de vino ayudan a que todo vuelva a la normalidad.

Sin esperártelo, te vuelves a encontrar divirtiéndote y de risas con Sara. Incluso piensas que si la noche se alarga podría llegar a pasar algo entre vosotros.

¡La cosa pinta bien!

Cuando termináis de cenar ya vais todos bastante entonadillos, porque ya se sabe, en este tipo de cenas el vino corre como si fuera agua. Salís del local y la mayoría se quieren volver ya a casa, mientras que los más valientes deciden continuar la noche, entre ellos Sara. Tú les acompañas, claro.

Ella nunca había estado tan simpática contigo, y sientes que esa noche podría ser tu noche.

También os acompaña José, el guaperas del grupo. Un tío que siempre está contando cómo se liga a las tías prometiéndoles amor eterno y cómo después de echar un polvo desaparece como si fuera un ninja tirando una bomba de humo. Pero Sara siempre dice que José es un cabrón de mierda y que le dan muchísimo asco los tíos como él. Así que no te preocupa.

Llegáis a la discoteca y no te despegas de Sara. Te da la sensación de que hay cientos de tíos tratando de ligar con ella, pero tú haces bien de escudo protector.

Lo pasáis bien, bailáis e incluso os alejáis unos metros del resto del grupo. Estáis un rato a solas y aunque las risas y la diversión continúan, tú no acabas de decidirte a besarla porque todavía no lo ves del todo claro, ¡vaya!

En un momento dado sucede algo inevitable, sientes la llamada de la naturaleza y aunque intentas aguantar todo lo posible, llega un momento en el no puedes más. Necesitas ir al baño. Se lo dices a Sara y te vas como un tiro, sabes que la discoteca está llena de buitres y no quieres que ninguno vaya a entrometerse entre vosotros.

La sorpresa final…

Tardas exactamente tres minutos. Ni siquiera te lavas las manos porque piensas que si te demoras 20 segundos más alguno de los chicos malos de la discoteca podría acercarse a molestar a Sara. Así que terminas de mear y vuelves también como un tiro.

Y al llegar, no te puedes ni creer lo que están viendo tus ojos…

Sara se está enrollando con José. Pero a muerte. De la manera más sexual que hayas podido ver en toda tu vida… ¡y con José! El tío que presumía abiertamente de mentir a las mujeres para conseguir sexo con ellas, el tío al que Sara siempre llamaba “cabrón de mierda”, el tío que ella siempre dijo que jamás dejaría que le tocara ni con un palo.

Y se están besando como si no hubiera un mañana.

Ahora sí que la venida abajo es brutal.

¿Qué demonios ha pasado?

¿Por qué Sara rechazó su “hombre perfecto” y luego se enrolló con el tío que siempre dijo que le repugnaba?

Esta es la verdad.

Las mujeres no son conscientes de que lo que piensan que les atrae en un hombre, poco tiene que ver con lo que realmente les atrae.

Y ojo, no te estoy diciendo que a las mujeres no les gusten los hombres sinceros, atentos, románticos, sensibles, detallistas y fieles, ¡claro que les gustan! Lo que te estoy diciendo es que todas estas cualidades no crean ningún tipo de atracción en ellas, y solo funcionarán a tu favor cuando tú a ella ya le gustes.

Si le muestras todas estas cualidades antes de haber creado atracción = SOLO AMIGOS.

Entonces, ¿qué es lo que realmente atrae a las mujeres?

Solo son dos cosas: Belleza física y estatus social.

Y si tú, al igual que nosotros, no has tenido la suerte de que te toque la lotería genética, vas a tener que ponerte a trabajar en tu estatus cuando antes. ¿Cómo? No te preocupes, te lo contamos TODO desde aquí.

Carlos Montoro
Autor del libro Cómo ser un hombre de ESTATUS

¡Un momento! ¿Cómo has llegado hasta aquí?.. No deberías estar leyendo esto...

… porque si lo estás haciendo, significa que estás leyendo mi contenido directamente desde la web… y no desde tu email, donde debería ser.

Créeme, lo que has visto aquí no es nada. Mi mejor contenido lo guardo solo para mi lista de suscriptores. 

3 veces a la semana envío consejos y reflexiones sobre cómo ligar en España. Y cada día que estás fuera, es un día que te lo estás perdiendo.

¿Te apetece probar?
Te apuntas aquí abajo con un click.

¿Que lo pruebas y no te gusta?
Te das de baja con otro.

43 comentarios en «¿Qué atrae a las mujeres? Si quieres saberlo, no le preguntes a ellas (Historia REAL)»

  1. Dios es que esto mismo me ha pasado varias veces, me cago en la puta!

    Macho como lo claváis en cada post, pero no tenia ni idea de cual era el motivo, gracias por publicar esto

    Responder
    • Es que es de esas cosas contraintuitivas. Nosotros pensamos que lo estamos haciendo bien, cuando la verdad es todo lo contrario. Por eso son tan necesarias las webs como esta.

      Responder
  2. Soy más o menos como una mujer desea que sea un hombre, educado, respetuoso, extrovertido, emprendedor, atractivo, de imagen e higiene cuidada y aquí estoy…..buscando una follamiga sin compromiso.

    Y todavía sigo buscando jajajaj

    Responder
  3. La verdad es que no son tontas: les gustan cocineros”cocinillas”, manitas, activos, emprendedores, románticos, buenos padres, que se ganen la vida, buen listener y algo chistoso “de vez en cuando”. Podeis añadir al artículo, que tenga super poderes, y entonces sólo podría ser superman.

    Responder
  4. Buenas tardes!! Lo habéis clavado.
    Es lo que suele pasar si eres del montón. Por suerte o por desgracia me paso algo parecido, y me ha recordado a ese momento en el que me sentí como un pardillo y preguntandome……¿Que ha pasao? Si estaba hecho! Jeje bueno en fin hace mucho de eso. Buen aporte! Teneis toda la razón, y lo he podido comprobar .Un abrazo.

    Responder
    • Yo también lo viví hace ya muchos años, y creo que somos muchos los hombres a los que nos ha tocado sufrir algo parecido. Por suerte, los que estamos en esta página ya sabemos qué fue lo que falló y por qué no fuimos el hombre que Sara eligió :)

      Responder
  5. A mi me pasó eso una vez, y esa es la razon por la que estoy tratando de mejorar cada día, gracias por publicar este tipo de articulos, sí que tienen un buen nivel de experiencia

    Responder
    • Cada vez somo más. A ver si se siguen sumando hombres que vivían engañados por MATRIX y que después de tomar la pastilla roja lo ven todo calirísimo :)

      Responder
  6. Máquinas. Siguiendo estos consejos tan buenos pronto finalizará nuestra búsqueda de encontrar follamigas. Yo siempre he sido un chico que buscaba el amor romántico y tratar a las mujeres como diosas y es te da igual que midas 1,90 y tengas barba y cuerpo gimnasio jajaja. Siempre te dirán «eres un buen chico.» «Eres un buen amigo.» Como mínimo tienes que ser un tío 9-10 de cara para que te acepten como novio o follamigo jaja.
    Al menos no caí en el error de invitarlas a cenas caras, pero más «chico bueno» que yo no se podía ser. Me da lástima mi yo del pasado y me río de él jajaja. (Por cierto y del Kino ya ni hablamos jajaja. Dos besos en la mejilla y ya jajaja. Y hablar de sexo lo tenía prohibido. Qué grande vuestro libro CFPC jajaja.)

    Responder
    • Buenas Carlos, si mides 1,90, tienes cuerpo de gym y barbaza y no estás follando te voy a tener que dar unas collejas jejeje hay que reconocer que si eres guapo pero haces el hielacoños (ser un buenazo) ellas te van a tratar como lo hacen con los hombres feos o del montón, es un hecho. Y tampoco tenemos que confundir ser buena gente con nuestros amigos, familia, compañeros de curro o estudios, etc, a ser «buenos» con ellas, y con ser bueno me refiero a conentarla, hacerle caso en lo que nos piden, etc, creo que cuando empieces a mirar por ti mismo en vez de por ellas (que no es ser un cabrón) se van a empezar a sentir muy atraídas por ti y todas tus armas van a funcionar perfecto ;)

      Responder
      • Jajaja que gracia me ha hecho. Pues David, si no estoy follando es porque estoy en España, en Madrid, donde las nenas, preciosas todas ellas van de divas y ni te miran a la cara. Si acaso si eres Cristiano Ronaldo quizás (y solo quizás) te devuelvan un «Hola». Jajajaja.
        Pero sí, me vas a tener que dar esas collejas si me ves un día por la calle. Pero poco a poco me voy curando esa «enfermedad» de ver a la mujer como una diosa perfecta y preciosa y superior a cualquier hombre del planeta. (Créeme he mejorado mucho mi actitud) Porque al fin y al cabo siempre estaba contribuyendo al club de los «huelebragas» jajaja, y eso nos perjudica a todos los hombres. Y como siga esta epidemia hasta vuestro amigo guaperas Juan va a comer mierda a capazos jajaja.

        Y en cuanto a lo de buenazo, también lo intento mejorar, pero hay algo muy importante: CALIBRAR. Esa es la palabra que necesito grabarme en la cabeza, porque en un intento de dejar de ser el chico bueno fui un cretino y prepotente con una chica y me dejó de hablar para siempre. Jaja. Me pasé de cretino jaja. Me hizo mucha gracia una frase de Jason Capital que decía: «Cada día cuando me levanto ya estoy pensando que soy el cabrón más intenso del planeta.»
        Esta mentalidad hay que aplicarla sin pasarse o ellas se irán de tu lado para siempre o te tratarán mal.

        Muchas gracias por todos vuestros consejazos, me encanta cada post que ponéis.

        Responder
        • El resumen que te puedo decir, es que tienes que dejar de pensar en si ellas van de divas o van de super majas, en realidad si o tienes buen físico (como es tu caso) o muestras un buen estatus social (comportamiento) DA IGUAL que ellas actúen de forma repelente porque cuando esté contigo inconscientemente va a actuar de otra forma, es decir, cuando se sienta atraída hacia ti va a estar muy maja, muchos jijij jajaja y la vas a notar encantadora. Lo de ir de diva perdonavidas es un mecanismos de autodefensa, una máscara que se ponen para quitarse de encima los hombres Beta, que hay a patadas.

          Y por último, no caigas en el error de actuar como un cabrón, porque hay mucha leyenda urbana sobre esto, lo que mejor funciona es ser juguetón, no putearla a posta, espero haberme explicado ;)

          Responder
    • Es que lo de ser un cabrón suena como mal, parece que es putearla aposta y no es eso, quizás lo más acertado sería comportarte con ella como ese niño del colegio que jugaba con ella, picándola levantándole la falda y tirando de las coletas, partiéndote de risa, marchándote cuando te apetece, ese tipo de comportamiento juguetón (no tienes que hacerle esas cosas) sino tratándola como que no te importa, porque cuando tienes opciones, no te importa que pase de ti (pero no lo hará, se mostrará muy interesada)

      Responder
      • Osea que tengo que ser juguetón pero cuando vea que tengo opciones? O antes tambien? Cuando se que tengo opciones o si estoy perdiendo el tiempo?
        Gracias por responder a tanta chapa mia jejeje un saludo!!

        Responder
        • Si a la mujer no le atraes da igual lo que hagas que no va a funcionar, las cosas que nosotros contamos funcionan SIEMPRE pero cuando la chica ya se siente atraída por ti, ya sea porque eres guapo o por tu comportamiento de hombre de estatus, una vez que la atraes, es mejor ser juguetón, como pasota, más que cabrón con ella.

          ¿cuando vas a saber que tienes opciones? muy simple, cuando hagas o digas algo y ella reaccione activamente mostrando que quiere impresionarte, si la igual lo que hagas o digas, estás perdiendo el tiempo, pero porque no has generado atracción.

          Responder
  7. increible crack!… tengo una duda!
    pero tu dices que lo que importa es el aspecto fisico y el estatus social y eso no estoy de acuerdo… he podido comprobar que q la mentalidad, actitud, varonilidad,etc es lo q atrae a las mujeres…

    Responder
  8. Pero eso es normal la atracción se da ha nivel inconsciente por eso se sabes seducir vas a generarle atracción sin que ella se de cuenta

    Responder
  9. También ocurre cuando eres un tío atractivo y le atraes, pero no has escalado a tiempo. Me han levantado alguna tía en el pasado por no escalar cuando tocaba y me las han levantado tíos con menos valor sólido que yo, pero que aprovecharon los estados de ella.

    Responder
  10. yo en ese caso no haria una «declaracion directa» sino que dejaria que las cosas fluyeran solas y le agarraria la mano y despues intentaria besarla. Si me hace la «cobra» ya comprendo que no quiere nada conmigo.

    Responder
    • ERROR Carlos! si te hace la cobra y se marcha es que NO quiere nada contigo, pero si te hace la cobra y se ríe o se queda, es un test y quiere que sigas intentándolo, quizás hasta te haga la cobra un par de veces más pero al final acabarás besándola.

      Responder
  11. Hola soy victor, soy de venezuela y sigo la redpill desde hace 2 años y es brutal todo lo que he visto hasta ahora, jamas en mi vida habia leido tantas cosas que auque no me lo crea todavia es 100%REAL.

    Quiero dar gracias a el sujeto creador de todo esto que me a caido del cielo, cada articulo publicado es realmente la verdad y me ha servido bastante, haciedo referencia a lo que dijo Carlos sobre que las mujeres siempre van de divas, aqui pasa bastante pero cuando ven que uno se le acreca a saludarla y le habla con confianza se ponen receptivas termino medio (simpaticas, sonrientes y dejan que nos despidamos dandoles un beso en la mejilla (aqui en venezuela a la mejilla se le llama cachete) pero no te dan ninguna esperanza de establecer por lo menos una ralacion amistosa), o si uno le gusta por el aspecto fisico presentable y comportamiento de status, tambien pasa que dejan que las besen en la boca.

    Lo que mas me intriga es que siempre he querido saber como hacer un abordaje en frio, me pasa mucho que estoy en la calle o en una fiesta o alguna plaza y veo una chama( aqui les decimos chamas a las mujeres, asi como ustedes les dicen tias) y quiero hablar con ella para saber su nombre y conocerla, pero me atacan los nervios y no lo hago, o voy y hablo con ella pero no puedo disimular que estoy nervioso y hago el ridiculo, me gustaria que me aconcejaran con este tema para no seguir desaprovechando las oportunidades de quedar bien con ellas al verlas y querer conocerlas.

    Responder
    • En nuestro país el abordaje en frío para los hombres que no sean guapos está prohibido, y en muchos países posmodernos ya es incluso delito de odio (Francia por ejemplo).

      Así que poco podemos ayudarte ya con el tema del abordaje en frío.

      Responder
  12. Muy bueno, igual que tus otros articulos.
    Sigue adelante con esté proyecto, me da gusto aprender de tú experiencia y conocimiento.

    Responder
  13. Ostia, me ha pasado exactamente lo mismo. Fui un momento al baño con un amigo por que queria hablarme de que se habia liado con una. Y al volver me encuentro a la chica que me gustaba y llevaba toda la noche con ella liandose con un pringao. Me cague en los muertos de mi amigo. Pero yo alguna vez yo tambien se la he echo a otro que fue al baño un momento jajaja.

    Responder
    • Julian, lo primero que hemos dicho de José es que es el guaperas del grupo, que se liga a todas las que quiere por su aspecto físico.

      Responder
  14. Que gran articulo este. Tuve un antes y un después luego de leerlo. Estas cosas deberían enseñarlas en la escuela a ver si uno no hace luego tantas guanajadas q terminan por hacerte sentir mal. Gracias por existir.

    Responder
    • En la escuela, al menos en España, lo único que se enseña son mentiras políticamente correctas. y claro, así va el país.

      Responder
  15. Respecto a esta frase : <>.

    Entiendo que con cuentagotas, por la salud de una relación. De otro modo es totalmente contrario al estatus ¿no creéis?

    Responder
  16. “si quieres saber que les atrae , no le preguntes”. Me recuerda a la frase de
    “La presa nunca te dirá cómo cazarla “
    Y es totalmente cierto , nunca te dirá ,solo debes ser un excelente cazador . Buen artículo saludos

    Responder

Deja un comentario